Día de la Historieta: la evolución de un género con historia en Argentina

Compartilo

El 4 de septiembre se conmemora el Día de la Historieta. Hablamos con los artistas Gustavo Sala, Eduardo Risso y Juan Sáenz Valiente. El formato, ¿sigue vigente?

¿Qué se necesita para ser historietista? ¿Qué rol tienen en la sociedad? ¿Se sigue consumiendo o pasó de moda? La historieta es parte del adn nacional. Personajes como Mafalda, El Eternauta o Hijitus ocupan un lugar significativo en la tradición argentina, transmitiéndose de generación en generación.

En el Día de la Historieta argentina, Punto Convergente habló con tres reconocidos artistas argentinos Gustavo Sala, Eduardo Risso y Juan Sáenz Valiente, quienes afirman que el formato sigue vigente a pesar de no estar transitando el mejor momento. “La historieta no va a morir, evoluciona y cambia constantemente”, afirma el creador de “La Sudestada”. “Sigue vigente, pero no es algo popular, sino que se va convirtiendo en una cultura de nicho”, agrega el ilustrador de “Bife Angosto”.


-¿Qué se necesita para ser historietista?

Gustavo Sala (GS): Tener algo que contar. Se necesitan ideas, un manejo de lo narrativo, todas cosas que se pueden ir desarrollando y afianzando. Hoy ya la historieta puede ser de cualquier manera, de cualquier estilo, y contar cualquier cosa, desde lo más clásico y realista hasta lo más minimalista, naif y absurdo.

Eduardo Risso (ER): Me inclino a pensar que te tiene que gustar la historieta como lectura primero para después ir sintiendo cierta pasión que te movilice a querer realizarlas, no mucho más. Después vienen los desafíos y hay que estar a la altura para superarlos pero eso es otra instancia.

Juan Saenz Valiente (JSV): Talento y disciplina. Talento no quiere decir dibujar bien, no es una obligación dibujar bien, hay que tener encanto en lo que se hace. Se tiene que dar la combinación de dos cosas. Uno puede dibujar mejor o peor, pero lo que nunca puede faltar es la disciplina. Las ideas no llegan solas, hay que buscarlas.

-¿En qué se diferencia la historieta argentina de las de otros países?

GS: La historieta argentina tiene mucha tradición y fue valorada y premiada en el mundo entero. Siempre abarcó muchas temáticas: historieta política, de ciencia ficción, policial, humorística, entre otros. Quizás haya una manera de contar y dibujar argentina que no lo sabría explicar muy bien.

ER: Eso depende de muchas cosas, hay diferencias y coincidencias. Si hablamos de nuestro país, el estilo fue cambiando, hemos visto modificar su formas de llegar a los lectores en variadas maneras en procura de una supervivencia.

JSV: Al vivir en un mismo país, todos los autores estamos influidos por una misma cultura y tradición: es inevitable identificar el estilo argentino. Pero paradójicamente los historietistas argentinos, al crear contenido para lograr que sea rentable, lo hacemos para los mercados de afuera. No solo creamos para nuestro público nacional, sino que también lo hacemos pensando en los mercados de los Estados Unidos, Europa o Japón.

Un 4 de septiembre, pero de 1957, se publicaba el primer número de la revista argentina “Hora Cero semanal”. Cuarenta y ocho años más tarde, un grupo de artistas, editores, críticos y lectores argentinos quisieron conmemorar la fecha, con el fin de celebrar y difundir la historieta. En 2009, finalmente, la Legislatura porteña declaró el 4 de septiembre como el “Día de la Historieta”.


-¿Sigue vigente este formato ?

GS: El formato historieta sigue vigente, creo, pero evidentemente no es algo ni popular ni industrial, sino que se va convirtiendo en una cultura de nicho. Hoy hay otros consumos visuales, sobre todo en redes sociales, que se acercan más al humor gráfico de una sola viñeta que a la historieta clásica de varias páginas e historias largas.

ER: La historieta tiene raíces muy profundas. Sigue vigente, solo que necesita de cierta estabilidad económica para restablecerse como industria .

JSV: Sí, pero no como supo serlo en los 50´o 60´. Hoy en día se ve amenazada ya que el formato papel es cada vez más obsoleto. Pero, al ser tan grande el mundo, para todo siempre hay un mercado, para todo contenido hay un público interesado. La historieta no va a morir, evoluciona y cambia constantemente.

¿Los jóvenes están consumiendo historietas? ¿Es un formato que los acerca?

GS: Es difícil decirlo. Obviamente estamos lejos del consumo de historietas de hace varias décadas, pero sigue habiendo jóvenes que compran libros de cómic. .

ER: El ser humano, especialmente en la juventud, necesita algún tipo de distracción que lo aleje por momentos de su realidad. La historieta forma parte de eso: es una aventura que si se llega siendo joven, no se abandona más.

JSV: Cuando uno es joven todo es interesante. Es el momento de descubrir cosas, y sin ser militante de mi trabajo, creo que la historieta es interesantísima para los jóvenes. Hoy en día, los jóvenes están más interesados y están acostumbrados a los contenidos de plataforma digital, inevitablemente es más atractivo, pero cuando voy a los festivales de historietas, me cruzo con muchísimos jóvenes apasionados por la historieta.

-¿Qué rol pueden tener las historietas en la sociedad?

GS: Con que cuenten buenas historias, tengan dibujos interesantes y personales, y los autores y autoras tengan libertad para hacer lo que quieran, me alcanza y sobra, no sé si se le puede pedir a la historieta mucho más que eso.

ER: Importantísimo si la sociedad pretende evolucionar culturalmente. Tener dentro de la sociedad una base cultural sólida habla de la sapiencia de su pueblo. Nosotros la teníamos, la vamos perdiendo… dejo a ustedes reflexionar acerca de cómo nos va como sociedad.

JSV: Siendo humilde, sé que mi rol es entretener. Ese es nuestro objetivo principal. Si algo no entretiene, la gente no lo compra. Ahora, una vez que entretengo, siempre apuesto y me exijo a dar algo más ya que si uno entretiene y no deja nada es algo vacío. Por eso siempre intento darle algo que le sirva y que no sea, paradójicamente, una pérdida de tiempo, y eso es una responsabilidad que tengo con la sociedad.

-¿Qué representa para vos el día de la historieta?

GS: Más que nada es un día para pedir que se le de visibilización a la historieta argentina y los artistas, a los de ahora y a los de siempre, que los medios no especializados se interesen y hablen y más gente se entere.

ER: No demasiado. Es solo un día en que nos sentimos identificados por los saludos recibidos o dados, pero no representa derechos ganados. Como artistas de un arte valemos por nosotros mismos, así que tener un día reconocido para nuestra profesión no me significa ni dignifica.

JSV: Personalmente, no le doy mucho peso a este día. Todos son importantes. Yo dibujo todos los días, por eso para mí son iguales.


-Tres historietas que nos puedas recomendar…

GS: “Pi Pío” de García Ferré, “Futuro total” de Ariel López, y “El día más largo del futuro” de Lucas Varela.

ER: “Blueberry” de Jean Giraud, “Watchmen” de Alan Moore y “Akira” de Katsuhiro Otomo.

JSV: “Crímenes y Castigos” de Carlos Mimo, “Metralla” de Rutu Modan, y alguna de Gustavo Sala que son muy divertidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + uno =