Los Pumpas XV, un equipo de rugby sin límites

Daniel Fernández quería que su hijo Joaquín, que nació con síndrome de Down, pudiera jugar al rugby pero ningún club lo aceptaba. Así fue como en 2011,  decidió emprender “Rugby Inclusivo Banco Hipotecario” en el Club Hipotecario, proyecto que busca integrar a todos aquellos chicos con discapacidades, al igual que su hijo.

Hoy el equipo de “Los Pumpas XV” está formado por 15 integrantes que juegan con las reglas de la World Rugby a excepción del scrum. El team lo integran 10 jóvenes con discapacidades intelectuales o diversidades funcionales y otros 5 jugadores que tienen un rol de “facilitadores” dentro de la cancha que son de distintos clubes de rugby de todo el país en donde participan en igualdades de condiciones

Fernández explicó que el proyecto comenzó en el Club Banco Hipotecario porque fue “donde les abrieron las puertas”. Allí funciona “Rugby Inclusivo Banco Hipotecario” todos los sábados por la mañana, donde no sólo los jóvenes pueden jugar gratis al rugby:  hay actividades para personas adultas con discapacidades intelectuales que realizan en el Club CUBA en donde entrenan los Pumpas.

No tenemos apoyo de nadie, sólo de Banco Hipotecario, CUBA y de los clubes que nos ceden jugadores, que son más de 20 equipos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Santiago del Estero y Mendoza, que nos apoyan y acompañan en todo”, contó Fernández.

Y agregó convencido: “Somos un grupo de personas que nos juntamos para jugar al rugby. Nosotros con la UAR y con la URBA tenemos contacto pero no somos un equipo que este anotado o reconocido por esas instituciones oficialmente, extraoficialmente si tenemos relación con ella”.

El nombre de Pumpas surge de la unión entre “Pumas” y “Pampas”.

Sin embargo confesó que el crecimiento de los Pumpas es inevitable ya que siguen sumándose jugadores y se encuentran en otras provincias con el proyecto. “En Buenos Aires somos más de 100 integrantes, hoy hay equipo en San Juan, Mendoza y Córdoba funcionando oficialmente debido a las visitas que realizamos y los proyectos que dejamos allí. Queremos seguir creciendo, no solo en el ámbito deportivo sino también empezar a trabajar en el tema laboral y en el área salud”, manifestó el creador del proyecto.

Por otra parte, Agustin Andreozzi, entrenador de la M13 del club Retiro donde Agustín, uno de los chicos de los Pumpas entrena, manifestó que hoy en Argentina “otro equipo como ellos no existe“.

En la actualidad, Andreozzi contó que está organizando la Fundación Mixed Ability Rugby Argentina, para que haya reparto a nivel nacional y poder hacer como los seleccionados provinciales y un seleccionado nacional.

Sé que hay otros a nivel mundial y este año se hizo el mundial en España de Mixed Ability en cual los Pumpas fueron campeones”, comentó el entrenador.

En el mundial de Vitoria, España -capital mundial de rugby inclusivo- participaron equipos de Irlanda, Italia, Inglaterra y España. De algunos países hasta dos equipos. En caso de los Pumpas hay un equipo A y B. El equipo Pumpas XV B, finalizó decimosegundo mientras que a los Pumpas XV A, se le otorgó el título de campeón del Mundial de Rugby al enfrentarse al conjunto irlandés Sunday’s Well Rebels por 10-7 en la final del campeonato. La IMAS (International Mixed Ability Sports), organizó el campeonato y es una entidad sin fines de lucro que promueve la inclusión de proyectos educativos combinados con el deporte.

Andreozzi explicó que a nivel general los chicos vienen acompañados de alguna patología relacionada al corazón. En su caso, el entrena a Agustín, uno de los jóvenes de los Pumpas, que esta operado del corazón. “Hay que ver cuáles son las limitaciones para no exigirles de mas y que no los pueda afectar”, manifestó. Por otra parte, aclaró que el rugby es un deporte integrador y tiene tres puntos básicos en los que siempre se insiste y se trata de inculcar: respeto, sacrificio y solidaridad.

Respeto porque no importan las diferencias ni cualidades de cada persona, cada uno es parte del equipo y se lo trata igual que al resto. Solidaridad porque si hay que darle un pase, por más que no sea el mejor jugador, se lo vas a dar porque es parte de tu equipo y lo tenes que bancar. Y sacrificio eso es ya más personal pero todos tratamos de ayudar al otro para que dé un poco más de sí, que de lo mejor”, afirmó Andreozzi.

Gustavo Inganni, entrenador de Banco Nación y ex campeón de la URBA 1986 y 1989 relató que la integración de los chicos en el rugby se basa en formar parte de un equipo y lo describe no solo como un deporte sino como un espacio de unión.  “En la vida normal, estos chicos, no pueden tener la oportunidad de ‘formar parte de’, y el rugby se las da”, explicó. 

Inganni afirma que los valores del rugby sirven para todos y no solo para los Pumpas.  “Yo creo que el rugby de integración es para los chicos la forma de poder comunicarse con la gente y estar formando de un equipo de obligación, respeto y solidaridad en donde todo es especial– comentó el entrenador de Banco Nación -. Es la forma que tienen de disfrutar su camiseta y el compromiso que tienen dentro de la cancha. Estos chicos te dan mucho más de lo que uno piensa. Creo que este deporte les da integración es optima”.

Los Pumpas conocieron a Agustín Creevy, capitán de los Pumas

A lo largo del año 2016 los Pumpas jugaron partidos y entrenaron con los Pumas 7’ Seven, Clínica de Rugby con los All Blacks, Los Tordos y Marista de Mendoza, Unión de Rugby de Cuyo Classics, y con equipos de primera división de URBA como Banco Hipotecario, Hindú, CASI, CUBA, Mariano Moreno, Delta Rugby, Deportiva Francesa, BelgranoAthletic y cerraron el año con una gira por la Ciudad de Mendoza.

Manuel Dell Olio, jugador de los Pumbas XV B contó que entró al equipo en junio del 2017 y fue el día que los Pumpas fueron a jugar al Club Banco Nación. “Me invitaron a jugar en su equipo, enseguida me sumaron al grupo”, confesó Manuel.

También contó que sus principales miedo es que al jugar se le caiga la pelota y lo golpeen. A pesar de eso, Manuel sigue jugando al rugby y no duda en dejar a su equipo, ya que lo considera como parte de su familia.  “Mi meta a futuro es poder ser capitán de los Pumpas”, declaró. Y por último agregó:”A partir que ganamos este ano el mundial en España sentí mucha emoción y felicidad. Estoy muy contento. Me sentía mas reconocido. Me considero buen compañero, ayudo y colaboro con el equipo”.

“La inclusión no es algo que favorece a las personas con discapacidad sino que mejora a la sociedad y a todos los que participan”, concluyo Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *