Las Pymes en Argentina, principales víctimas de una economía frágil

Compartilo

Las pequeñas y medianas empresas son las que más sufren por la crisis. Cada día, el cierre de compañías se acelera. 

En 2018 en la Argentina se perdieron más de 9.000 pymes y este año va camino a repetir el fenómeno. Se estima que el número de pymes que cierran por día en Argentina, llega hasta 54 en lo que va de 2019, según la AFIP, pero algunas consultoras dan números más elevados.

El 98% de las firmas con situación crítica entran en la categoría de pequeñas y medianas empresas y la inflación y la incertidumbre en el tipo de cambio paralizaron negocios que podrían considerarse como grandes, especialmente en el sector industrial.

Actualmente, en Argentina hay 853.886 PyMEs, según el Ministerio de Producción y Trabajo, de las cuales 655.077 fueron registradas en los últimos 3 años desde la sanción de la ley PyMe en julio de 2016. De acuerdo al Ministerio, las micro, pequeñas y medianas empresas del país ahorraron más de 6.700 millones de pesos del impuesto al cheque y cerca de 3.000 millones en descuentos del impuesto a las ganancias por haber realizado inversiones productivas gracias a los provechos que brinda la ley.

A través del registro, algunos de los beneficios que obtuvieron las Pymes fueron reducción de retenciones, compensación del impuesto al cheque y eliminación del impuesto a la ganancia mínima, entre otros. 

En cuanto al rubro de producción, la región pampeana es la que más aporta al sector pyme con un total de 634.667 entre Buenos Aires (265.470), CABA (200.148), Córdoba (82.089), La Pampa (8.535) y Santa Fe (78.425), comprendiendo casi el 75% de la producción de pymes del país. La mayor parte son del sector industrial y agropecuario en casi todas las provincias a excepción de Río Negro donde los servicios comprenden casi el 35% de la producción pyme en la provincia.  

Sin embargo, se estima que más del 10% de las Pymes en Argentina aún no están contempladas en la base de datos de la Secretaría de pymes y emprendedores del Ministerio de Producción.  

Pymes registradas en Argentina por sector y provincias. (Fuente: Ministerio de Producción y Trabajo)

Recientemente, la consultora PwC Argentina elaboró una encuesta vía e-mail a una base de datos de empresas pymes sobre las expectativas y condiciones de las empresas propias de los encuestados. Entre otros datos, el sector al que pertenece la empresa de la mayor parte de los encuestados es el de servicios con 32%, seguido de tecnología (14%) y de Retail/comercio (10%). Mientras que el 84% aseguran tener hasta no más de 50 empleados y menos del 56% afirmó tener una facturación anual por encima de $10 millones.

En otros indicadores, se concluyó que la inflación, la fuerte presión tributaria, las altas tasas de interés, y la volatilidad en el tipo de cambio, son los temas que más preocupan a los empresarios pymes ya que “ahogan” a las mismas e impiden la posibilidad de crecimiento.

Principales matices económicas que preocupan a los empresarios pyme. En bordò, los números de este año y en rojo los del año pasado.

Finalmente, la encuesta mostró que en el último periodo, 66% de las empresas consultadas se vio forzada a solicitar algún tipo de crédito, subsidio u otro tipo de apoyo económico para sostener y desarrollar su negocio, mientras que el 34% no. 

Y desprendiéndose de ese análisis, de aquellos que contestaron afirmativamente, el 82% manifestó que principalmente las altas tasas de interés, seguido de la burocracia de los trámites, las garantías y el desinterés de los financiadores bancarios en el proyecto, son algunos de los principales problemas a la hora de acceder a financiación bancaria u otros servicios financieros. 

Fuente: PwC Argentina

Por su parte, la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC) realizó un relevamiento en octubre y arrojó que ocho de cada diez pymes tienen incertidumbre sobre la economía nacional hasta fin de año y sólo un 16,9% expresó tener una rentabilidad positiva. A su vez, un 33,2% afirmó estar en el punto de equilibrio, un 35,2% de las pymes indicó estar prácticamente en situación de quebranto y finalmente un 14,6% no pudo determinarlo por la movilidad de precios en la Argentina. 

También, un 90,7% de las empresas encuestadas manifestó aumentos de costos en el tercer trimestre. La mitad, es decir un 44,6%, afirmó que sus costos se incrementaron más de un 30%. Además, un 12,1% de las empresas ha despedido trabajadores, mientras que un 11,7% ha suspendido personal y un 37,8% ha reducido horas laborales. Solo un 8,3% de las empresas piensa incorporar trabajadores, dato que refuerza la destrucción sostenida del empleo incluso hasta fin de año.

El economista en jefe de la usina de investigación Elypsis, Martín Kalos, explicó que hoy, al mercado interno al estar tan deprimido, la única pyme que puede tener una rentabilidad fuerte es aquella que está abocada a la exportación, cosa que aún así no garantiza del todo esa rentabilidad. -“Lo más probable es que si hoy una pyme tiene rentabilidad es porque es de las pocas que logra exportar de forma relevante para el volumen de sus negocios”- sintetizó Kalos.

Además, el licenciado y docente en economía opinó que el principal problema de las Pymes hoy es que no pueden vender en el mercado interno por la alta presión tributaria. “Los impuestos más altos se van a poder pagar el día que haya ventas, por lo tanto, en el momento que haya un gobierno que pueda aplicar políticas de mediano y largo plazo. La situación tiene que ser de cauto posicionamiento y esperar a que el contexto macroeconómico empiece a dar oportunidades. Básicamente, mientras no haya ventas no hay posibilidad de pensar en un mejor panorama”, remata.

Jorge López, propietario de la compañía de proyectos de arquitectura comercial y diseño “30”, asegura que el principal desafío que enfrentan las pymes hoy en dia es el de subsistir: “En la actualidad, dependes de que tu negocio tenga una facturación importante, ya no para crecer, sino para aguantar”, a pesar de que los costos de producción se vuelven cada vez más caros. Su firma, fundada en 1990, se encuentra registrada en el Ministerio bajo la Ley Pyme, con lo cual recibe beneficios para apoyar su rentabilidad. Sin embargo, concluye: “La incertidumbre es lo que más nos afecta; el mercado interno está en una situación delicada”.  

Según datos de la Confederación Argentina de Mediana Empresa (la cual solicitó en septiembre que de declare la “Emergencia Pyme”) la producción cayó en 5,1 puntos en el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) en comparación con el mismo mes de 2018, tras pasar de 80,7 a 75,6.

El último informe del Estimador Mensual de Actividad del Indec de 2019 que contempla hasta el mes de agosto de 2019, el estimador mensual de actividad económica (EMAE) registró una variación de -3,8% respecto al mismo mes de 2018, mientras que hubo una variación porcentual de -1,0% en proporción a julio. 

Más y menos

La actividad con mayor caída registrada fue la intermediación financiera (entidades bancarias), mientras que la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (principal sector de producción pyme en San Luis, Entre Ríos, Santiago del Estero, Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Santa Fe y Río Negro) fueron las de mayor producción con una variación positiva de 6,5% respecto del año anterior. Solo explotación de minas y canteras, administración pública y defensa/planes de seguridad social de afiliación obligatoria y enseñanza servicios sociales y de salud fueron los otros rubros que crecieron. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − dos =