La salud de los ojos: cómo la pandemia afecta y agrava los problemas en la vista

Compartilo

El uso excesivo de pantallas digitales generó que se aumenten los problemas oculares como la miopía, especialmente en niños y adultos mayores.

El confinamiento supuso un cambio en nuestra manera de ver el mundo. Cambiamos los colegios o universidades por las habitaciones, las oficinas por despachos improvisados en el living y los hobbies al aire libre por tablets, horas de Tik Tok, libros y series de televisión. Esta transformación produjo un impacto en el ámbito de la salud. 

Según un informe de la OMS, se estima que aproximadamente 2200 millones de personas viven con alguna forma de deficiencia ocular actualmente, y de ellas, al menos 1.000 millones tienen una deficiencia visual que podría haberse evitado o que aún no se ha tratado. Es más, según estimaciones del Atlas de la Visión de la IAPB, en el 2020 en Argentina, 2,7 millones de personas tenían pérdida de visión, de las cuales, 100.000 personas eran ciegas.

Los controles de la vista son centrales para poder prevenir problemas mayores. Foto: Ksenia Yernaya

Cómo impactan los problemas de vista según la edad

Estas afecciones impactan en todas las etapas de la vida, pero particularmente a los niños pequeños y las personas mayores. La miopía, el estrabismo, la sequedad ocular y las ambliopías (“ojo perezoso”) son algunas de las enfermedades que más aumentaron. Además, el uso de barbijos hace que el aire de nuestra nariz y boca, que va cargado de bacterias, salga hacia arriba, traduciéndose así en orzuelos, blefaritis, conjuntivitis o herpes en los ojos.

El uso de barbijos hace que el aire de nuestra nariz y boca, que va cargado de bacterias, salga hacia arriba, traduciéndose así en orzuelos, blefaritis, conjuntivitis o herpes en los ojos.

Sebastián, de 12 años, está convencido de que el uso de pantallas le agravó sus problemas de vista. El joven fue diagnosticado de estrabismo a principios de 2022, donde promediaba unas seis horas de pantalla por día. “Tuve que ir al oculista porque veía doble y me cambiaron los cristales de mis anteojos”. 

La doctora Ludmila García Franco catalogó a los problemas de vista derivados del uso de pantallas como el “síndrome visual por computadora”. “Esto es el conjunto de síntomas visuales y oculares por uso prolongado, es decir, más de tres horas diarias ininterrumpidas, de computadoras y pantallas que utilizamos a una distancia de 30 o 50 centímetros”, explicó la oftalmóloga. 

El trabajo remoto profundizó la cantidad de horas frente a la pantalla. Foto: Google

Algunos de los síntomas que puede generar son dolores de cabeza, visión borrosa de cerca y de lejos (transitoria), cansancio visual, dificultad para enfocar, entre otros. “Se debe a varios factores. Hay una disminución en la frecuencia de parpadeo durante el uso de pantallas que favorece a la evaporación de la lágrima y síntomas de ojo seco”, informó García Franco. 

Cuidados de la vista según los especialistas

Además, la especialista agregó que la posición que adopta el cristalino durante la actividad de cerca se llama acomodación, y que la excesiva acomodación produce visión borrosa y dificultad para enfocar en la mirada de lejos luego de pasar un largo rato utilizando la visión cercana.  El brillo del dispositivo y la posición de las pantallas con respecto a los ojos también son perjudiciales a la salud visual.

Es en este contexto que el Consejo Argentino de Oftalmología (CAO) -institución nacional que nuclea a todas las sociedades y cátedras de oftalmología del país- destacó que para mantener la buena visión hay que conocer cuáles son las revisiones, los cuidados y las medidas de prevención fundamentales. 

La doctora García Franco recomendó que la clave para prevenir y atenuar síntomas consiste en realizar micro-descansos de las pantallas cuando uno siente fatiga en la vista. Es decir,  aplicar la conocida regla del 20-20-20: descansos cada 20 minutos de actividad con pantallas, con un ejercicio de enfocar la vista a 6 metros de distancia y parpadear durante 20 segundos.

Tres consejos claves

Desde la Sociedad Argentina de Oftalmología, señalan que es importante: 

  • Es recomendable ir al oftalmólogo una vez por año.
  • Evitar el sedentarismo y practicar deporte o actividades al aire libre, para ejercitar el ojo a distancias lejanas. 
  • De ser posible, elegir la pantalla que esté más lejos y la que sea más grande y evitar el uso de pantalla por más de una hora seguida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × dos =