Fiestas: cómo impacta la pirotecnia en las personas con autismo

Compartilo
Listen to this article

Si bien los fuegos artificiales para algunos son una forma de celebrar, hay quienes no lo encuentran divertido y deben buscar las herramientas necesarias para regular el estrés, la ansiedad y angustia que eso les produce.

Alexia Rattazzi, médica psiquiatra y cofundadora de PANAACEA , una ONG dedicada a mejorar la calidad de vida de aquellos con condición del espectro autista, aseguró que el 80% de las personas con algún trastorno del espectro autista (TEA) tienen desorden del procesamiento sensorial agregado, el cual las hace hipersensibles a ciertos estímulos sensoriales y frente a ruidos de alto impacto sonoro sienten malestar.

“Les genera mucho estrés y es muy común frente a la pirotecnia”, sostuvo Daniel Orlievsky, psicólogo clínico especializado en autismo. Además, en casos extremos se autolesionan y tienen que usar casco o guantes para no lastimarse.

Orlievsky contó que muchos chicos con TEA que se atienden con él en la calle se tapan los oídos y cierran los ojos. Toda su sensorialidad está muy afectada, ante ruidos fuertes e inesperados se abre paso la ansiedad y algunos no tienen elementos para poder manejarla.

Hace 25 años surgió CAITI, el primer centro educativo terapéutico de CABA donde se trabaja con personas con espectro autista de entre 3 a 30 años en todas las áreas del desarrollo: motricidad, lenguaje, conducta, interacción social y comunicación, es decir, todo lo que tiene que ver con lo cognitivo.

Según contó Paola Pelanda, coordinadora del instituto, este año se hizo una encuesta a los pacientes del centro acerca de sus reacciones frente a los fuegos artificiales, a pesar de que la mayoría no presentó problemas conductuales, muchos sí sufren por los niveles que tienen de sensibilidad auditiva y buscan regularse tapándose los oídos, usando tapones o auriculares.

“Menos ruidos y más luces”

La campaña, que en un principio se tituló “Pirotecnia cero” y luego se llamó “Menos ruidos y más luces”, busca que la sociedad tome conciencia sobre los efectos que producen los fuegos artificiales de alto impacto sonoro en diversos grupos de la población. Su propuesta no descansa en la prohibición de la pirotecnia, sino en su regulación.

“Yo participé activamente en ella -aseguró Rattazzi- y va a seguir existiendo mientras la Ley de regulación de pirotecnia de alto impacto sonoro no se apruebe”. La campaña nació en paralelo al proyecto de ley para difundirlo. Se presentó un par de veces, no prosperó y luego con la pandemia se puso en pausa. No obstante, tuvo gran repercusión en los medios.

El diputado que presentó y ha estado a cargo del proyecto de ley es Eduardo “Bali” Bucca. Las intenciones son bajar los decibeles del sonido y que deje de ser dañino para animales y personas con hipersensibilidad auditiva (incluye a quien tenga TEA y gente de cualquier edad que sea susceptible a ruidos estruendosos).

¿Cómo se puede ayudar a una persona con TEA?

Los miembros del centro educativo terapéutico de Capital Federal sugirieron ejercicios de respiración para relajarse, deporte, también la posibilidad de encerrarse en un cuarto y escuchar música que tranquilice a la persona. Los auriculares o tapones son otra opción muy común que incluso implementan en la vida cotidiana.

Además, hay ejercicios de desensibilización como ver videos de pirotecnia, primero sin sonido y luego subiendo el volumen para que se vayan acostumbrando y se eleve su umbral de tolerancia.

Las enseñanzas de Temple Grandin

Es una zoóloga, etóloga y profesora estadounidense con condición del espectro autista que encontró la manera de tranquilizarse frente a situaciones de mucha ansiedad y así inventó la llamada “máquina de apretar” o “máquina de dar abrazos de Temple Grandin”. Cuando la mujer está muy contenida físicamente logra llegar a un estado de calma.

De esta forma, una persona puede ayudarse a sí misma a tolerar momentos de estrés. Ahora bien, esta técnica no funciona con todos, hay quienes prefieren no ser agarrados ya que, además de la hipersensibilidad auditiva, también está la táctil.

“Estamos buscando cuidar la salud de las personas, que puedan sentir bienestar, tener calidad de vida y eliminar fuentes de sufrimiento que son evitables”, comentó la cofundadora de PANAACEA, quien está convencida de que se logrará concientizar sobre esto, pero requerirá de un cambio cultural en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =