Los youtubers que te hacen dormir

Las redes sociales son el semillero de los memes. Los usuarios empeñan toda su creatividad en realizar fotos, videos y GIFs sobre los temas del momento y los comparten con sus contactos en Facebook, Twitter e Instagram.

En agosto de 2018, una youtuber estadounidense, LifeWithMak, se convirtió en uno de los personajes más parodiados en la red social del pajarito por sus expresiones faciales en sus videos. Entre broma y broma, el canal de la nena, quien apenas tiene 13 años, se fue llenando de curiosos, quienes descubrieron un mundo completamente nuevo para ellos que se resume en una sigla: ASMR.

Estas siglas responden al término “Autonomous Sensory Meridian Response”, que en español significa “Respuesta Meridiana Sensorial Autónoma”. En ellos, el o la youtuber pretende generarle estímulos visuales o auditivos a su espectador. Gracias a esos estímulos, este siente un cosquilleo en su cuerpo, que generalmente se presenta en la nuca y recorre toda la espalda. Por este motivo, al ASMR también se lo conoce como “orgasmo cerebral”, aunque nada tiene que ver con la excitación sexual. Esos cosquilleos producen una relajación en el usuario y generalmente son utilizados para dormir.

Makenna es dueña del canal “LifeWithMak” y realiza videos en los cuales susurra, acaricia pinceles, toca superficies, come o pretende ser veterinaria, dentista o maquilladora frente a un gran micrófono, para que se escuchen bien todos los sonidos que realiza. No es casualidad que muchos de los usuarios de YouTube se hayan extrañado con los contenidos que compartía la nena estadounidense, por lo que le dejaron comentarios en su canal diciendo que lo que hacía era asqueroso, o que su desempeño frente a la cámara los ponía incómodos. Las personas no entendían que la nena hacía videos de ASMR.

“Descubrí el ASMR una noche que no podía conciliar el sueño. De curiosa busqué en Google trucos para dormir y entre todas las páginas me apareció la sigla “ASMR” y empecé a mirar los videos. Al principio me dio un poco de asco, porque veía a la gente comer frente a la cámara y no entendía muy bien qué era. Con el tiempo encontré los youtubers que hacían cosas que me gustaban y me relajaban a la hora de irme a acostar”, contó Victoria Mayocchi, una estudiante porteña de 21 años quien es una activa consumidora de ASMR.

Según revela la serie de documentales “Seguir para creer” de Netflix, se suben 570 videos de ASMR por hora a YouTube en todo el mundo, y la cantidad de videos de ese género pasó de 5 millones a 11 millones desde 2017 a 2018.

Se multiplican cada vez más los comentarios de personas en los videos de estos youtubers en los que les agradecen por su compañía, como también por proveerles un escape, una relajación y hasta algunos usuarios les han dado las gracias por ayudarlos en su recuperación de la depresión. Debido a estos efectos, la ciencia ha empezado a realizar sus primeros estudios sobre estos videos y por qué repercuten de una forma tan positiva en las personas. Aunque al ser un fenómeno tan nuevo, no existen muchas conclusiones al respecto, ya que todavía se encuentra bajo investigación.

En un estudio realizado por la Universidad de Swansea, en Inglaterra en 2015 en el cual participaron 475 personas, determinó que el 82% de ellos utilizaba el ASMR para dormir y el 70% de estos para afrontar el estrés. Con respecto al humor, el 80% respondió que los videos lo afectaban de forma positiva luego de estar tres horas mirándolos. Además, los resultados de esta investigación arrojaron que las personas con mayor nivel de depresión eran los que tenían mayores beneficios al interactuar con el ASMR.

“Ahora, cuando no me puedo dormir me pongo los auriculares, busco en YouTube ‘GentleWhispering’ (N de la R: un canal de ASMR) y lo dejo hasta que se me cierran los ojos. Me pone muy feliz poder relajarme lentamente hasta poder conciliar el sueño gratis, fácil y sin medicamentos”, explicó Mayocchi sobre su experiencia con estos videos.

Una encuesta realizada por Philips a principios de 2018 reveló que 6 de cada 10 argentinos tiene problemas para dormir. Los principales trastornos que se sufren son insomnio, apnea, síndrome de las piernas inquietas, entre otros. La psicóloga Camila Moreno (MN 65230) explicó que estas dificultades a la hora de acostarse pueden acarrear “limitaciones en la vida cotidiana”. “Esto te lleva a tener menor rendimiento, conflicto en tu trabajo y agotamiento físico. Para poder conciliar el sueño de mejor forma siempre se recetan fármacos”, agregó.

Pero la profesional da el visto bueno con respecto a estos videos: “No me parece que haya efectos secundarios, ni nocivos para la salud. Es un efecto del placer y beneficioso para el sujeto. Hay algunos que lo sienten y otros que no, es muy particular de cada uno, es totalmente subjetivo. A las personas le es eficaz. Esperemos que dentro de unos años se estudie realmente ”.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *