Mujeres en scrum: cada vez más inclusión femenina en el rugby 

Compartilo
Listen to this article

En el contexto actual donde se busca la igualdad de género, se promueve también la inclusión de mujeres en ámbitos deportivos considerados “masculinos” como el rugby. En 2020 se designó la primera presidenta de la Subcomisión de Rugby Femenino en la URBA, hay mujeres al frente de equipos infantiles y como parte del staff de las grandes ligas.

Florencia Bergonzelli, actualmente nutricionista en la Unión Argentina de Rugby (UAR), considera que “es muy llamativo que porcentulmente somos más mujeres en el área y, aún así, es difícil entrar en lugares importantes”. Asimismo, remarcó que los principales referentes de la nutrición deportiva son en su gran mayoría hombres.

A pesar de que ella logró una de sus mayores aspiraciones, que es su trabajo actual, confiesa que le han cerrado más puertas por no practicar el deporte o porque otro colega con (quizá) menos formación, sí lo había hecho y se quedó con el puesto.

El staff médico de un equipo, del que forman parte las y los nutricionistas, es justamente uno de los que más se relaciona estrechamente con los jugadores. Esto puede provocar situaciones incómodas si se trata de una mujer con un grupo numeroso de hombres, debido a que está presente en los momentos más íntimos, como es el vestuario. Así lo confirma una ex nutricionista de la UAR, Agustina Taramasco, quien cuenta que “el vestuario era un lugar muy privado de los jugadores, pero lo cierto es que después del partido hacían su recuperación ahí”.

Como nutricionista, ella podía estar presente en el vestuario porque se encargaba del refuerzo alimentario post partido, pero para evitar alguna incomodidad, preparaba todo en el segundo tiempo para que cuando terminara el partido, ella ya no estuviese ahí. “Un entrenador me dijo que no me apresurara, que podía estar ahí durante esa comida de recuperación porque era parte de mi área”, relata Taramasco.

Ambas nutricionistas de la Unión de Rugby de nuestro país coinciden en que, por suerte, aún siendo mujeres en delegaciones de entre 50-80 hombres (jugadores y staff) se sintieron cómodas en su trabajo, y que tienen una muy buena relación con ellos.

Mujeres que hacen tries

Taramasco afirma que cada vez es más común que haya mujeres dentro de staff en los que predominan los hombres. Sin embargo, tiempo atrás el panorama era distinto.

Mariángeles Mansilla, presidenta de la subcomisión de Rugby Femenino de la URBA, expresó a Punto Convergente que en sus primeros años como entrenadora de infantiles –que en Argentina es mixto hasta los 13 años–, eran muy pocas mujeres y sus colegas hombres las trataban con inferioridad.

“Cuando tenía que arbitrar o estar con mi equipo, a veces los entrenadores no te escuchaban o te subestimaban por ser mujer y te decían: qué te pregunto a vos si sos mujer, le voy a preguntar a los chicos”, relató Mansilla, profesora de educación física y comentarista en la señal ESPN.

La también jugadora y entrenadora de rugby en el club SITAS ,cree que son cosas que estaban naturalizadas y que ya no se hacen. “Hay mucho más respeto y un poco más de igualdad en lo que es el rugby infantil”, aclara.

El siguiente paso es que haya más entrenadoras mujeres en categorías juveniles y “por qué no también en plantel superior”.

Mansilla es protagonista de un hito importante en cuanto a la inclusión del género femenino en el rugby. En septiembre de 2020 fue nombrada la primera Presidenta de la Subcomisión de Rugby Femenino, una “designación histórica” para la URBA.

¿Mujeres en equipos masculinos?

Hace unas semanas salió a la luz un escándalo dentro del equipo nacional de rugby de Sudáfrica, que involucra al capitán y a la nutricionista de los Springboks en una supuesta aventura amorosa extramatrimonial. Esta situación entonces, trae a flote opiniones controversiales: ¿Mujeres sí o no ligadas a equipos deportivos masculinos?

Si bien esta noticia estalló mientras el equipo sudafricano se encontraba en Argentina para enfrentar a Los Pumas en el torneo Rugby Championship, los rumores ya existían según medios sudafricanos. Algunos consideran que se trata de una situación personal, pero para otros es innegable que afecta al equipo.

SA Rugby tomó cartas en el asunto y comunicó que “no se infringieron los protocolos del equipo, pero las personas regresarán a Sudáfrica para atender estos informes personales y eliminar cualquier distracción en los preparativos del equipo para la prueba contra Argentina”.

Por razones como ésta, muchos equipos prefieren que las delegaciones estén formadas 100% por hombres y, como resultado, se restringen las posibilidades para personas del sexo femenino que sueñan con trabajar en el rubro deportivo. 

 Mujeres hablando de rugby

Para Mansilla, ser comentarista fue una propuesta que no esperaba. “En la sintonía de los medios de comunicación, para tratar de incluir a la mujer en nuevos roles, me ofrecieron si quería formarme como comentarista y así fue”, explica.

Pero muchas veces aunque los medios busquen incorporar mujeres en rubros deportivos como el rugby, quien resulta reacio a esta actitud es el público.

Trinidad Bavio, periodista de Scrum en ESPN afirma que “no es fácil ver a una mujer sentada en una mesa rodeada de periodistas hombres y ex jugadores opinando, porque creen que una no está capacitada”.

Para Bavio aún falta adaptación, es decir, “que la gente empiece a familiarizarse y a normalizar que haya una mujer ahí y que hay muchísimas mujeres que saben más de rugby que los hombres”, sostiene, y asegura que es consciente que su rol actual es muy importante para que esto suceda.

“Las mujeres al igual que los hombres somos capaces y verdaderamente hay que empezar a romper esas barreras que nos impusieron”, Bavio.

La periodista afirma que para llegar a donde está hoy hay que trabajar más si sos mujer y además tener ciertas precauciones para que no haya malentendidos a la hora de comunicarse con algún jugador o alguien del staff. 

“Hay mucha gente que por ahí piensa, ‘ay, le mandó un mensaje por interés’, y no, son fuentes periodísticas, acercarse al protagonista. Me parece que eso se malinterpreta”, relata. 

Bavio resalta que lo más importante es formarse y ser respetuosa en su trabajo, pero que “hay que tirarse a la pileta siempre, sea rugby o fútbol, no importa el deporte, porque las mujeres al igual que los hombres somos capaces y verdaderamente hay que empezar a romper esas barreras que nos impusieron”, subraya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =