London Fashion Week, la moda digital le cambia el ritmo a la industria

Backstage de Balmain FW 2020
Compartilo

Los diseñadores y sus equipos buscan superar la depresión económica producto de la pandemia. Entendieron que planear las próximas temporadas no es negocio y después de meses en cuarentena las casas de moda volvieron a trabajar.

Louis Vuitton Fashion Show. Fuente: Corey Tenold.

La semana de la moda digitalizada ya sucedió en Shangai, Moscú, México hasta llegar a Londres, donde el evento duró 72 horas como ocurrirá en Milán y París durante el mes de julio.

La industria de la moda británica, que emplea a 890.000 personas, contribuyó directamente con $ 43.600 millones de dólares al PIB del Reino Unido en 2019 con un aumento anual del 9,4 por ciento respecto del año anterior.

“Cancelar la Semana de la Moda de Londres nunca fue una opción”, dijo Caroline Rush, directora ejecutiva del British Fashion Council (BFC), el organismo organizador del evento. Por primera vez en la historia, el evento fue “genderless” es decir neutral en cuanto al género, abandonando los espectáculos binarios de ropa masculina y femenina y apostando a una moda sin género. 

El BFC construyó una página que recientemente fue descrita como un “fashion Netflix” por uno de sus ejecutivos. Los  100 diseñadores siguieron un cronograma de tres días, donde presentaron un contenido basado mayormente en la retórica o en imágenes más que en las prendas. 

Debido a que muchas marcas no pudieron producir las colecciones completas y vieron afectada su producción, la respuesta fue crear una página web con galerías virtuales, cortometrajes y un calendario que incluye diarios de diseñadores, nuevas colecciones, entrevistas en vivo, podcasts, entre otras categorías.

Cambio de ritmo

Sin un solo desfile en vivo en el programa de tres días, el viernes 12 comenzó con el film “Clio Corset” donde el poeta, intérprete y actor, James Massiah, fue el elegido para relatar una de sus poesías que fue encargada por el BFC.

Lou Dalton, diseñadora de moda masculina, participó en la sección de conversaciones, donde discutía con tres personas con las cuales trabaja: el estilista Stuart Williamson, el fotógrafo creativo Mark Neville y su mentor Gordon Richardson.  “La pandemia nos dio a todos la oportunidad de sentarnos y pensar dónde está mi lugar en todo esto? y yo solo quiero hacer ropa que quieras usar por más de una temporada” explica Dalton. 

Muchos fueron los que se cuestionaron porqué grandes marcas británicas como Burberry, Richard Quinn y Wales Bonner no participaron en esta edición “limitada” aunque el impacto de estas presentaciones digitales en los comercios minoristas y editoriales todavía está por verse. Las marcas parecen estar alejándose de a poco del calendario tradicional de la moda y empiezan a optar por presentar colecciones a un ritmo más lento y significativo. Esto quiere decir que antes la mayoría de las marcas podían mostrar hasta seis colecciones por año, algo que al día de hoy no resulta productivo. 

Por caso Gucci, dónde Alessandro Michele, director creativo de la marca anunció que sólo producirían 2 desfiles en el año, tanto para mujeres como para hombres, en vez de 5: “Me apasionan los desfiles de moda, pero tal vez podamos estar abiertos a verlos de una manera diferente.”, comentó.

Alessandro Michelle. Fuente: Gucci

Avance chino

El primer evento del 13 de junio fue entre Farfetch China, el líder en compras online, y Erdem Moralioglu, diseñador de una reconocida marca de ropa que lleva su nombre. En una entrevista digital la representante de Farfetch, Anny Fan, halagó al diseñador por su colección reciente y le preguntó cuál fue su inspiración, a lo que él respondió con el nombre de su musa: Tina Modotti, una fotógrafa reconocida y una activista italiana dedicada a la política. El diseñador después se centró en describir su pieza favorita de la colección hasta que la entrevista giró para concentrarse en un foco más académico que estético. 

Cuando el tiempo de Erdem hubo terminado en la pasarela digital la atención se centró en KA WA KEY, una visualización “de amor” según dijeron los diseñadores, quienes usaron una pantalla verde en sus casas  y viejas telas que les habían sobrado antes del encierro.

Más que una muestra de sus diseños o una oportunidad para vender sus prendas, los diseñadores hicieron una dramatización basada en “El Principito” con el objetivo de difundir mensajes positivos durante una época muy turbulenta. 

Quizá el evento más fashionista y esperado del día fue el de la diseñadora española Tíscar Espadas, quién en un video de 7 minutos mostró una colección fresca y a tono, cargada de costumbres españolas. 

La jornada continuó hasta las 19:50 (hora británica) donde se presentaron DJ, se entrevistaron a otros diseñadores y también a otras personalidades reconocidas en el mundo de la moda londinense como ser TONI&GUY, el peluquero que estuvo 15 años haciendo peinados para que las modelos salgan a la pasarela e impresionen.

La soledad

Por último, el domingo 14 el evento se centró en temas como la sustentabilidad e inclusión, donde también se destacó el deseo de supervivencia de muchas marcas de moda que recién empiezan y se sienten bajo amenaza, ya que les es difícil posicionarse en el mercado frente a la pandemia global.

La jornada abrió con una entrevista con el hombre más famoso de la moda del Reino Unido: Sir Paul Smith, desde su oficina en Covent Garden

“Realmente estuve trabajando durante todo este período de encierro. Solitario, pero interesante, ya que fuimos muy creativos. Cuando empecé con la moda acá, todo se trataba de telas británicas particulares: vestimenta de campo o vestimenta de la ciudad. Ahora, creo que tiene cierto sentido del humor y una forma más lateral de pensarlo ”, dijo Smith.

“Normalmente tengo 180 personas trabajando conmigo. Ahora estoy yo solo. Entonces, empezar a trabajar en una colección otoño invierno 2020/21 es bastante difícil. ¡No puedo mostrar ninguna de mis ideas sin escanear y mandar correos electrónicos! ”, comenta Smith que al mismo tiempo se ríe. 

Uno de los films destacados fue “Post Apocalyptic Merchandise” de Matthew Miller, donde mostró un collage digital de material de archivo con una oscura banda sonora de fondo para “dar una instantánea de dónde estamos actualmente como especie y reflejar los tiempos tumultuosos e inciertos de hoy” explica Miller.  El film muestra imágenes de fábricas de robots, videos retro, pruebas de aviones de combate, misiles donde muchos modelos jóvenes participan; cada uno de ellos con barbijos y remeras que dicen “la nueva normalidad”, “autodefensa armada” y “nuevos sistemas futuros”.

Además, la escuela de moda más famosa de la ciudad, Central Saint Martins, mostró a más de 20 estudiantes que se encuentran produciendo y creando material a distancia, con muchas formas abstractas; bocetos e imágenes. 

Uno de lo más comentados fue el video de Crown of Ruins “Sustainable Headdress Collection 2020”. Filmado con una cámara 360° muestra una serie de imágenes de modelos con nueve sombreros cosidos a mano asomándose desde el techo de una 4×4, mientras dan un paseo por alguna ciudad. 

El gran cierre fue para Mulberry, a las 20. La marca líder de estilo de vida británico, reconocida por el diseño y calidad de sus productos  cerró la semana de la moda con una transmisión en vivo y una grabación exclusiva en IGTV, en una de las plataformas más reconocidas entre los jóvenes, Instagram; con el hasthtag #TakeRootBranchOut.  

Argentina digital

Lejos de las capitales de la moda como Milán, París, New York o Shanghai los argentinos y argentinas que no viajan a los fashion shows ven los desfiles por internet. Por lo tanto ¿Qué tan novedosos son? De todas maneras como explica Carla Rodríguez, editora de TN Estilo y de la revista Viva, “la moda esta usando las nuevas plataformas para innovar”.

Fuente: Corey Tenold

Caracterizada por tener un ritmo veloz de trabajo, la moda, ahora se ve en mal estado al tener que desacelerar el ritmo de su trabajo. Aunque la moda está cada vez más cerca por la digitalización, la adrenalina de ver desfiles en vivo se va perdiendo.

“BAFWEEK será así”, dijo Carla Rodríguez. Aunque el calendario de moda es muy vulnerable a causa de la pandemia, en Argentina ya comenzaron los preparativos para que la semana de la moda en nuestro país también se haga en clave digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − nueve =