Un proyecto multimedia que pone a los refugiados sirios en un lugar destacado en la web

Compartilo

En el marco del proyecto sobre la cuestión de los refugiados sirios que realizan desde 2018 la UCA y el IHECS (Institut de Hautes Études de Communications Sociales) con sede en Bruselas, Bélgica,  la profesora Laurence Vincent estuvo en Buenos Aires y conversó con Punto Convergente.

El proyecto bilateral llamado Embrace It, que tiene como objetivo principal generar un diálogo abierto sobre la situación de los refugiados sirios en Bélgica y Argentina, reunió a estudiantes de ambas instituciones para elaborar en conjunto una plataforma multimedia que ilustre desde distintos puntos de vista la vida de un refugiado.

El profesor Miguel Massenio (UCA) y las profesoras Laurence Vincent y François Corbiau junto a un grupo de estudiantes belgas. Fuente: IHECS

Vincent es profesora asistente de IHECS en Bruselas y dueña de Playrec, una empresa que se dedica a realizar comunicación audiovisual para terceros. En conversación con Punto Convergente, la profesional belga destacó que “nuestros estudiantes están muy satisfechos de que la plataforma se hizo, están felices del trabajo y de las producciones que hicieron los alumnos de la UCA”. También explicó que el proyecto en Bélgica comenzó con un taller sobre Siria donde contactaron a una dupla de sirios que habían llegado como refugiados a Bruselas dos años atrás y dieron detalles de su peripecia inmigratoria. Luego tuvieron como eje tres diferentes trabajos para el proyecto: un reportaje, un perfil y una producción que mezcle fotografía y sonidos a los que acompañaron con un artículo escrito para profundizar en el tema.

Miguel Massenio y Laurence Vincent en discusión con estudiantes argentinos vía Skype. Fuente: IHECS.

En cuanto a las redes sociales, los alumnos trabajaron en videos para genera mayor impacto a través del discurso. Con 17 estudiantes, Vincent observó que, a diferencia de las clases numerosas, la metodología de preparación resulta mucho más sencilla ya que se genera una relación mucho más profunda y cercana con los alumnos.

“Es muy bueno en general para los estudiantes, les enseña otras culturas y otras formas de trabajar”, señaló la profesora. Sin embargo, lamentó que los alumnos argentinos y belgas no pudieran tener más contacto entre ellos. Únicamente hubo una sesión de Skype pero “eso no alcanzó para trabajar par a par, cada uno hacía los videos por su lado y después se los volcaba a la plataforma”, remarcó.

Laurence Vincent es profesora asistente de IHECS desde 2001 y trabajó en los departamentos de Multimedia y Video.

Sin embargo, la educación y la edición de video no son sus únicas pasiones. Por ejemplo, los deportes ocupan un lugar especial en la experiencia profesional de Laurence Vincent, ya que sus primeros trabajos periodísticos fueron en el mundo del deporte. A pesar de ser un mundo con una presencia masculina fuerte, que también la periodista tildó de machista, es un ámbito en el que se sintió cómoda y eso lo adjudica a que desde chica juega al fútbol, entre otros deportes.

Para la periodista belga resultaron fundamentales los movimientos feministas y el Me Too para lograr una mayor visualización en cuanto a las desigualdades y abusos existentes. Vincent, indica que las mujeres “tenemos mucha presión sobre nuestros hombros, yo le enseño a mi hija que sea ella misma que no se deje llevar por la presión social, ni como profesional ni como madre”.

Es así que Vincent enseña a sus alumnos a volver a poner la atención en el mundo digital pero no como opositor del periodismo tradicional, como muchos analistas de medios y periodistas aseguran, sino como una herramienta que ayudará a que el periodismo retome sus bases tradicionales, las que legitiman socialmente a la profesión.

El gobierno belga no los quiere

A medida que se iba realizando la producción, se descubrió una diferencia muy notoria entre Argentina y Bélgica a la hora de hablar sobre la migración que permitió que los estudiantes pudieran conocer las dos caras de la misma moneda. Bélgica tiene la presencia de partidos con carácter nacionalista y el ministro a cargo de las migraciones pertenece a este grupo, por lo tanto los refugiados no son políticamente bienvenidos en el territorio. Son recibidos por la gente pero no por el gobierno.

En cambio en Argentina se vive este fenómeno con una actitud mucho más abierta y flexible. Esta postura se puede comprobar con el Programa Siria que brinda una respuesta conjunta del Estado y la comunidad argentina a las necesidades humanitarias de los migrantes afectados por el conflicto. Aparece la figura del llamante quien se compromete a recibir a los refugiados y acompañarlos en el proceso de integración en el país durante los primeros 12 meses. Pero, ¿quién puede ser llamante?: Todas aquellas personas que viven en suelo argentino y se comprometen a ayudar a los refugiados sirios en el proceso de integración durante los primeros 12 meses en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciseis =