Growth Hacking: otro camino para llegar a la cima

Compartilo

Francisco Renó, ingeniero y growth hacker, brindó una charla a los alumnos de la Sociales donde explicó el concepto de Growth Hacking. ¿Puede conducirnos al éxito?

El viernes 3 de mayo, en la Universidad Católica Argentina, Francisco Renó, ingeniero y growth hacker, convocó a alumnos y profesores para charlar sobre lo que es el Growth Hacking y de qué manera esto nos puede conducir al éxito.

Renó, actual emprendedor de BeBetter Hotels, definió el término como “una combinación de habilidades que incluyen publicidad, análisis, programación y diseño con un solo objetivo: encontrar la forma de escalar en un negocio”.

Growth Hacking es uno de los conceptos clave en el mundo del marketing digital y de las Startups, empresas nuevas que presentan grandes posibilidades de crecimiento aunque también el término puede referirse a compañías de cualquier ámbito, sobre todo aquellas que tienen un fuerte componente tecnológico y que están relacionadas con el mundo de Internet y las TICs.

La definición de Growth Hacking es relativamente nueva en nuestro país, pero totalmente instaurado en otros lugares como los Estados Unidos. Esta disciplina busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, ingresos y/o impacto, de una empresa.

Historia del Growth Hacking

El origen del término se remonta a los primeros años de nuestro siglo y está unido al mundo Startup. Renó explicó que “tras la famosa burbuja de las puntocom y la posterior crisis, la inversión escaseaba y las startups necesitaban crecer sin invertir grandes cantidades de dinero para poder acceder a la financiación». «En este momento no hubo otro remedio que conseguir formas creativas e ingeniosas para conseguir este crecimiento, aunque fuese con técnicas poco convencionales”, agregó.

Entre las cualidades que debe tener un profesional del Growth Hacking están la capacidad de análisis, la creatividad, ser multi-tasking y curioso. Es alguien que busca la métrica y el target clave para analizar cada situación particular. Sabe de todo un poco, se interesa por muchos temas para captar nuevas ideas.

El growth hacker es ágil. “Quiere probar las cosas rápido y ver si funcionan. Le gusta analizar, pero no le gusta la parálisis por análisis”, comentó el especialista.

Siempre debe pensar “out of the box” para conseguir idear estrategias novedosas y eficaces. No se planteará usar medios tradicionales, como la radio o la televisión, para potenciar el crecimiento de una compañía como probablemente haría un experto en marketing tradicional. Sino que utiliza su creatividad y las redes sociales, internet y otros medios digitales para generar efectos virales que consigan un crecimiento exponencial con una mínima inversión.

Técnicas del Growth Hacking

  • Programas de referidos: Si bien es una técnica tradicional, las redes sociales y las nuevas tecnologías le han dado una nueva vida. Es una forma de darnos a conocer y captar clientes sin tener que invertir en publicidad.
  • Urgencia y escasez: se trata de dos parámetros que convenientemente manejados pueden proporcionar una gran expectativa y crecimiento.
  • Web scrapping: técnica para extraer información de páginas web y trasladarla, por ejemplo, a una tabla Excel para analizar datos.
  • Freemium: recurso que es utilizado por empresas que han triunfado en las últimas décadas. Ofrece poder usar tu producto o servicio de forma gratuita (con limitaciones) y si lográs que a tus clientes les guste tanto que quieran convertirse en premium, paguen por el servicio.

Cobertura a cargo de Clara Nachón, Dolores Claver, Lara Saenz de Tejada y Martina Lombardini.


Compartilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *