¿Podrán ingresar al secundario los chicos del último año de la escuela primaria?

Compartilo

Los alumnos, las docentes, y los especialistas del área, expresan las dificultades que tienen aquellos estudiantes del último año y lo complejo del modelo educativo virtual.

La educación a distancia llegó a las escuelas argentinas sin previo aviso y de manera repentina. Para el sistema educativo, el cambio de modalidad fue abrupto, sin preparación, y con el año escolar por delante. ¿Qué sucede con los alumnos de sexto año de primaria que deben pasar a la secundaria?

Catalina, tiene 11 años, y es alumna de sexto año de primaria del Complejo Santa María de Cañuelas. La alumna expresó que: “prefiero ir al colegio para poder compartir con mis compañeros mi último año escolar, además es más fácil entender si estás en clase con la seño”, con referencia a la presencialidad.

El Ministerio de Educación de la Nación implementó la plataforma “Seguimos Educando”, que genera contenidos y recursos educativos digitales para cada nivel a través de la televisión pública y su plataforma digital. La propuesta se basa en no debilitar el vínculo y la continuidad pedagógica, las evaluaciones numéricas se suspendieron.

“Seguimos Educando” es la respuesta que la gestión de Alberto Fernández brindó a la falta de clases presenciales, por el aislamiento social.

“Prefiero estar en el colegio porque aprendo más. Y prefiero salir para poder estar con mis compañeros”, declaró Cosme, un alumno de 11 años del último año de primaria del colegio Santa María de Cañuelas. Además, ambos estudiantes manifestaron que les envían las tareas por un grupo de WhatsApp y que no les han tomado evaluaciones.

Las docentes no pierden la esperanza

Nadia Piña, docente de la escuela N° 1 “Domingo Faustino Sarmiento”, de Cañuelas comentó que, “no sé si aprenden todos los conceptos que se trabajan. A veces, también la conectividad que tiene cada alumno, dificulta estos intercambios. Nos focalizamos también en el vínculo y no perder el contacto con cada niño que conforma el grupo”, acerca de las dificultades del cambio de modalidad educativa. Y sobre si los alumnos del último año pasarían a la secundaria, manifestó: “Los alumnos van a promover al siguiente año. Se está evaluando hacer un acompañamiento de las trayectorias educativas de los tramos de inicios y finalización de los niveles de enseñanza”.

Las docentes utilizan diversas plataformas y medios virtuales para brindar las clases a distancia:

  • Email
  • Grupos de WhatsApp
  • Plataformas virtuales, como Acadeu y Santillana
  • Zoom
  • Videollamadas

No tengo la certeza, quiero suponer que sí, que van a estar en condiciones de pasar de año. Voy al paso a paso, al día día, no puedo estar segura si vamos a llegar, no tanto con los contenidos, sino que me parece que, lo que más vamos a necesitar, o lo que más le va a faltar a los chicos, es el hábito de trabajo áulico”, explicó Alejandra Costa, docente de sexto año, en el área de Matemática, del colegio Santa María de Cañuelas acerca de si las chicas y los chicos podrán, efectivamente, pasar al nuevo nivel educativo.

Los límites de la virtualidad

Gabriela Azar, directora del Departamento de Educación de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCA, aseguró que “la educación a distancia requiere una planificación diferenciada a la del formato presencial. Claramente no presenta las mismas estrategias, procedimientos y métodos que lo presencial”.

Gabriela Azar, directora del Departamento de Educación, enfatizó las diferencias entre la virtualidad y la presencialidad.

Claudia Mikikiuk, inspectora de nivel primario de gestión privada, de la región 10 Mercedes, señaló que las escuelas que ella supervisa, “lo que hacen es el acercamiento de las propuestas, se trata de un encuentro donde hay contacto, y prevalece el vínculo pedagógico, no lo definiría como clases virtuales, porque no es lo mismo el contexto virtual, que la situación de aula”.

“El secreto es que los chicos vean una o dos veces por semana a los docentes, que tengan un adulto que los guíe, no hay que usar la nota para promocionar o no, en lo posible hay que evaluar porque los chicos tienen que saber que responde a una exigencia y que el trabajo vale la pena”, apuntó Gustavo Iaies, especialista en Educación en una nota para Bae Negocios y concluyó: “La presencialidad, para ver ejercicios básicos y socializar, y la casa para las tareas o proyectos autónomos”.

“Hay contenidos, que no se pueden enseñar en la virtualidad, influyen en estas cuestiones: la edad de los alumnos; el nivel de complejidad de los contenidos; la interacción entre docente y alumno; la interacción entre pares”, opinó la inspectora Mikikiuk respecto a si las garantías pedagógicas son reales y factibles en ambas modalidades.

Volver en Agosto

Según el gobierno nacional y la cartera de Educación, el objetivo es regresar a las aulas en agosto y cubrir el 85% del territorio del país, es decir, todas las provincias, excepto AMBA, debido a la situación epidemiológica del área metropolitana.

“Existen tres elementos que, de sostenerse la situación epidemiológica actual, permitirán el retorno de las clases en agosto: el primero es el diseño de protocolos que tienen como objetivo el distanciamiento social para disminuir la posibilidad del contagio; el segundo está vinculado a la fase en la que se encuentra la provincia o el departamento en cuanto a la circulación del virus; y el tercero es el consenso necesario entre familias, sindicatos y gobernadores para regresar a la escuela, ya que existe un lógico temor al contagio”, expresó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en una nota publicada en Página/12.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + siete =