Desigualdad, sobrepeso y hambre: la necesidad de una ley que regule la diferencia entre comestibles y alimentos

Compartilo

El sobrepeso y la obesidad siguen aumentando en todas las regiones de Argentina, especialmente entre los niños en edad escolar y los adultos.

Por Malena Figueroa y Lucía Mernies

A nivel mundial, el etiquetado frontal de los alimentos se considera como una herramienta estratégica dentro del conjunto de medidas recomendadas para prevenir el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas asociadas. Su finalidad es informar a los consumidores y mejorar sus posibilidades de evaluar si un producto es o no saludable.

Considerando que en 2021 el Ministerio de Salud Nacional publicó que siete de cada diez adultos presentan problemas de salud relacionados con su alimentación y el 30% de los niños en edad escolar tienen sobrepeso y el 6% obesidad, es urgente revisar las leyes que regulan la industria alimenticia en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =