La violencia machista no está en cuarentena

Compartilo

Para enfrentar la pandemia, las autoridades sanitarias de muchos países, entre ellos Argentina,decretaron el aislamiento obligatorio. Pero esta medida deja en una extrema vulnerabilidad a aquellas mujeres víctimas de violencia de género que, durante estos días deben quedar encerradas con su agresor. 

Sólo en los primeros 15 días de cuarentena obligatoria, el Observatorio de La Casa del Encuentro registró 12 femicidios. Ada Rico, directora del Observatorio, sostiene que al menos cinco de los femicidios se  dieron dentro de la vivienda de las víctimas y tres en viviendas compartidas entre la víctima y el agresor. La mayor tenia 53 años y la menor 2 meses de edad. Además desde el lunes 16 de marzo, día en que las integrantes de la asociación dejaron de trabajar de forma presencial, incrementaron un 25% las consultas telefónicas a la organización. “Ellas tienen que sentir que de alguna forma las estamos acompañando, y tomar medidas desde el estado es una forma de acompañarlas”, dijo la directora del Observatorio .

Con el objetivo de visibilizar los femicidios, organizaciones feministas de todo el país, convocaron un “ruidazo” que tuvo lugar el 30 de marzo a las 18:00.

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer, explicó que en situaciones de convivencia forzada es muy probable que ocurran episodios de violencia tanto en hogares donde hay antecedentes de violencia de género como en aquellos en los que no, y por eso, es necesario tomar medidas de prevención. Asimismo advirtió que “por la permanente convivencia, estas formas de violencia no serán iguales a las habituales” .

Según un informe del Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación, “las situaciones de aislamiento social forzoso pueden derivar en un aumento de los casos de violencias por motivos de género”. Frente a esto, el Ministerio se adelantó a tomar ciertas medidas preventivas para fortalecer la asistencia en situaciones de violencia de género en el marco de la emergencia sanitaria. En este sentido, hicieron refuerzos en la línea 144, en la que habilitaron nuevas vías de comunicación mediante correo electrónico y WhatsApp, destinadas a brindar asistencia y contención tanto para las víctimas como para las personas de su círculo de confianza. Los números de WhatsApp son 11-2771-6463 y 11-2775-90 47, y el mail que crearon con este fin es linea144@mingeneros.gob.ar.

El 1 de abril en tanto, comenzó una campaña que consiste en que las mujeres puedan acercarse a la farmacia más cercana o llamar y solicitar un barbijo rojo, para que el personal comprenda que se trata de una situación de violencia por motivos de género y gestione la comunicación con la Línea 144. Otra de las medidas tiene que ver con una resolución que publicaron desde el ministerio el 5 de abril  para que, en el marco del aislamiento obligatorio, tanto las mujeres como las personas LGTTBI que se encuentren en una situación de violencia, puedan salir de sus domicilios si necesitan ayuda, protección o realizar alguna denuncia.

Por otro lado, pusieron a disposición el inicio del trámite para el Programa Hacemos Futuro del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, “para las situaciones que así lo requieran”. Aseguran que desde el inicio de la emergencia, se incorporaron al programa 270 mujeres en situación de violencia de género, a las que se les brinda un subsidio de $ 8500,00. Y también acordaron, con organizaciones sindicales, la disposición de hoteles gremiales en todas las provincias del país para los casos de violencia extrema durante la emergencia sanitaria.

Si bien desde el Ministerio reconocen que en marzo hubo un incremento de las comunicaciones a la línea, sostienen que los datos no deben interpretarse linealmente como un cambio en la magnitud de la violencia en sí, ya que aseguran que en los últimos 15 días la línea 144 se difundió de manera masiva, por lo que ese incremento de llamadas también puede deberse a que muchas personas que antes no la conocían y llamaron para hacer alguna consulta.

La información ahora, debe ser procesada por ministerios y organismos del Poder Judicial de la Nación, para sacar las conclusiones.

Nuevas propuestas

Además de implementar los nuevos protocolos establecidos a nivel nacional, varios gobiernos provinciales y municipales están generando dispositivos de acompañamiento. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires habilitó un teléfono para que los mismos varones o familiares hagan consultas a personal especializado en la materia; esta es una iniciativa nueva que busca brindar asesoramiento sobre cómo lidiar con varones violentos durante la cuarentena. Si bien es un servicio que tenía como objetivo poner en funcionamiento un espacio individual y grupal de atención gratuita destinado a hombres, en la situación de aislamiento social pusieron a disposición un WhatsApp para recibir consultas y hacer un acompañamiento virtual. 

La Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) lanzó un protocolo nuevo que sugiere un paquete de medidas urgentes para llevar a cabo en el marco de la cuarentena. El objetivo es adaptar los procedimientos que se suelen seguir en los casos de violencia de género a las condiciones de la pandemia. Dentro del conjunto de medidas, una de ellas tiene como objetivo excluir al agresor del hogar. Desde la UFEM aseguran que lo importante en estas situaciones es “priorizar que la mujer no salga de su casa y no corra riesgo, y que si hay una situación de agresión, se solucione de inmediato”.

Más allá de las medidas que se tomaron, varios reclamos aún no están cubiertos. Maria Elena Naddeo, responsable del Programa de Niñez, Adolescencia y Género de la Defensoría del Pueblo de CABA, sostiene que “si esta situación perdura en el tiempo, va a haber que profundizar los servicios de acompañamiento y asistencia”. En este sentido habló de la necesidad de más dispositivos de carácter domiciliario que se dirijan al hogar de la víctima y la asistan desde allí. También advirtió la falta de un subsidio adicional y de nuevos programas de alojamiento para que las mujeres que estén en riesgo, puedan irse de sus casas y no tengan que dirigirse necesariamente a los refugios que “son escasos y para pasar unos días, no dan una solución real”. 

Ada Rico contó que una de las preguntas más frecuentes por parte de las mujeres que están en esta situación, tiene que ver con qué es lo que ocurre con las medidas de protección de las que disponen. A raíz de esa inquietud, desde La Casa del Encuentro, piden que se prorroguen las medidas cautelares en todas provincias del país y aseguran que “esa información tiene que circular para que ellas se queden tranquilas”. Además, la organización se sumó al reclamo de subsidios por parte de varias entidades, y solicita que en estas circunstancias, se le otorgue a la mujer en situación de violencia el monto equivalente a una jubilación mínima, por un término de 180 días. Ante la preocupación, Ada Rico agregó: “hay que buscar más medidas para acompañarlas porque esto se lleva la vida de las mujeres”.

Si vos o alguien que conocés está atravesando una situación de violencia, llamá a la línea gratuita y anónima 144 o mandá un WhatsApp con la palabra “hola” al número de la línea directa +54 9 11 2771-6463.

Funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana en todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 4 =