La diabetes ya es pandemia y afecta a más de un millón de argentinos

Compartilo

Una noche en un bar un chico me vio con la insulina en el baño y le dijo a otro que estaba entrando que no lo hiciera porque había gente inyectándose drogas”, cuenta Máximo Fernández que fue diagnosticado con diabetes hace 6 años para ilustrar lo poco que se conoce sobre la enfermedad a pesar de que cada 10 segundos se diagnostican 3 nuevos casos en el mundo.

La enfermedad alcanza a 415 millones de personas  y se estima que en 20 años el número rondará los 600 millones convirtiendo esta patología en la séptima causa de muerte en el mundo, de acuerdo a la Federación Internacional de Diabetes.

La organización Mundial de la Salud ha decidido adoptar como principal tema del día de salud de 2016 está enfermedad que alarma por su crecimiento y ya es considerada una pandemia. Un millón 200 mil  argentinos conviven con la enfermedad  pero la desinformación que existe en la sociedad sobre la enfermedad puede generar inconvenientes.

Máximo tiene 27 años y fue diagnosticado con la enfermedad cuando tenía 21. “La gente por ahí en el subte te mira raro porque no sabe lo que es la diabetes, sobre todo cuando tenés que inyectarte la insulina. Yo trato de que no me importe”, confiesa.

Diabetes- Andrea Rico- Creative Commons

Flickr, CC. Andrea Rico

“Cuando me dijeron que tenía diabetes no sé si mis maestras se encontraban preparadas para lidiar con mi enfermedad, no es algo que les enseñan, pero con el tiempo fueron aprendiendo”, explica Sol Carrique de 21 años que fue diagnosticada cuando tenía 7 años.

La diabetes permite una vida normal siempre y cuando se mantengan los cuidados necesarios para mantener los valores de azúcar en sangre en regla. “Salvo comer azúcar, hago todo lo que hace una persona que no tiene la enfermedad: trabajo, estudio, salgo con mis amigas, salgo a comer pero tengo que llevar a todos lados el medidor de glucemia y la insulina en la cartera”, confiesa Sol y agrega: “El problema es que a veces la gente te pregunta cosas que te pueden hacer sentir incómoda o exageran la gravedad de las inyecciones porque no saben de qué se trata la diabetes”.

“La situación de desconocimiento más incómoda que pasé fue cuando quise renovar el registro de conducir por segunda vez. Una médica de la Dirección Nacional de Licencias, basándose en un supuesto erróneo, decía que por tener un índice alto de hemoglobina en sangre era riesgoso permitirme manejar un auto, cuando la realidad es que el riego que puede correr un diabético al conducir es exactamente el contrario, la hipoglucemia (es decir, tener menos azúcar en sangre de la necesaria)”, narra la joven.

Pero, ¿qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por niveles elevados de azúcar (glucosa) en la sangre, que resultan de una falta o una insuficiente producción de la hormona insulina por parte del organismo (diabetes tipo 1 o insulina dependiente) o en una resistencia y deficiencia de insulina (diabetes tipo 2 o no insulina dependiente que se da en el 90 por ciento de los casos). Por lo general, la deficiencia se compensa inyectando la hormona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 8 =