Cine nacional: La industria ya perdió 15.000 empleos mientras espera que se aprueben los protocolos

Compartilo

Cómo afectó la pandemia al cine nacional. Parálisis de producciones, ayudas económicas y un trabajo en conjunto para reactivar una de las industrias que más sufren las situación actual.

La cámara dejó de grabar, se apagaron las luces, los percheros sin vestuario y los sets de rodaje se vaciaron. Las butacas dejaron de sentir el aroma a pochoclo mezclado con el queso de los nachos y los pisos de las salas quedaron limpios, sin los usuales pedacitos de tickets y restos de comida. El cine argentino quedó paralizado. 

Hace seis meses que nuestro país se rige bajo las medidas del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y como varias industrias nacionales, la cinematográfica puso a sus producciones en pausa para poder respetar el confinamiento y evitar la propagación del contagio del coronavirus. 

Shooting Table Tennis GIF by Stolen Goods - Find & Share on GIPHY
La pandemia provocó la suspensión de varios proyectos. Créditos: Giphy

A pesar de que la cuarentena provocó  un aumento exponencial del consumo audiovisual, donde las películas y series funcionan como herramienta para hacer del encierro algo más transitable, los 200.000 trabajadores de la industria padecen la crisis y tienen problemas para sostenerse económicamente. 

Por la suspensión de los rodajes quedaron paralizados alrededor de 100 proyectos y datos aportados por el Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA) revelaron que se perdieron en total unos 15.000 puestos de trabajo.

Además, según un informe de la consultora UltraCine,  el cierre de las salas de exhibición significó una pérdida de ingresos de más de 5 millones de entradas durante el primer cuatrimestre de este año, con un desplome interanual del 37,6% de la taquilla. 

El aislamiento supuso una pérdida de ingresos provenientes de parte de la venta de entradas de cine. Crédito: Unsplash

Esto afecta de forma directa al Fondo de Fomento Cinematográfico, programa gestionado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA)  para ayudar a financiar la producción del cine nacional mediante dinero recolectado por un impuesto colocado a cada entrada de cine vendida. 

Sin embargo, para comenzar a afrontar los problemas de la pandemia, se realizaron diversas líneas de ayuda que por el momento significaron un aporte a quienes quedaron gravemente afectados por la situación actual. 

La continuación de entregas de subsidios y créditos del INCAA, las becas Formar Cultura del Ministerio de Cultura de la Nación, el sostenimiento de las obras sociales por parte de las agrupaciones y sindicatos, así como también la donación de Netflix de 40 millones de pesos para ayudar a los técnicos de la industria, fueron algunas medidas que tomaron las organizaciones para poder sobrellevar el conflicto reciente. 

Y si bien por el momento los estrenos se fueron solventando mediante las plataformas de streaming internacionales (Netflix, Amazon Prime Video, Movistar) y el ciclo de CINE.AR Play y CINE.AR TV,  se encuentra en espera la aprobación de un protocolo que podría traer la tan esperada reactivación del cine nacional.

En qué consiste el protocolo

El proyecto es un documento armado en conjunto entre el Ministerio de Cultura de la Nación, el equipo técnico de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), el Ministerio de Salud de la Nación y un grupo de entidades representativas de la industria audiovisual. Cuenta con más de 20 adhesiones de asociaciones del país y su implementación va a depender según la fase del ASPO de las jurisdicciones y regiones de la nación. 

Puntos importantes del protocolo audiovisual
Puntos importantes del protocolo audiovisual. Créditos: infografía propia

Para garantizar el cumplimiento del protocolo, el empleador deberá designar un coordinador de Seguridad e Higiene en el Trabajo y el asesoramiento del Comité Mixto (organismo encargado del monitoreo de la evolución epidemiológica y revisión de las medidas de prevención necesarias para el rodaje) contribuirá a realizar esta tarea así como también la promoción y concientización del personal respecto de la importancia de su cumplimiento. 

“Es un proceso lento, complejo, seguramente tengamos que dar algunos pasos adelante y algunos retrocesos”, afirmó el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer  en diálogo con AM 750 y agregó que la reapertura procederá en fases, según la situación epidemiológica de cada provincia y distrito. 

El ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer

El proyecto fue recibido por el Poder Ejecutivo Nacional, quien deberá revisar el proyecto para poder aprobarlo o no. 

Sin embargo, aunque el Ejecutivo apruebe el documento y se den las condiciones necesarias para la reactivación, quedará también en manos de los productores determinar la viabilidad de los proyectos para comenzar el rodaje e invertir.

Al respecto, Julio Ludueña, director de cine y miembro de la Comisión Directiva de Directores Argentinos Cinematográficos (DAC) comentó que las medidas del protocolo provocarán un aumento importante en los costos de las filmaciones.

“Han subido mucho los seguros, no se puede hacer un rodaje sin ellos, más en esta situación. Si uno comienza un rodaje y aparece la infección, tiene que suspenderlo y así sí los costos se tornan prácticamente inmanejables. Porque va a tener que seguir pagándole a todos los que trabajen en la filmación, sin hacerla”, expresó Ludueña. 

Además, hay que tener en cuenta los costos de los testeos de coronavirus. La inversión de cada una de estas pruebas cuesta alrededor de 6.000 pesos si el paciente concurre al centro de salud y 10.000 si es a domicilio. Entonces, si por ejemplo hay que testear a 40 personas involucradas en una producción, se sumarían a los gastos del rodaje unos 240.000 pesos si se los envía a testear y en caso de que sean a domicilio unos 400.000.

Aún así, por la situación epidemiológica actual de más de 640.000 infectados y 10.000 casos nuevos por día, el regreso a los rodajes no parece cercano y hasta que no exista la vacuna es algo impredecible. 

Para cumplir con las medidas sanitarias, los costos de las producciones tendrían un gran aumento. Créditos: Unsplash

“Todavía no hay precisiones al respecto. El protocolo se elaboró en conjunto entre diferentes entidades, pero aún no hay fecha establecida”, comentó María Marta Antin, secretaria de Extensión de la Universidad del Cine (UCINE).

El boom del streaming

Streaming Mass Media GIF by Jacqueline Jing Lin - Find & Share on GIPHY
Las plataformas se vieron beneficiadas por el aislamiento. Créditos: Jacqueline Jing Lin en GIPHY

Si Netflix ya era el gigante del streaming en todo el mundo, durante la pandemia la plataforma presenció un mayor crecimiento de sus suscriptores, con un total de 183 millones a nivel global. 

Le siguen a la cabeza Amazon Prime Video (150 millones de suscriptores), HBO GO (140 millones) y Disney+ (50 millones de suscriptores). Esta última prevé su llegada a Latinoamérica para el 17 de noviembre. 

Otra plataforma que se vio beneficiada por el aislamiento fue CINE.AR Play, que según su último informe de audiencia sumó tan sólo en lo que va del 2020 361.437 usuarios. Comparado con el semestre anterior, significó un aumento del 250% de perfiles nuevos.

En el sitio, los internautas pueden elegir  entre un amplio catálogo gratuito de películas, series y cortometrajes de todos los géneros y estilos del cine argentino. 

También la plataforma dispone de una plantilla de alquiler (a un costo de 30 pesos), que superó los 26.000 alquileres entre enero y julio de este año, cifra que excede por gran margen a los 18.242 registrados durante todo el 2019.

A su vez, mediante el “Programa de estrenos durante la emergencia sanitaria”, los espectadores pueden disfrutar todos los jueves de aquellas películas que se hayan inscripto hasta el 29 de febrero para estrenar desde el segundo trimestre del 2020. 

De esta forma, del 02/04 al 23/07 se estrenaron 31 películas nacionales, con un promedio de más de 134.000 visualizaciones totales. Entre las más vistas se encuentran “Yo, adolescente”de Lucas Santa Ana, “Tóxico” de Ariel Martinez Herrera y “Reset, volver a empezar” de Alejandro Hartmann.

Tráiler de “Yo adolescente”, film que obtuvo más de 30.509 visualizaciones, a tan sólo 4 días de su estreno

 “Las películas se completan cuando se estrenan, cuando alguien las ve. Una película sin pantalla está a medio hacer. Por eso el INCAA les pone a disposición sus pantallas. Porque las salas están cerradas, para que el público se encuentre con ellas”, afirmó Luiz Puenzo, Presidente del INCAA.

La gestión del INCAA en pandemia

Mediante su segundo informe de gestión, Puenzo reveló datos interesantes sobre el funcionamiento de la entidad durante la pandemia y las medidas que tomaron para afrontar los problemas que surgieron por esta situación. 

A pesar de la crítica situación económica, para abril 2020 se pagaron más de 300 millones de pesos para los pagos requeridos de las producciones que conllevaban grandes problemas económicos y en conceptos de fomento de cine se abonaron un total de $643.283.734,54 para el primer semestre de este año.

Liquidación de Fomento de Cine y TV del INCAA

También se firmaron convenios con sindicatos del sector para asistir al sostenimiento de sus obras sociales, lanzaron una línea de créditos a tasa cero para los productores de filmaciones así como también idearon un concurso para la coproducción de series internacionales, complementario a otras convocatorias existentes. 

Además, se encuentran debatiendo en reuniones con autoridades nacionales sobre el implemento de un impuesto del 10% a los abonos de las plataformas para beneficio del Fondo de Fomento Audiovisual del Instituto. 

Esta es una medida que se busca hace años por los creadores de contenido y sería una percepción distinta al 21% del IVA establecido por la AFIP. No obstante, se recalcó que los espectadores no pagarían un monto mayor por este nuevo impuesto. 

Las ganancias del impuesto serían destinadas para el Fondo de Fomento Audiovisual para la promoción de producciones nacionales. Crédito: Unsplash

Sin embargo, el pasado 23 de julio la sede del INCAA fue allanada tras una denuncia por irregularidades en la asignación de subsidios a productoras. La denuncia involucra al presidente, al vice Nicolás Battle y a la contadora personal de Puenzo y de sus productoras, Sonia Serrano. 

Por orden del juez Sebastián Casanello, la Justicia se llevó todos los expedientes administrativos originales (377) en los que el instituto haya otorgado subsidios desde el 15 de diciembre del 2019 hasta la fecha de la investigación, que representan un 90% de las filmaciones que están en proceso de producción en Argentina.

Esta incautación de documentos profundizó la parálisis del sector, ya que todos esos trámites quedaron automáticamente detenidos, hasta que sean devueltos a la organización. De esta forma, hasta que la Justicia se expida, no se pagarán más subsidios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =