Paralímpicos: Mucho más que una competencia

Existen personas que a lo largo de su vida buscan nuevos desafíos para poder superarse. Hay muchos individuos que enfrentaron momentos duros y a pesar de esto no bajaron los brazos, intentaron cumplir sus sueños, se entrenaron y así se convirtieron en deportistas que hoy compiten en el más alto nivel.

Los Juegos Paralímpicos son una competición internacional creada en 1960, para atletas con ciertos tipos de discapacidades físicas, mentales y/o sensoriales. Su objetivo es promover el trato igualitario de los deportistas con capacidades especiales El máximo rector en los Juegos Paralímpicos es el Comité Paralímpico Internacional (CPI).

El médico alemán Ludwig Guttmann organizó la primera competición deportiva para veteranos de la Segunda Guerra Mundial donde participaron sus pacientes con lesión medular. Su meta era crear una competencia de alto nivel para personas con discapacidad.

Los primeros Juegos Paralímpicos oficiales fueron los de Roma en el año 1960.

Estos ya se orientaron únicamente a veteranos de guerra. Desde su primera competencia coincidieron con los juegos convencionales y se dieron cita 400 atletas de 23 países. En el inicio estuvieron dedicados únicamente a atletas en sillas de ruedas; ya para 1976 se incluyeron atletas con diferentes discapacidades. Actualmente, en los últimos juegos en Río de Janeiro, compitieron 4359 deportistas de 160 países.

Daniela Giménez fue la primera deportista argentina en competir en los Juegos Paralímpicos de Río 2016. Con 24 años y una amputación de su mano izquierda, la nadadora participó en la carrera de cien metros en una disciplina de brazo o pecho para atletas con limitaciones físicas.”

Lo que me llevó directo a la natación fue un grupo de amigos que me comentaron que existían estos juegos. Me acuerdo que en un torneo se me acercó una profesora de Santa Fe que trabajaba con la Selección y me invitó a participar”, expresa la atleta. Esos fueron los inicios de su carrera que la llevó a competir por el país en la máxima cita deportiva. Además, Giménez explica que para llegar a participar de un paralímpico se debe lograr una marca mínima pedida por el Comité Paralímpico Internacional.

Los deportes que forman parte de estos juegos internacionales son: atletismo, baloncesto, boccia, ciclismo, fútbol 5, equitación, esgrima, halterofilia, judo, natación, piragüismo,tenis, tenis de mesa, tiro con arco, tiro olímpico, triatlón y vela, rugby y voley.

Cabe destacar que no todos los países, por más que participen de los juegos, tienen la obligación de presentar deportistas o delegaciones en todas las categorías mencionadas anteriormente, sino que con lograr pasar la prueba de al menos un deporte ya forman parte de la competencia.

Laura Couto, periodista que cubrió los Juegos Paralímpicos Río 2016, explica: “Existen muchos países en el mundo que le dan mucha importancia al deporte paralímpico, no solo por el sistema de becas y cantidad de las mismas otorgadas sino que hay casos, como por ejemplo Ucrania, que por todas las guerras que enfrentaron presentan un alto grado de personas con discapacidades. Otros países como Gran Bretaña, Francia, Canadá o Estados Unidos les dan la misma trascendencia a los atletas olímpicos que a los paralímpicos, sobre todo en los deportes más reconocidos como atletismo y natación”.

En el caso particular de la Argentina, la gran mayoría de los deportistas paralímpicos reciben dos becas, una por parte de la Secretaría de Deporte de la Nación, por la cual cobran cada mes, y otra del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento) que financia viajes y se ocupa de la construcción de canchas.

“Esto ayuda mucho ya que el deportista no tiene que pensar en trabajar y se puede enfocar cien por ciento en el deporte y su entrenamiento”, comenta Germán Muleck, arquero (vidente) de fútbol para ciegos.

Por otra lado, Giménez asegura que gracias a este sistema de becas, ella puede decir que hoy en día se dedica al deporte.

Los deportistas argentinos de elite aseguran que las olimpíadas implican una planificación de cuatro años. Es decir, ya terminados los juegos Río 2016, los atletas comienzan a prepararse para Tokio 2020. Al mismo tiempo, durante estos años hay torneos oficiales que son clasificatorios para competencias de mayor nivel. Sin embargo, admiten que su principal objetivo es siempre la medalla de oro en los paralímpicos.

La mayoría de los competidores entrenan en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), ubicado en Libertador y Larralde en la ciudad de Buenos Aires. En el caso de “Los Murciélagos”, el seleccionado masculino de fútbol 5 para ciegos, los jugadores entrenan de lunes a viernes tres o cuatro horas por día durante el turno tarde, lo mismo que puede llegar a entrenar cualquier jugador olímpico de alto rendimiento.

#Argentina #parapan #parapanamericanos

Un vídeo publicado por German F. Muleck (@germanmuleck) el

En este deporte se utiliza una pelota sonora y cada equipo se integra con cuatro personas ciegas o con disminución visual severa, que deben jugar con cubreojos, y un arquero vidente que también debe orientar a los jugadores no videntes. Hay un “llamador” ubicado detrás del arco contrario y el técnico da indicaciones a los jugadores.

En cuanto al espacio de entrenamiento, este es el mismo tanto para lo jugadores paralímpicos como para los olímpicos. Más allá de que la disponibilidad de los sitios de ejercicio no varía según su condición, la periodista agrega que existen muchos clubes, incluso el CeNARD, que no están preparados para recibir a todos los deportistas con distintas discapacidades.

Los medios y los juegos

¿Es suficiente la cobertura que hacen los programas de televisión sobre esta competencia?
A través de los medios de comunicación todo el mundo puede observar desde su casa las actividades y competencias realizadas durante los Juegos Olímpicos.

En nuestro país, particularmente, se transmiten por varios canales como DXTV, ESPN, TyC Sports, Canal 7, Fox Sports y DirecTV, con coberturas en vivo desde las nueve de la mañana hasta la medianoche. También se puede seguir online en las plataformas de los canales de cable: TyC Sports Play, ESPN Play, Fox Sports Play y DirecTV Play.

Varios de los medios que transmitieron los olímpicos tenían la posibilidad de difundir los Juegos Paralímpicos. Sin embargo, solo DXTV, o más conocido como Deportv, informó y transmitió las noticias del día a día de estos juegos.

Couto, quien cubrió los juegos para este canal, explica: “No contábamos con la misma cantidad de horas de programación que tuvimos en los juegos convencionales”,”pero logramos informar acerca del evento en general y sobre nuestros representantes”.

La periodista sostiene que “los medios de comunicación, incluso los deportivos, les dan importancia a los Juegos Olímpicos cuando arrancan. En todo el período anterior de cuatro años de preparación de los deportistas, de los equipos de clasificaciones, son muy pocos los que difunden el deporte olímpico y le dan trascendencia”.

Por ende, si el deporte convencional tiene poca importancia dentro de la agenda de los medios deportivos, mucho menos importancia tiene el paralímpico. “La cuestión es simple: en general los medios no solo se manejan por la noticia sino fundamentalmente por aquello que es negocio”, se lamenta Couto. De esta manera, a este deporte no convencional se le termina dedicando un simple recuadro o una nota de color.

Si bien la difusión no es suficiente, ambos atletas, Muleck y Giménez coinciden en que la transmisión de Deportv en vivo en estos últimos juegos Río 2016 fue algo “impresionante”. Además, admiten que esto provocó que el público argentino identificara y reconociera a sus representantes.

Por otro lado, el arquero que logró el bronce en Brasil añade: “Cada vez que hay un torneo o algo lo tengo que informar yo, no sale en ninguna publicidad ni medio de comunicación. Cuando hay un partido en Argentina vienen amigos, familiares o estudiantes de Educación Física, pero no quienes se enteran por los canales. La verdad es que la difusión es poca”.

Los atletas paralímpicos sienten que es por la falta de información de los medios de comunicación que la sociedad no llega a reconocer a estos deportistas como sí a los olímpicos.

Varios coinciden en que a las carreras de estos deportistas se les quita el profesionalismo que en verdad es su característica principal y, en su lugar, se les tiene compasión y piedad por su historia de vida.

Laura Couto reflexiona y asegura: “Más bien se ve a los atletas como un ejemplo de superación, como un ‘ejemplo de vida’ y no como los deportistas de alto rendimiento que en realidad son”.

Por: Ana Inés Fernandez Monteverde y Justina Villegas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *