Inteligencia artificial inclusiva: tiene 20 años y creó un proyecto para fomentar el lenguaje de señas

Compartilo

En los últimos años, la ciudad bonaerense de Tandil creció de manera exponencial, y en parte, es gracias a la promoción de carreras universitarias, entre ellas, Ingeniería en Sistemas, en la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires (UNICEN).

Uno de los resultados de este incentivo fue un joven marplatense de 20 años radicado en la ciudad serrana de Tandil, que creó, a través del uso de inteligencia artificial, un proyecto que traduce el lenguaje de señas y muestra su significado en una pantalla.

En Twitter, Ignacio Gorriti, el joven marplatense, revolucionó las redes sociales con su “proyecto inclusivo”, como él lo define. Si bien una de sus mayores pasiones es la inteligencia artificial, en sus ratos libres le gusta “pasar un buen momento” mientras realiza música (desde chico le gusta tocar la guitarra) y también sacar fotos, otra de sus motivaciones.

Con más de 200 mil “Me gusta” y 25 mil retweets, Gorriti sorprendió a todos con su iniciativa, que fue bien recibida por las personas sordas de Argentina que quieren el reconocimiento por ley de la Lengua de Señas Argentina (LSA) como oficial. 

“El proyecto nace porque yo quería hacer algo con IA y no sabía qué. En un momento, me surgió la inquietud de ponerme en la piel de otras personas y así me planteé como sería entender a una persona que se comunica con lenguaje de señas. Mi intención con la app es agregar en base a las prioridades, un orden de prioridad de acuerdo a lo que la gente sorda y organizaciones vinculadas a la LSA consideren más importante para su día a día”, enfatizó.

Si bien Ignacio considera que el proyecto “está en una etapa inicial”, el efecto que generó su hilo en Twitter lo hace pensar e ir por más. “Creo que la IA es la más adecuada y la que más habilidades tiene para entender en tiempo real las señas”.

Inteligencia artificial y el lenguaje de señas: cómo funciona la app que creó un joven de 20 años y que fue viral en Twitter

El funcionamiento del proyecto que deslumbró a los usuarios de la red del “pajarito” es sencillo, y fácil de usar para quienes se comunican a través del lenguaje de señas.

“A través de un dispositivo móvil, con solo enfocar a la persona que está utilizando el lenguaje de señas, podría saber qué es lo que me quiere decir. La idea es generar un traductor simultáneo que pueda seguir una conversación en vivo entre personas”, confiesa el marplantense a Punto Convergente que estudia la carrera de Ingeniería en Sistemas en la UNICEN, en Tandil.

La app, a través de la IA, tiene en cuenta la variedad de las distintas muestras que toma de las señas. ”El beneficio de la IA es que puede entrenar y capacitarse en base a las fotos que tomes de las manos para que entienda y diferencie distintas características, que pueden ir desde el tamaño de la mano hasta el tipo de la tonalidad de la piel. Cuanto mayor sea la variedad de información, mejor”, agrega Gorriti.

“Lo que hice fue tomarme las fotos mientras hacía las señas y así indicaba a la IA lo que significaban. Luego se le toma un test en donde se le dan imágenes para saber si entendió bien la información que adquirió y en caso de que esté mal, se corrige. Tiene la particularidad y el beneficio que se perfecciona constantemente”, recalca el joven.

La app, a través de la IA, tiene en cuenta la variedad de las distintas muestras que toma de las señas.

Por otra parte, añade que hacer solo desde el principio la aplicación no fue fácil, y tampoco su intención, ya que quería reunir a todos los sectores vinculados para trabajar en ello. “Estoy en contacto con personas que me ayudan a conocer más sobre este mundo. Yo no me creía quién para poder hacerlo solo, quería conocer su realidad”, detalla el joven.

Con respecto al uso de inteligencia artificial en uno de sus proyectos es una de sus pasiones, aunque la construcción de programas también es uno de sus intereses.  Cabe destacar que también encabeza Improratoria, una app para jóvenes que participan de modelos ONU y quieren mejorar su desempeño, y Rocko, una aplicación que es una “rockola virtual” y funciona con Spotify.

“Después de publicar esto me contactaron personas ligadas a la comunidad del lenguaje de señsa, y también organizaciones y empresas que se pusieron a disposición para avanzar en las etapas siguientes de la app. Estoy muy agradecido”, concluye el joven que espera avanzar con su proyecto personal que ayudará a que las personas se comuniquen en lenguaje de señas de una manera distinta y más ágil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − 10 =