En Mar del Plata, el ojo clínico lo tienen las mascotas

Clara Arquillué es profesora de educación especial, directora y fundadora de Carpe Diem Taca, proyecto independiente  que surgió en 2014, en Mar del Plata, donde se incorpora a los perros como agentes terapeúticos. Empecé formando un perro que tiene 8 años que se llama Jagger  (perro adoptado). Te das cuenta que el perro disfruta para hacer terapia con los chicos porque lo toman como una profesión”, comenta Arquillué.

 “Luego de Jagger me regalaron tres perras más: Kala, Vilma y Olivia,  quienes hicieron el curso de obediencia pero solo Kala y Vilma  mostraban satisfacción por la actividad, en cambio Olivia no tuvo esa actitud y eso lo tenemos que respetar porque los perros, si bien son fáciles de entrenar, no son una herramienta de trabajo”,  continúa Arquillué.

Según la directora de Carpe Diem, el objetivo es que las perras trabajen con jóvenes con algún trastorno o discapacidad, ya sea física, conductual o cognitiva y puedan establecer un vínculo de sociabilización a través del juego. Durante la sesión se realizan actividades de la vida diaria como comer, peinarse y vestirse y también aprendizajes curriculares como lecto-escritura, cálculos y técnicas de estudio, entre otras. El equipo de trabajo de Carpe Diem, además de su directora se conforma con María Cruz Rossi (Licenciada en Terapia Ocupacional), Cintia Spoltore (Profesora en Nivel Inicial y guía de perros) y Maria Eugenia Luro (Profesora de Artes visuales y acompañante terapéutica) mientras que el equipo canino está integrado por dos perras de raza Golden, Vilma y Kala  y una perra de raza Galgo, Olivia.

Conejos y loros también trabajan

Según el sitio web de Carpe Diem, la terapia asistida con perros (canoterapia) es una modalidad de tratamiento terapéutico en que un animal que cumple determinados criterios forma parte integral del proceso. Este tipo de terapia está dirigida por un profesional de la salud o la educación quien marca los objetivos específicos del tratamiento. Su propósito es el de fomentar la mejoría en el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de los seres humanos.

Se puede realizar en una amplia gama de contextos y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual. El proceso debe ser documentado y evaluado por el profesional. La terapia tiene diferentes disciplinas como apoyo pedagógico, taller de arte y pintura y terapia asistida que es una sesión individual. Además, se hacen jornadas especiales, como por ejemplo la construcción de cuchas reciclables o el proyecto “Patitas y Letras” (con el apoyo de la Biblioteca Municipal) y  hasta trabajo con otros animales de campo como cerdos, conejos y loros. Otras de las actividades que hace Carpe Diem tiene que ver con visitas programadas en los colegios y rescate de galgos para concientizar en el respeto por los animales. Las perras cumplen con un vínculo positivo, ya que refuerza el autoestima, el apoyo y lo necesario para cualquier tipo de aprendizaje.

Según la página oficial de Carpe Diem, las perras pueden abarcar un gran abanico de aspectos del funcionamiento del ser humano. Pueden ser relacionados con:

  1. Lo físico: Mejorar las habilidades motoras finas y gruesas / Mejorar la movilidad / Mejorar el equilibrio / Entre otros
  2. Lo educativo: Ampliar el vocabulario / Ayudar a mejorar la memoria /Mejorar el conocimiento de conceptos tales como tamaño, color, etc. / Promover hábitos lectores. Comprensión lectora. Expresión oral. /Situaciones problemáticas. Cálculos.
  3. La salud mental: Aumentar la capacidad de concentración y atención / Potenciar la autoestima Reducir los niveles de ansiedad / Reducir la sensación de soledad.
  4. Lo motivacional: Mejorar el deseo de participar en actividades grupales / Mejorar las interacciones con los demás. /  Aumentar el ejercicio.
  5. Lo social: Aumentar las interacciones verbales entre miembros de un grupo / Mejorar el contacto social / Empatía y respeto hacia el otro.

Perras de lectura

El proyecto Patitas y Letras surge en 2014 para reforzar a los niños que asistían a la fundación en las tareas de lecto-escritura.  

Las perras de terapia se encargan de crear un ambiente agradable, de confianza, donde a partir del vínculo que se crea nace la motivación necesaria para leer y escuchar leer. Durante el mes de septiembre se llevó a cabo un encuentro entre los participantes del proyecto en la Biblioteca Pública Municipal Leopoldo Merechal, en Mar del Plata.

“En un futuro sueño con ampliar el lugar del trabajo, ya que vivo en un departamento de dos ambientes y no tengo espacio para desplegarnos durante las actividades y además quiero incorporar mas profesionales y más perras de terapia y me veo finalmente recibida de psicopedagoga”, se entusiasma Arquillué.

Contacto de Carpe Diem 

Gaboto Nº 4241 Dto. 2
Mar del Plata – Bs.As. – Argentina
Teléfono Móvil: (+54) 2234971768
Mail : info@carpediemtaca.com

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *