Colaborar para subsistir en el nuevo ecosistema periodístico

Compartilo

 

María del Mar Cabra Valero, editora del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), conversó con Punto Convergente tras su paso por Media Party en el Centro Cultural Konex. Contó cómo fue el trabajo con los Panamá Papers y destacó que, más allá de la tecnología, la clave fue la colaboración entre los medios que participaron en la investigación.

Punto Convergente: ¿Esta filtración cambió el paradigma de los medios tradicionales?

Mar Cabra: Puso de manifiesto claramente que hay que colaborar para subsistir en este nuevo ecosistema.

PC: ¿Qué criterios tuvieron para elegir a los medios que participaron en esta investigación?

MC: En el consorcio llevamos juntando fuerzas con medios y periodistas desde 1997. Hemos tirado de esa red de periodistas que ya tenemos establecida de unos doscientos periodistas en más de 65 países. Además hemos tirado de medios con los que hemos colaborado antes y de periodistas que se han sumado porque sabíamos que había que hacer algo interesante en ese países, por ejemplo en Islandia, y les compartimos la información y les dijimos que si querían participar. Con lo cual es una mezcla de gente de nuestra red, medios que ya conocíamos o gente nueva que se ha ido sumando por el interés que había o la conexión que había de los datos con su país.

marcabra

PC: ¿Cuánto tuvieron que innovar en tecnología estos medios involucrados?

MC: En el consorcio apoyamos mucho con los servicios tecnológicos, tenemos unos servicios tecnológicos centrales que ayudan a tener una plataforma para buscar los documentos, una plataforma para visualizarlos, una plataforma para comunicarnos, como una red social. Por esto es que a muchos de los medios que colaboraron con esta investigación, los asistimos con nuestras tecnologías.

PC: ¿Fue un criterio para la elección de los medios que fuesen innovadores y tuviesen buenas tecnologías?

MC: Pues sí, fue de gran ayuda que tuviesen buenas tecnologías y quizás también un criterio a la hora de seleccionarlos. Pero lo que más tuvimos en cuenta fue que tuviesen la iniciativa de colaborar y de compartir. Porque si nosotros les dábamos la información y después ellos no estaban dispuestos a compartirla con otros, no hubiese sido posible todo este trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =