Argentina el más atrasado en la vuelta al fútbol

Compartilo

A la espera de la confirmación oficial, Argentina es el único país de Conmebol que todavía no volvió ni tiene fecha aprobada para el regreso.

Presente en la agenda mundial desde principios de año, la pandemia del coronavirus afectó a todos los ámbitos y modificó la vida. El fútbol no fue la excepción y luego de varios meses suspendidas, las ligas comenzaron a volver a la actividad.

La Bundesliga fue la primera de las importantes en volver y así Alemania dio el primer paso hacia la nueva normalidad del fútbol. Luego se le fueron sumando España, Inglaterra y posteriormente Francia. Incluso volvió la Champions League, con un formato renovado para no dejar la competición inconclusa.

Semanas después, el epicentro de la pandemia era Sudamérica con un gran aumento de casos y muertes, a excepción de Uruguay y Paraguay. Sin embargo, el antecedente de Europa y el largo tiempo de inactividad de los clubes motivó el regreso de muchas ligas. Exceptuando Brasil que volvió en junio, casi todas las ligas de Conmebol retornaron a la actividad entre julio y principios de septiembre. Al igual que su equivalente europeo, la Copa Libertadores también retomó sus partidos y hasta hizo viajar a los planteles, generando algunas polémicas dirigenciales.

En ese contexto, los países que todavía no retornaron la actividad son tres: Bolivia, Venezuela y Argentina. Venezuela cuenta con fecha confirmada, mientras que Bolivia ya cuenta con la aprobación del Ministerio de Salud y solo resta confirmar la fecha tentativa. Mientras tanto nuestro país especula con una posible vuelta el 16 de octubre, pero que todavía no fue aprobada por el Ministerio de Salud ni ratificada por la Liga Profesional.

Los riesgos son claros y los protocolos no se pueden mantener en el desarrollo del juego, así lo explica María Gabriela De La Iglesia, infectóloga (MN 94.891): “La dinámica de cualquier deporte colectivo hace inviable sostener el distanciamiento, ese es fundamentalmente el riesgo que tiene la práctica profesional”. Sumado a esto, De La Iglesia también remarcó la dificultad del gran porcentaje de asintomáticos y su transmisión del virus sin saberlo.

Estas dificultades tienen un lugar protagónico en el desarrollo de los torneos y muchas veces modifican la dinámica. En Brasil y Perú hubo suspensiones de partidos debido a contagios y recientemente hubo un fuerte choque dirigencial por el partido de Copa Libertadores entre Barcelona de Ecuador y Flamengo, donde el equipo carioca presentó contagios en su plantel antes de jugar.

Más allá de los partidos, los protocolos deben estar muy presentes en los entrenamientos para que todo funcione. De La Iglesia remarcó que lo mejor sería contar con grupos reducidos y respetar el distanciamiento lo más que se pueda al entrenar.

Desde el aspecto deportivo, pensar en la vuelta al juego también implica tener en cuenta cierto tiempo de adaptación. Hernán Darío Ortiz, entrenador de Mitre de Santiago del Estero, estimó que con alrededor de 45 días de entrenamiento los jugadores se reactivan. Sin embargo, también expresó que hasta no volver a jugar partidos oficiales el riesgo de lesión es muy alto y al principio la competencia no va a tener el ritmo esperado. Mitre actualmente milita en la Primera Nacional y al igual que todo el ascenso, deberán esperar unas semanas más luego de que comience la Liga Profesional.

Actualmente, la dirigencia del fútbol argentino está a la espera de poder confirmar una fecha de retorno a las canchas. La idea de la Liga Profesional es volver el 16 de octubre, pero todavía falta la aprobación de las autoridades sanitarias nacionales. Un buen indicio fue la autorización para realizar amistosos durante la última semana.

Por otro lado, los equipos argentinos disputaron sin problemas sus partidos de Libertadores, por lo que el contexto apoyaría el regreso a las canchas.

En este sentido, Ortíz expresó la importancia de “controlar la ansiedad” y llamó a “tener paciencia”, en un contexto donde hay que dedicarle un poco más de tiempo a pensar y tomar decisiones. Afirma también que “es muy importante el rol del psicólogo en estas épocas”, ya que nos encontramos en una situación que nunca vivió el mundo del fútbol ya que “nunca se estuvo tanto tiempo parado”. Además, otro miembro a destacar fue el preparador físico por el rol que tendrá en la puesta a punto en esta situación atípica.

Con respecto a la vuelta, la infectóloga De La Iglesia advirtió que habrá que acostumbrarse a las aperturas y cierres de actividades, donde por supuesto puede entrar el fútbol. “Hay que tener en cuenta que la dinámica de los contagios puede ir y volver y por eso hay que sostener el concepto de los entrenamientos individuales”, agregó.

Será cuestión de tiempo para saber cuando se concreta la vuelta del fútbol argentino. Mientras tanto, los clubes se mantienen expectantes y aguardan por una definición sobre el regreso a la competencia.

Federico Bastante e Ignacio Díaz Bisio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =