Psicología en el fútbol: de tabú a herramienta indispensable

Psicología en el fútbol: de ser tabú a una herramienta indispensable
Compartilo

La depresión y la ansiedad, entre otras patologías del jugador son algunas de las causas que llevaron a la psicología a ser parte del entrenamiento.

El ambiente del fútbol siempre se caracterizó por ser un lugar de altísima exposición. Si un jugador es talentoso y adquiere fama, rápidamente es tapa de los diarios y está en boca de todos. Conocemos sus orígenes, su técnica, la posición donde mejor rinde o con que pierna le pega mejor. Sin mencionar el agregado de las redes sociales, donde expone su intimidad y hace que lo conozcan fuera de la cancha.

Sin embargo, las emociones y pensamientos que tiene cada futbolista son una incógnita. El tema de la psicología pasa desapercibido y al ser muy disimulable dificulta determinar, exteriormente, que pasa por la cabeza de un jugador profesional. Algunas veces, se llega tarde al problema y ocurre un episodio vinculado a la depresión o la ansiedad, del que no hay vuelta atrás. Y es a partir de estas tragedias que su inclusión en el mundo del deporte -especialmente el fútbol- ha ido creciendo con el paso de los años. Los prejuicios quedaron atrás.

Santiago “Morro” García, Mirko Saric y Sergio Schulmeicer: los casos más emblemáticos que llevaron a repensar la inclusión de la psicología en el fútbol de nuestro país

Según una investigación de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro), el 38% de los jugadores sufre de depresión o problemas psicológicos. Especialmente los que sufrieron lesiones graves, porcentaje que es mucho más bajo para la población en general: del 13 al 17%.

Y en 2020, con la pandemia y el confinamiento, el mismo ente advirtió que los efectos del confinamiento, a raíz de la pandemia del coronavirus, incrementó el porcentaje de trastornos depresivos o ansiedad ante la falta de competencia. Sobre un total de 1.602 futbolistas profesionales, el 22 por ciento de las mujeres y el 13 de los hombres padecieron trastornos de este tipo.

A principios de este año, el fútbol argentino se vio sacudido con la noticia del suicidio de Santiago “Morro” García, delantero estrella e ídolo de Godoy Cruz de Mendoza. Un jugador caracterizado por su carisma, tanto dentro como fuera de la cancha, del que jamás se hubiese imaginado que tendría este desenlace. La principal hipótesis apuntó a que el charrúa estaba bajo medicación por efectos depresivos. Esto, debido a que no podía viajar al Uruguay para ver a su familia. Sumado a que había quedado relegado en el “Tomba” y se le buscaba una salida. Su trágica muerte, sacó a reflote la importancia de la psicología y la contención que se necesita en los clubes.

En las últimas semanas, varios jugadores del fútbol uruguayo lamentablemente han sido noticia semana tras semana al conocerse la noticia de que se han suicidado. Todos, relacionados a la depresión.

“Los jugadores no somos robots, no estamos hechos de acero. Nos pasan cosas”.

Santiago “Morro” García en dialogo con TyC Sports. Junio 2020.
La psicología y el caso más reciente: Christian Eriksen, jugador de Dinamarca, sufre un paro cardíaco en medio del partido y es asistido. Tras ello, sus compañeros recibieron contención

Desde la FIFA, el ente máximo del fútbol, se han comenzado a construir sistemas de apoyo que ayuden a la salud mental del deportista. Pero es algo que todavía no alcanza a la totalidad de profesionales en el mundo. No obstante, en los clubes de Argentina, cada vez hay más áreas dedicadas a la psicología en sus instalaciones. Tomás Lifschitz, es psicólogo deportivo en Racing Club. Cuenta que su rol, en general, es favorecer y mejorar el rendimiento deportivo, trabajando variantes psicológicas como la motivación, atención, confianza y tolerancia a la frustración en pos de cuidar siempre la salud del deportista. Asimismo, recalca la importancia de la psicología en deportes de alto rendimiento como el fútbol.

Respecto a la relevancia de los psicólogos, Lifschitz confiesa que ha tomado relevancia. La opinión anticipada que caía sobre las variables psicológicas mentales en el rendimiento deportivo es totalmente distinta. Hoy en día, junto a la neurociencia, nutricionismo y kinesiología, se piensa en un entrenamiento que abarque lo táctico, físico y mental. Y de esto, jugadores, cuerpo técnico e instituciones coinciden en que es la manera acertada de trabajar todos los aspectos.

“El psicólogo trata de potenciar las fortalezas de los deportistas y a su vez mejorar sus debilidades para rendir mejor y no descuidar su salud mental”

Tomás Lifschitz, sobre la importancia de la psicología en el fútbol.
Andrés Iniesta, Pedro Monzón y Matías Almeyda son algunos de los jugadores que confirmaron la importancia de la psicología en la profesión

Casos similares son los que vivieron jugadores de talla mundial como el español Andrés Iniesta y los argentinos Pedro Monzón y Matías Almeyda.

En el caso de Iniesta, el cerebro y campeon del mundo en Sudáfrica 2010, contó en “Heroe Inesperado”, el film que repasa su carrera, sobre su episodio depresivo. En 2009, confesó que atravesaba momentos de desolación en medio del climax de su carrera. Si bien arrastraba una lesión menor en la rodilla, no tenía el entusiasmo de siempre y eso lo metió en un pozo depresivo. Frente a esta situación, Pep Guardiola, entrenador por aquel entonces, le asignó una psicóloga para que lo ayude. Respaldado por el club Barcelona, Andrés logró superar ese trastorno y enfatizó en lo indispensable que debe ser esa ayuda para todos. “Me ayudaron muchísimo no ya a ser yo, sino a ser algo mejor que yo“, sentenció.

Similar los casos de Monzón y Almeyda. Ambos ponen en común que ser entrenador les ayudó a sortear la depresión que genera el final de una carrera deportiva. El integrante del plantel argentino en Italia ’90 relató que antes “sólo te enseñaban a jugar al fútbol”. Mientras que el “Pelado”, quién hoy se desempeña en la MLS de Estados Unidos, reveló como continuar ligado al fútbol, desde otra posición, lo ayudó a salir adelante. Sin embargo, los dos coincidieron en que la contención de sus familias y la ayuda de la psicología fueron un factor fundamental para sus superaciones.

“El jugador es un ser humano que siente, que llora, que tiene problemas personales… Es como una persona cualquiera. Pasé un momento de tristeza grande, de depresión, pero lo pude superar gracias a los psicólogos, los amigos, mis hijas, mi familia”

Matías Almeyda, exjugador de River Plate, Argentina y actual DT de San José Earthquakes

Fernando Signorini: ¿Cómo es trabajar la salud mental con Diego Maradona?

Psicología en el fútbol: de ser tabú a una herramienta indispensable
Fernando Signorini entrenando junto a Diego Maradona. El viaje a La Pampa ayudó en la psicología del 10 para su preparación

Fernando Signorini revivió sus días en los que le tocó trabajar íntimamente con Diego Maradona. En la previa del Mundial de Estados Unidos 1994, el preparador físico se fue con el astro al medio de la provincia de La Pampa. La idea era entrenar su salud mental, libre de toda distracción y despojarlo de las famosas adicciones en las que estaba inmerso.

Fernando Signorini y cómo surgió la idea de llevar a Diego Maradona al medio de La Pampa antes del Mundial de 1994

Signorini conoció a Maradona cuando era un joven de 22 años. Recién transferido al Barcelona, proveniente de Boca, el 10 ya mostraba pinceladas de su enorme potencial. Él calificó a la psicología como un elemento esencial para ayudarlo a soportar la presión que caía sobre Diego. Siempre dispuesto a escucharlo, “Pelusa” era consciente del fenómeno que generaba. Y con la ayuda de Fernando -física y psicológica- alcanzó su mejor versión. El objetivo que buscaba lograr y consiguió.

Diego Maradona (DT) y Fernando Signorini (encargado de psicología) en la etapa del 10 como DT de la selección Argentina

Desde su punto de vista profesional, Signorini profundiza en que la psicología es determinante, no solo en el jugador de fútbol, sino en la sociedad. Enfatizando en que el profesional, antes que todo, es un ser humano. La exposición que genera el fútbol hoy en día es algo para lo que no están preparados. Entra en juego la presión que provoca y es ahí donde el rol de la salud mental es decisivo para su acompañamiento.

Otro foco donde hace análisis Signorini es en educar tempranamente a los chicos/as que comienzan su camino profesional. Abordar las temáticas actuales, “fomentar un espacio de charla abierto y sincero que les permita explayarse sobre todas las dudas que tengan”. Se busca enseñar y hablar de temáticas como las relaciones de pareja, donde hay que enseñarle que una ruptura no es “el fin del mundo”. Y así, “ayudarlo a pensar y procesar para que luego, más adelante, no llegue al extremo de arruinar su carrera o aún peor, su vida.”

Ejemplos como Boca, River, Vélez Sarsfield, Racing Club, Patronato de Paraná y Talleres (C) son de utilidad. Estos clubes son los pioneros, a nivel nacional, en la integración de un psicólogo en los planteles. Y frente a los resultados positivos que estos generan tiende a seguirse ampliando no sólo por el nivel deportivo, sino también por lo humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − cuatro =