Benjamín Pastrana, el hombre que todo se lo propone

Compartilo

¿Dejarías la comodidad de tu casa para irte a vivir a la intemperie? ¿Dejarías la comodidad del auto por tener que caminar miles de kilómetros para llegar a destino? ¿La comodidad de una ducha caliente? ¿Te aislarías de la sociedad con el fin de encontrarte y dejar atrás todas las mentiras, las injusticias y las superficialidades?

En 1990, Chistopher Johnson McCandless decide abandonar el estilo de vida americano para encontrarse a sí mismo. Luego de graduarse de la Universidad de Emory, deja a sus padres y a su hermana, dona sus ahorros para la facultad, empaca la mayoría de sus libros favoritos y comienza el viaje que lo llevará a la felicidad absoluta.

“Hay placer en los bosques sin senderos/ Hay éxtasis en una costa solitaria/ Está la sociedad, en donde nadie se inmiscuye./ Por el océano profundo, y la música con su rugido:/ No amo menos al hombre, pero sí más a la naturaleza…”, escribe Lord Byron; sus palabras son utilizadas para dar comienzo a la película “Into the wild”, de Sean Penn, quien lleva a la pantalla grande la despreocupada vida de Cristopher McCandless, interpretado por Emile Hirsch.

En la película se muestra cómo el joven, a causa de las mentiras y los lujos innecesarios de la sociedad, toma la iniciativa de recorrer Estados Unidos con su gran mochila. ¿Destino final? Alaska.

Sin ánimos de spoilear, pero con un final mucho más favorable, Benjamín Pastrana siguió los pasos de McCandless en 2010. Luego de ver “Into the wild”, abandonó su trabajo en el Banco Central y el rugby, abandonó a su “noviecita”, agarró su guitarra y comenzó la aventura, que le llevó un año, hacia el Magic Bus, destino final de McCandless.

“Como pilar fundamental de mi vida: disfrutar la vida, creo que somos un momento y nada más, que vinimos un ratito a este mundo. Creo que la premisa más grande es saber disfrutar y buscar la felicidad que es, bueno, para cada uno será algo distinto. Pero siempre disfrutando y tratando de vivir la vida lo más intensa posible, porque es cortita de verdad”, cuenta Pastrana.

Las aventuras para Pastrana no finalizaron. Este año comenzó una nueva junto a su mujer Maite Zamarripa -el primero de marzo dieron el sí a la vida juntos- y luego partieron a recorrer Nueva Zelanda en motorhome. Hoy comparten un sueño: Alaska.

“Mi meta ahora es, junto con Maite mi mujer, vamos a hacer un viaje desde Estados Unidos hasta Argentina en una motorhome, que la vamos a comprar allá. La realidad es que cada vez que lo menciono me emociona y siento que es una edición re linda que se nos viene y que es una etapa nueva de esta vida”, dice. Ojos felices, mano en el pecho y sonrisa: Benja ya está listo para partir.

¿Cuál es la receta justa de la vida de Benja Pastrana? Cuatro meses de trabajo, otros cuatro  de viajes, más otros cuatro de vacaciones. Esas son las medidas justas. Durante los cuatro meses de trabajo, Benjamín tiene un negocio de pizzas congeladas y da charlas motivadoras y publicitando su libro, “Camino a Alaska: mi primer vida”.

El pasado miércoles 24 de octubre brindó una charla en la Universidad Católica Argentina. Después de interpretar “El propósito” del sobrino de Pablo Escobar, Pastrana respondió algunas preguntas para Punto Convergete.

¿Cuál es tu lugar favorito en el mundo?
Cualquier playa donde pueda tener una guitarra es mi lugar favorito en el mundo.

¿Cuál es tu canción favorita?
Me gusta mucho Jeites, cualquier canción de Jeites puede dejar un lindo mensaje. “Equilibrio” de Jeites.

¿Qué les dirías a tus hijos?
A mis hijos les diría que vivan la vida que sueñan, que se animen a ser felices y a seguir su misión, su corazón y no tanto la voz esa que a veces nos viene de afuera y nos trata de convencer de algo que no es. Sino que sean auténticos.

¿Qué le dirías a un estudiante, que después de escuchar tu historia, quiera abandonar todo e irse a Alaska?
Le diría que lo planifique bien, que tome la decisión, porque en el medio van a pasar un montón de cosas que seguramente ese sueño que tomo al iniciar el viaje se le haga difícil, pero cuando uno toma una decisión con corazón y con cabeza y conectado con el presente es invencible. Así que si cree en ese viaje, realmente la decisión sale del corazón y de la cabeza, y que en esa afinación haga el viaje.

¿Qué es lo que más te gusta de vos?
Lo que más me gusta de mí es que soy una persona que (reflexiona). Mirá una vez una persona me dijo que soy “el hombre que todo se lo propone”. Me pareció una definición excelente. Como que no tengo miedo a pensar un sueño y simplemente ejecutarlo. Creo que es una buena definición.

¿Cuál es tu mayor miedo?

Mi mayor miedo es quizás no vivir la vida, este ratito que me toca en la vida, con pasión y con intensidad, y que se me vaya la vida sin haber hecho lo que realmente me hace feliz.

Foto de tapa: Facebook/BenjaPastrana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − seis =