Celiaquía, una “compañera de vida”

Compartilo

En algunas cosas la vida no tiene elección. A los 12 años, Tomás Cejas descubrió que era celíaco. En el presente, con 21 años, Cejas describe la enfermedad como “una compañera de vida que tiene que cuidar constantemente” y cuenta su experiencia para mantener a la celiaquía como un “amigo más”.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune, es decir, que las defensas reconocen como algo ‘extraño’ al gluten y se crean anticuerpos. Esta patología está presente tanto en niños como en adultos y se estima que en la Argentina uno de cada 100 personas es celíaca.

“Todavía me acuerdo como si fuese ayer cuando me detectaron que era celíaco” dice Tomás. Empezó a tener síntomas raros como dolor abdominal, vómitos y pérdida de peso. Inmediatamente al darse cuenta de esos síntomas sus padres lo llevaron al médico y el clínico no dudó en su diagnóstico y le dijo: “vas a tener que madurar antes que tus amigos, vas a tener que aprender a controlar las cosas como un adulto”.

Según este joven estudiante de Diseño Gráfico, al principio fue todo difícil y no lograba entender lo que estaba pasando. “Pensé que no iba a poder llevar una vida normal nunca más”, recuerda. Pero hubo un ‘click’ que hizo que comprendiera que tenía que aceptar y llevar lo mejor posible: “Una mañana antes de ir al colegio escuché a mis padres llorando porque no quería saber nada con lo que estaba pasando. Ahí me di cuenta que tenía que cambiar” cuenta.

Con la ayuda de su familia, pero también de sus amigos, Cejas empezó a ver a la celiaquía como algo positivo en su vida. “Mis amigos fueron fundamentales, desde el primer momento ayudaron en todo. A veces, lo que al principio se ve negativo y como que es el fin del mundo termina siendo lo más positivo y que te permite dar cuenta de lo afortunado que sos”, relata.

Los alimentos que contienen gluten están prohibidos para los celíacos. “El reemplazo es la clave, los alimentos para celíacos aunque son caros me terminaron gustando”.

“Lamentablemente ser celíaco no es una elección, pero sentirse bien sí. En estos años aprendí que la vida tiene obstáculos, pero hay que buscar la forma de superarlo y convivir con ello, en parte de esto se trata. Es como diría Patricio Rey, la vida sin problemas es matar a lo bobo”.

Más información sobre la celiaquía: Asociación Celíaca Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + diecinueve =