El secreto de la radio por streaming, tendencia en los jóvenes

Compartilo
Listen to this article

La generación Z ya no consume medios tradicionales sino híbridos. A más de 100 años desde su creación, la radio se reversiona y vuelve a estar en auge vía streaming.

La primera generación nativa digital consume medios que fusionan formatos tradicionales. La radio por streaming, que combina la imagen de la televisión con el paisaje sonoro de la radio, es uno de los formatos más elegidos por los jóvenes. 

En la pandemia, los públicos jóvenes, adoptaron las plataformas audiovisuales como YouTube y Twitch como medios de consumo, donde justamente se transmite la radio por streaming. De hecho, un informe difundido por Telecom sobre el consumo de Internet entre marzo de 2020 y marzo de 2021 arrojó que Twitch creció un 432%, perfilando así un nuevo paradigma de consumo de medios.

“La radio no se caracteriza por ser un medio consumido por los jóvenes. Por lo contrario, generalmente llega en la adultez ya que acompaña rutinas y le permite al oyente hacer otras tareas mientras la escucha”, asegura Agustín Espada, magíster en Industrias Culturales e investigador del Conicet. 

¿Si la radio tradicional solo requiere que el oyente escuche, por qué funciona mejor la radio por streaming que le demanda estar escuchando y viendo a la vez? Espada comenta, refiriéndose al fenómeno de la hibridación, que los nuevos medios toman características de los tradicionales. 

En este caso, se mezclan elementos de la radio “clásica” con el mundo audiovisual. Y el quid de la cuestión, según explica el experto, radica en que la radio por streaming tiene dos tipos de consumo. 

El primero es idéntico al de la radio tradicional, ya que supone dejar de fondo el programa, mientras el usuario hace otras cosas en tanto que en el segundo caso está viendo y escuchando a la vez. 

“La imagen es un complemento del contenido, ya que el mismo no pierde sentido si el oyente no puede ver lo que está pasando en vivo”, esclarece Espada. Como los programas quedan grabados,el oyente puede volver a ver el contenido más tarde.

El canal donde se transmiten las radios por streaming también es relevante: YouTube es una plataforma masiva y de las más usadas de Argentina. De hecho, es el segundo buscador más usado después de Google. Por ende, la audiencia ya estaba allí, permeable a este tipo de contenido. 

Luzu TV, la radio por streaming con más alcance en Argentina

Es una radio por streaming que arrancó a transmitir vía Zoom en el 2020 pandémico. Según cuenta el dueño del multimedio, Nicolás Occhiato, en una entrevista con Infobae, las condiciones de transmisión eran precarias pero lo estaban haciendo como el resto de las radios. 

La imposibilidad de salir de casa, dejaba a los estudios de radio desolados. De esta manera se igualaban las condiciones de los amateurs con la de los profesionales. 

Nicolás Occhiato, creador de LUZU TV

Luzu TV tiene una estética muy radiofónica, la escenografía está plantada como un estudio y la estructura del programa es típica de la radiofonía: hay apertura, columnas, consigna del día y pase con el siguiente programa. En definitiva, se trata de mostrar las caras de quienes hablan al aire. Con respecto al contenido, es creado por jóvenes para jóvenes. Y esto en la radio tradicional no se encuentra. 

Si bien existen radios FM que apuntan a los jóvenes, éstas solo pasan música. Por ejemplo, Radio Berlín, Radio One, Los 40 Principales y La 100. Mientras que las dos primeras pasan música pop en inglés, las otras dos pasan reggaeton y cumbia. Distinto a la radio por streaming, donde conversan diferentes temáticas y proponen consignas diarias, la radio tradicional no ofrece este tipo de contenido. 

¿Cómo se sostiene la radio tradicional que apunta a los jóvenes?

Marina Moroni, locutora y conductora de la radio Los 40 Principales profundiza sobre la creación de contenido de la radio tradicional que está enfocada en los jóvenes. A diferencia de la radio por streaming, La Tarde los 40, el programa que conduce, tiene una radiofórmula que cumplen a rajatabla. 

Marina Moroni, conductora de “La Tarde de los 40”

Entre tema y tema, los conductores suelen hacer breves acotaciones. Moroni detalla: “Presento las canciones, hablo de los artistas que suenan o menciono algún lanzamiento que hayan hecho recientemente”. “También digo información del tránsito y del clima, trato de acompañar a los que están viajando o trabajando, sin agobiar”, agrega. 

Moroni de “Los 40” sugiere que con los oyentes hay un ida y vuelta “como de amigos”, ya que según dice, siempre trata de lograr ese tono informal y casual. Plantear un ambiente de cercanía genera que el oyente se quede del otro lado del dial, ya que se siente identificado”, aclara la locutora.

¿Cuáles son los pros y contras de la radio tradicional?

Una ventaja de la radio tradicional es que uno de los mayores momentos de consumo es en el auto. Ahí es cuando el oyente no tiene wifi y si quiere escuchar algo en vivo, es probable que sintonice un dial clásico. Por eso, la FM debe aportar valor al oyente y no solo pasar música. 

Si quiere escuchar música, puede descargar una playlist de Spotify, por eso, la información de último momento y los datos curiosos sobre los temas o los artistas, le dan un diferencial al contenido. 

Según Moroni, en su programa no hay mucha interacción por audios. Eso sucede más cuando sortean entradas para algún show y habilitan la línea para mensajes. Sumado a esto, sólo leen comentarios de redes cada una hora aproximadamente. La conductora de “La tarde de los 40” concluye definiendo su labor así: “Es una compañía donde la música es la protagonista”.

Mientras que en los programas de Luzu TV la protagonista es la palabra y la risa, en las radios tradicionales para jóvenes, el protagonismo radica en los temas musicales elegidos y la información que le aporta el locutor al oyente. Como la radio por streaming se convirtió en tendencia por los tópicos que abarca al aire, las radios clásicas adaptan ese contenido para publicarlo en otras plataformas.

Si bien al aire no se hablan de los temas que se hablan por streaming, en las redes sociales sí se los trata. El contenido del aire en los programas de radio tradicional siguen sujetos a temas de coyuntura y agenda. 

Una cuestión de contenidos

Martina Charlin es redactora de la radio “La 100” y cubre los contenidos para la generación Z vía redes sociales. Esta generación incluye a los jóvenes que nacieron entre 1995 y 2012. La redactora explica que los temas que se hablan al aire son más serios, implican actualidad e  información dura, mientras que los de redes son más informales y del rubro “espectáculos”.

Según las métricas de IBOPE, el programa más escuchado de este dial es el que conduce Guido Kaczka, que se llama “No está todo dicho”, que va de lunes a viernes de 9 a 13 hs.

Está apuntado a un público millennial, es decir que supera los 30 años. Si bien es jóven, no es el mismo que el de la generación Z que consume radio por streaming. 

Los jóvenes de la generación Z, tal como dicen los especialistas, no consumen medios tradicionales sino que prefieren las redes. Charlin asegura que los contenidos digitales son de temas virales. La lógica de producción de contenidos en redes, responde a lo que mejor rinde. 

“Cuando una nota mide bien, es decir que tiene un buen caudal de visitas, seguimos produciendo más de ese contenido que le atrajo a la audiencia jóven”, confiesa. Mientras que estos temas en la radio por streaming se comentan y se charlan en vivo, en las radios tradicionales, solo se hablan en redes. 

La audiencia joven, de la generación Z, consume los contenidos de la radio por streaming vía Youtube. En la radio tradicional, el contenido apuntado a esta audiencia, aparece solo en las notas de redes y jamás se discute al aire.

Y aunque los programas de “La 100” se suben a YouTube, el target que los consume es millennial. Los jóvenes no ven ese contenido grabado ya que los temas no son de su interés, distinto a los que publican en redes, que si los atrapan.  

La flexibilidad y la adaptación de los medios transmedia logran segmentar nuevos públicos. En definitiva, lo que hizo Luzu TV fue hablarle a los jóvenes de la generación Z, que era un target desatendido por los medios tradicionales. Cuando el fenómeno se popularizó, los medios tradicionales, también empezaron a  producir contenidos para atrapar a esta audiencia. 

Sin embargo, el fenómeno Luzu tiene varias aristas que lo explican: los conductores de los programas arrastran a su propia audiencia que tienen como “influencers” de redes. 

Además, tratan temas de interés entre el público de la generación Z y llevan invitados con los que ya existe un vínculo previo, logrando a que se animen a decir lo que en otros programas no dirían porque se sienten en confianza. Atendiendo a una audiencia desatendida, los medios tradicionales se vieron obligados a repensar sus contenidos. 

Si nunca viste un programa de radio por streaming, a continuación vas a encontrar una nota a la cantante pop argentina Lali en “Antes que nadie”, el programa matutino de LUZU y en “Perros de la Calle” de Urbana Play. La invitada es la misma pero cada medio abarca la nota desde un ángulo diferente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *