Saguier sobre los tiempos digitales: “Hay que chequear, ir a la fuente y no precipitarnos”

“¿Querés ser periodista?”, le preguntó el director del diario LA NACIÓN, Bartolomé Mitre, a Fernán Saguier cuando comenzó a trabajar hace 35 años. “Jodete, vas a laburar, sábado, domingo, feriado, Navidad, Año Nuevo; vas a entrar a una hora y no vas a saber cuando te vas”, le respondió.

Pasados 12 años de 2006, cuando sucedió a Claudio Escribano en el puesto de subdirector periodístico, Saguier se presenta en la 74° Asamblea General de la SIP  para hablar sobre la libertad de expresión de los medios argentinos en la etapa digital.

Saguier se sienta en stand de UCA Periodismo, se pone el saco y, con sus ideales bien posicionados, comienza a hablar siguiendo la línea de sus antecesores.

¿Cuál es el desafío de los medios tradicionales a partir de la revolución tecnológica de los últimos años?

El desafío es ir transformándonos en organizaciones totalmente digitales, sin perder la esencia de lo que son nuestros medios, la identidad que nos ha caracterizado durante nuestra tradición, que es el rigor, el chequeo y la oferta de historias de calidad corroboradas efectivamente.

¿Cómo se hace para lidiar entre tener la primicia y tener la noticia lo antes posible, y al la vez tenerla chequeada?

Hoy hay que tener mucho cuidado a la hora de difundir informaciones, anticipos, primicias, porque en estos tiempo digitales de redes sociales, un error se viraliza, un hecho de mala praxis se puede convertir en un gran disgusto, en un gran dolor de cabeza, inmediatamente corre por las redes y toda una carrera, un nombre, una reputación pueden ir al tacho. Entonces, lo que hay que hacer es pensar en que siempre uno tiene que salir primero pero más importe que salir primero es salir bien. Nosotros tenemos un cartel en la sala de la reunión de la tapa, que dice: ‘Hay que chequear bien la información, nada peor que una desmentida’. Hay que estar seguros, ir a la fuente y no precipitarnos. Los tiempos de hoy son tiempos de vértigo de ansiedad. Los tiempos digitales nos obligan a informar en tiempo real. La ansiedad y el vértigo son malos consejeros.

La Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa presentó un borrador (que se aprobó el lunes 22) sobre la declaración de principios sobre la libertad de expresión en la era digital. ¿Qué le pareció?

Todavía no los leí, confieso que estoy en falta.

En las charlas del miembro de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, surgió la frase: “La mejor ley de comunicación es aquella que no existe”. ¿No tiene que haber ningún tipo de regulación, ni siquiera para las fake news?

No, la idea es que los medios somos permanentemente seguidos y “escrutados” por nuestras audiencias, que sean ellos los que nos eduquen a través de premiarnos entrando a nuestra web o comprándonos un ejemplar del diario papel o sintonizándonos en televisión o en radio o castigándonos dejando de hacerlo. Las leyes, en general, imponen regulaciones que nunca han dejado buenos resultados y un buen ejemplo es lo que pasó durante la época del kirchnerismo con la ley de comunicación audiovisual.

¿Qué se busca en los periodistas que quieren entrar a LA NACIÓN?

Hormigas en el traste, hambre, ganas de comerse la cancha, de estar a la mañana, a la tarde y a la noche. Eso es ser periodista hoy, nos tiene que encantar, tenemos que enamorarnos de cualquier tema. En las redacciones un periodista puede hacer desde una conferencia agropecuaria hasta un incendio. Hay que capacitarse, documentarse y estar listo para cualquier tema.

¿Cómo ve al Periodismo hoy en día?

Discrepo con quienes son críticos con el periodismo argentino, yo tengo una opinión contraria. Creo que durante los 12 años del kirchnerismo muchos periódicos independientes y los principales diarios hicieron investigaciones muy importantes, que desenmascararon episodios de corrupción y tuvieron gran resonancia y consecuencias judiciales. Me parece que hay un buen ejercicio del periodismo en la Argentina, es el periodismo de investigación. Así que en ese sentido no tengo una mirada crítica.

¿Qué riesgo piensa que puede tener el periodismo en nuestro país?

Riesgos, en materia de libertad de expresión cambió mucho el escenario. Veníamos de 12 años de una persecución, un ataque, una hostilidad permanente contra los medios independientes, no contra los medios adictos y hoy en día eso termino por completo. El gobierno de (Mauricio) Macri nunca consideró al periodismo como un enemigo y cumple con los dos requisitos básicos que tiene que reinar en una democracia. Uno, es ser accesible como fuente de información; y otro, tratar al periodista con respeto, de manera cordial.

¿Qué le recomendaría a un estudiante de primer año de Periodismo?

Varias cosas. Primero, que estén informados, que lean los diarios, que entren a los sitios web, por más que no coincidan con el pensamiento editorial de ese diario. Que sepan, que estén actualizados con lo que está pasando, que conozcan lo que está pasando con el periodista de Arabia Saudita en este momento como con los problemas gremiales. Punto dos, tienen que saber un idioma, hoy es imprescindible para trabajar en cualquier redacción, inglés o francés, pero un idioma más del castellano. Después, lecturas. La mayor cantidad de libros que puedan del tipo que sean.

Por: Agustina Mauderli, Lucas Lafuente, Santiago Basso, Gaston Balatti y Marco D’andrea

***

1963
El 27 de junio de 1963, Fernán Saguier nace en Buenos Aires, Argentina.
1983
Comienza a trabajar en el diario La Nación de reportero, luego de recibirse en la Universidad del Salvador de licenciado de Psicología.
1990-1992
Pasa de ser editor de Páginas Especiales a editor del Suplemento Infantil.
1992-1995
Saguier se muda a Estados Unidos bajo el cargo de corresponsal en Norteamérica.
1995-1999
Vuelve a Argentina y toma la edición del diario.
2006
Fernán Saguier toma el cargo de Claudio Escribano como subdirector de La Nación, con el objetivo de continuar desarrollando el medio bajo los ideales tradicionales. “No es un mensaje fundacional”, aclaró en el discurso al asumir el cargo.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *