El auge del liberalismo en la Argentina

Compartilo
Listen to this article

Tras las elecciones legislativas los dos candidatos más destacados de la renovación liberal, Jose Luis Espert por la Provincia de Buenos Aires y Javier Millei en la Ciudad Autónoma, supieron capitalizar en votos el descontento combinado de la situación económica y las restricciones por la pandemia. Un politólogo, un periodista y jóvenes votantes de la listas libertarias lo explican.

¿A qué se debe este nuevo auge del liberalismo en el país? Para Jorge Liotti, licenciado en Periodismo y jefe de la Sección Política de La Nación esto se debe a dos factores fundamentales: Una tiene que ver directamente con las ideas liberales, es decir mayor libertad de mercado , libre competencia y menos impuestos, “nace como una reacción al sobre estatismo que tiene la argentina y hay otro sector que lo ve como un ancla muy fuerte para la economía. Eso da pie y ayuda a quienes dicen bueno liberemos, abramos e impulsemos la idea de libre mercado”, explicó Liotti.

El otro factor relevante es que muchos están cansados y hartos de la política tradicional. Entonces la idea liberal de la anti política cala muy hondo en las personas. En la misma línea se manifestó Silvia Adalgisa Malfesi, coordinadora de Partido Libertario en la provincia de Santa Fe, quien explica que las restricciones “tan abusivas” como consecuencia de la pandemia han sido un factor importante. “Cuando algo se sufre, cuando se priva de un bien a alguien es cuando más se lo aprecia. Eso contribuyo mucho”, afirmó Silvia.

Por otro lado, destacó que fue muy positivo poder hablar en un lenguaje mucho “más llano y más popular que le llega a todos” y eso aportó a que se de este auge. Sin embargo, no todos piensan que hay un auge en el liberalismo en Argentina. El politólogo Andrés Malamud aseguró que “no existe tal auge del liberalismo en Argentina” ya que la tercera fuerza nacional fue la izquierda.

También afirmó que hubo un trasfondo muy importante para que estas ideas tengan mucha afinidad con segmentos de la sociedad pero lograron muy poca adhesión. “Después de un año donde toda la gente estuvo encerrada y en el país con mayor carga fiscal de América latina alcanzar un mero 17% en el distrito más rico del país podría considerarse un fracaso”, explicó Malamud.

Lejos de avalar ese análisis, Facundo Aponte, militante del  partido La Libertad Avanza aseguró que las elecciones fueron “sumamente exitosas”.  El joven de 22 años, oriundo de Quilmes, explicó que es muy difícil “generar lo que genera Milei y estas ideas”.

Javier Millei en pleno festejo luego del cierre del escrutinio provisorio.

Fui al Luna Park y estaba colmado, y no había ninguna persona ahí que esté paga o la hayan convencido por un choripan. Estaban ahí por un acto genuino y porque creen de verdad en estas ideas”, afirmó Aponte y agregó: “ Creo que la gente se cansó de estos políticos de cuarta , que ya gobernaron todos y ninguno hizo algo para el bien de todos.  Por otro lado, el encierro por la pandemia y los constantes atropellos a la libertad de este gobierno hicieron que la gente valorara más la libertad”.

Si hay alianza con el PRO, el liberalismo pierde

Ante una futura elección presidencial sumamente polarizada, ¿puede el liberalismo no diluirse? La presidenta del partido libertario de Santa Fe cree que el desafío para no desvanecerse es formar un partido sólido. Además, explicó que antes de pensar en una supuesta fórmula con el ala dura del Pro “deben consolidarse ellos como espacio político”.

En la misma línea, el libertario Facundo Aponte, no ve con buenos ojos una alianza con Juntos por el Cambio. El militante de la fuerza que preside Milei cree que el economista podría llegar a ser presidente de la nación por cuenta propia. Sin embargo, analiza que esto recién podría suceder en 2027, no en el 2023, cuando la gente se de cuenta que “el Pro es lo mismo que el kirchnerismo”.

Por otro lado, Jorge Liotti no duda que las elecciones del 2023 van a ser sumamente polarizadas y que ante ese esquema “el liberalismo va a salir perdiendo”. De todos modos el periodista no se apresura y dice que el país es tan cambiante que “cualquier cosa puede pasar pero si el partido liberal se une al Pro es inminente su pérdida de poder real, como ocurrió con la UCEDE”.

La historia detrás de la última ola liberal: el ascenso de la UCEDE

La Unión del Centro Democrático fue fundada en 1982 por Álvaro Alsogaray. El partido pregonaba las ideas liberales al igual que ahora lo hacen José Luis Espert y Javier Millei. Para el periodista Jorge Liotti hay varios puntos en común que provocaron una gran adhesión popular a la UCEDE en aquel entonces.

Durante un pasaje de la entrevista Alsogaray señalaba que los dos partidos mayoritarios (peronistas y radicales) tenían las mismas ideas, un concepto semejante al que expone en la actualidad el diputado MIllei.

“Durante  el alfonsinismo todavía el Estado era el controlante de las principales empresas de servicios del país: luz, gas, agua, teléfono , radios, televisión. La Argentina  estaba en un momento muy complicado económicamente  y empezó a calar muy fuerte esta idea de que había que privatizar y que el Estado era malo, que generaba un déficit enorme”, explicó Liotti y agregó: “En ese momento calzó muy fuerte la UCEDE con la figura totalmente distinta de Álvaro Alsogaray. Era una figura sin carisma pero generó una corriente de apoyo juvenil muy fuerte , que inclusive llegó a ganar el Centro de Estudiantes de la UBA varias veces”.

Imagen publicada por el Twitter oficial de la UCEDE en el 2020.

Cabe destacar que muchos de los políticos que conocemos hoy en día pertenecieron a esa corriente. Tal es el caso de Sergio Massa, Amado Boudou o Emilio Monzó. El partido liderado por Álvaro Alsogaray tuvo tanto ”empuje” que logró llenar la cancha de River en un acto en 1985. Algo similar, a lo que ocurrió con Millei en el Luna Park, una vez finalizadas las elecciones.

Además, según el editor político del diario La Nación ocurrió algo que es muy probable que vuelva a ocurrir ahora. En aquel entonces, la UCEDE adhirió al Partido Justicialista que lideraba Menem al punto que la hija del líder liberal (María Julia Alsogaray) integró el gobierno peronista. Tras finalizar su mandato en 1999 el partido quedó diluido y las ideas de la libertad se vieron fuertemente vinculadas a los actos de corrupción de aquel gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =