Los venezolanos que emigran hacia los EE.UU. prefieren el estado de Florida

Según los datos de la oficina del Censo de los Estados Unidos en 2017 residían en el país del Norte unos 418.000 venezolanos de los cuales aproximadamente la mitad estaban registrados en el estado de Florida. 

Así como los cubanos inundaron en sucesivas oleadas las costas norteamericanas ahora son  los venezolanos bajo el estatus de asilados políticos lo que están llegando masivamente al  estado de Florida, lo que convierte a los Estados Unidos en el segundo país con más residentes venezolanos después de Colombia. A diferencia de otras corrientes inmigratorias latinoamericanos, el presidente Trump tiene una especial estima por los hijos de Bolívar y según sus propias palabras “estas son muy buenas personas, vamos a cuidar de ellos.”  

Puntoconvergente estuvo en Miami y accedió a testimonios de residentes. Uno de ellos, Carlos, ingresó a los EE.UU. con su mujer e hijo mediante pedido de asilo político, “yo soy ingeniero industrial, allá tenía una empresa de logística”, recuerda. “Allá tenía que ir a buscar a mis hijas al colegio para que no las secuestren, le pagábamos a una persona para que haga la fila en los supermercados y comprar comida, pero a veces ni comida conseguíamos, porque hay gente que espera a que compres y en cuanto salís te roba todo, o te roban mismo cuando estás haciendo la fila”. Pero el detonante para abandonar Venezuela fue el día que secuestraron a su mujer: “En nuestro país hay gente que aparece un día o te llama, y te extorsiona que si no le das tanto dinero, te secuestra a alguien de tu familia o hasta incluso te amenazan de muerte. En mi caso fue mi mujer, pero sabían el nombre de mis hijas y hasta a qué hora salían de la escuela, por eso decidí irme”,

Asilo político

Carlos explica porqué eligió los Estados Unidos para exiliarse: “Aquí en este país tú puedes pedir asilo político si es que peligra tu vida en Venezuela hace un par de años, es por eso que yo entre bajo la amenaza de muerte, pero otros no tienen tanta suerte”. La familia de Carlos aún continúa en Venezuela, y aclaró que les envía productos todos los meses, “cada dos semanas les mando provisiones, desde comida, dólares, hasta cosas elementales como pasta dental. Inclusive hay veces que las cosas que mando las venden, porque no se consiguen, y el dinero no abunda”.

 Otro testimonio similar es el de Romer y su esposa. Al igual que Carlos, decidieron escapar junto con sus dos hijos: “Yo tenía una empresa de venta y distribución de aire acondicionado, pero no aguantábamos más, lo que ha hecho el chavismo en nuestro país es muy triste”.

Al consultarle sobre el cambio rotundo de dirigir una empresa al de ser chofer, Romer no se averguenza: “Los primeros meses son muy duros, no parás de llorar, pero yo siempre fui un emprendedor, no planeo ser Uber toda mi vida, eso estaría mal”, es por eso que ahora está tomando cursos de capacitación por las mañanas y trabajando a la tarde: “De esto se trata empezar de nuevo”.

En cambio, Alberto escapó solo. “Me vine hace dos meses, mi familia me arengó a hacerlo. La situación no da para más. No puedes caminar por la calle, tenemos la inflación más alta del mundo y matan gente todos los días”, relata Alberto con pesar y agrega: “Acá es todo lo contrario, son las dos de la mañana y podés caminar por la calle, hay trabajo”.

Con cuatro años de emigrado, José, licenciado en Ciencias Políticas sigue de cerca la situación de su país y asegura que “lo peor que pudo hacer la oposición fue llamar a no votar las últimas elecciones, porque creyeron que no las iban a legitimar y el chavismo salió a votar igual, les regalaron un periodo más”. 

A pesar de lo manifestado en reiteradas ocasiones por Trump hay mucho pesimismo respecto de que pueda cambiar algo en Venezuela. “Es mucho parloteo, pero nunca pasa nada. Trump grita un poco más, pero creo que los únicos que vamos a tener que encontrar una solución si queremos que esto cambie somos nosotros” , reflexiona Carlos.

Radiografía de residentes

Estados Unidos es el segundo país con más residentes venezolanos después de Colombia. Solo este año, Estados Unidos

tuvo 28.000 solicitudes de asilo por parte de ciudadanos provenientes de Venezuela. Desde 2005 a la fecha, alrededor de 418.366 venezolanos viven a lo largo y ancho de los 50 estados del país de acuerdo con datos de la oficina del Censo de Estados Unidos. La ciudad de Doral en el estado de Florida tiene el mayor porcentaje de residentes con un 11,1%.

La agencia de la ONU para los refugiados y la Organización Internacional para Migraciones detalló en su último informe que uno de cada 12 venezolanos ha abandonado el país, llegando a la cifra de 2,4 millones de personas.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *