Vidal en la UCA: “No quiero que los chicos pasen de grado, quiero que aprendan”

La gobernadora de Buenos Aires disertó sobre los principales problemas educativos y de seguridad por los que pasa la provincia ante un auditorio completo de alumnos y autoridades de la Universidad Católica Argentina.

“Cuando una persona comienza a trabajar en una oficina pública le pueden pasar dos cosas. O te enamorás o salís corriendo espantado. A mí me pasó lo primero”, respondió la gobernadora ante la pregunta de qué significa para ella trabajar en el Estado. El turno de las preguntas llegó a una estudiante de primer año, quién manifestó su preocupación por la falta de políticas a largo plazo en materia educativa. La gobernadora indicó que “todo” depende de lo que quiera la sociedad:  “La verdad es que finalmente los políticos se van adaptando a lo que la sociedad les permite y les exige”. Y siguió: “La sustentabilidad de las políticas a largo plazo dependen de la sociedad, no de los políticos”.

“No quiero que los chicos pasen de grado, quiero que aprendan. Las estadísticas nos van a dar mal pero es lo que hay que hacer, eso no importa”, afirmó sobre los problemas de la educación en la Provincia. “Un maestro entra a un aula -agregó- y está igual que hace 20 años. Eso no es responsabilidad de los chicos, es responsabilidad de los adultos. Algo tenemos que hacer, y lo vamos a hacer”.

En materia de seguridad, Vidal dijo que “cuando llegamos uno de cada tres policías tenía chaleco. Cuando terminaban sus turnos se lo daban al policía que llegaba”. La gobernadora espera que para fin de 2016 cada policía tenga su chaleco antibalas.  Ante una pregunta los primeros pasos en esta materia, manifestó que lo más importante es la formación de la fuerza policial. “Formar un buen policía no lleva menos de tres años –aseveró la gobernadora–. Además hace falta reentrenar a los policías que ya están en la calle y no están debidamente formados”.

Vidal y el auditorio completo

A su vez, dijo que la mejora de la seguridad “es una mesa de cuatro patas: la policía, el sistema penitenciario, el sistema judicial y una buena política social”. Y agregó: “Si le falta alguna pata, la mesa queda enclenque”.

Vidal se refirió a su victoria electoral el pasado octubre y : “No creo que sea un mérito mío haber ganado sino que fue un mensaje de la sociedad. De los que menos tienen en la provincia de Buenos Aires. Fue casi un grito silencioso de dignidad, de pensar que alguna vez alguien los iba a tratar de manera distinta”.

Ante la pregunta de un alumno, la gobernadora negó sentir presiones por parte de algún sector político: “Yo me he sentido muy acompañada. Por suerte los que ponen palos en la rueda son minoría. Creo que cada vez hay menos espacio en la Argentina y la provincia para eso. Quedan descolocados frente a la demanda de la sociedad”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *