Venezuela: los migrantes sin fronteras

En Argentina ya son 482 mil venezolanos que residen en el país, según cifras del Congreso de la Nación. “Ya se fueron dos millones de personas de Venezuela” afirmó Silvina Acosta, periodista argentina, formada y radicada en Venezuela y explica que desde que llegó al poder el ahora fallecido Hugo Chávez se hablaba de una significativa emigración, pero que en los últimos años se aceleró. El país está atravesando una de las peores crisis de su historia, que se abre desde varios frentes: social, económico y político.

15 destinos con mas emigrantes venezolanos:

“Todo comenzó por las malas gestiones del gobierno que arrancaron con Chávez, que fue un problema. Si bien teníamos una  democracia que era imperfecta, venía caminando y el pueblo, cuando empieza a buscar mesías a veces se equivoca;  la mayoría de las veces se equivoca”, explica el venezolano Vincenzo Pensa, presidente de la Asociación de Venezolanos en la Argentina (Asoven).

Con la caída del precio del petróleo a niveles históricos, el país bolivariano dejó de percibir su mayor fuente de ingresos. Según datos del gobierno venezolano, de cada 100 dólares que ingresan al país, 96 dólares provienen del petróleo. Esto demuestra su altísima dependencia petrolera.

“Mi vida cambió drásticamente de un día para otro, a mis siete años de edad ya me daba cuenta de que en mi hogar donde siempre hubo alimentos empezábamos a vivir solo con un caja de arroz y un aceite por semana. Mi hermano no podía salir a la calle, una inseguridad tan grande que si salías solo te consideraban un suicida, hasta mi madre dejo de usar faldas para no llamar la atención. Recuerdo que a mi padre un día le agarro gripe y no se conseguían los antibióticos, fue ahí donde mi familia decidió finalizar esa situación y hoy estamos desde hace 5 años en Argentina” expreso Maria Paola Vivas, venezolana de 22 cuando le preguntaron por su venida al país.

La disminución de ingresos se tradujo en una reducción del PBI de más de 10% en el 2016 y que además fue acompañada por la mayor inflación del mundo, alarmantes niveles de inseguridad, desabastecimiento de alimentos y medicamentos, desempleo y caída de la producción en general. Esto provocó que la conflictividad social se acentuara y que se profundizaran los enfrentamientos políticos, desencadenando procesos violentos y un enorme deterioro institucional.

“Chavista o no, la gente se va, por los motivos que sean. Existe una emigración forzada por la situación” expresó Ana Paula Penchaszadeh, investigadora del CONICET mencionando que los principales motivos de la huida son:

A pesar de que un gran número de ciudadanos venezolanos prefieren abandonar el país, algunos apuestan y tienen fe al cambio y denuncian mediante Internet !”el sistema político anti democrático” y a través de ese medio la expresión es libre. Este es el caso de Julio Andres Borges, diputado de la Asamblea Nacional, opositor al gobierno de Nicolás Maduro.

Una esperanza en la Argentina

Vicenzo Pensa fue uno de los fundadores de la asociación de venezolanos en la Argentina, una organización civil sin fines de lucro. Según Vicenzo uno de los principales objetivos es ayudar a los venezolanos a que lleguen a sentir “el tono amable del venezolano”. Procuran juntarse y celebrar sus tradiciones, como la comida y el baile.

También realizan donaciones por ejemplos juntan abrigos para los venezolanos que como en su país solo tienen una estación, pocas veces tienen ropa de invierno. Asoven comenzó recaudando medicaciones para enviar a Venezuela, eran paquetes livianos y pequeños. “Ahora nadie va a Venezuela, entonces nosotros como organización decidimos concentrarnos en los venezolanos que vienen a la Argentina, por eso lo que hacemos es recaudar para los venezolanos que están en aca” cuenta el presidente de la asociación.

“Traemos el sentimiento de Venezuela” explico el Vicenzo, haciendo referencia al que el venezolano no está acostumbrado a emigrar, y la situación es una emigración forzosa. El país está en una crisis humanitaria, las garantías individuales están pendiendo de un hilo. La salud el derecho a vivir está limitada. Por estas razones Asoven tiene una red de contención emocional, porque los venezolanos que están viniendo vienen con muchas angustias, en la parroquia Guadalupe, en Mansilla y Medrano, se creó esta red de apoyo.

“No somos un ente que tenga la capacidad económica para hacer grandes cambios pero vamos poniendo un granito” dijo el venezolano, incentivando a todos a participar.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *