Las fuerzas armadas suman personal femenino

Compartilo

La lucha por la igualdad de género se ha expresado en diferentes ámbitos sociales y la institución militar no ha sido ajena a esta problemática.

La incorporación de las mujeres a las Fuerzas Armadas es un paso importante hacia la igualdad de género. Por eso, se han diseñado políticas que buscan contemplar los problemas cotidianos que padecen las mujeres militares en el desarrollo laboral.

Si bien el ingreso de mujeres al ejercito que fue en 1960 a diferencia de las Fuerzas Armadas y Fuerza Aérea en 1980, recién en el año 2007 el Ministerio de Defensa creó el Observatorio sobre la Integración de la Mujer en las Fuerzas Armadas.

Ademas se conformó el Consejo para Políticas de Género del Ministerio de Defensa , integrado por diferentes instituciones públicas estatales y no estatales, cuya función está dirigida al desarrollo de propuestas para el mejoramiento de las condiciones en la carrera militar, eliminar obstáculos y promover acciones que garanticen la igualdad real de oportunidades para hombres y mujeres.

En el año 2008, se creó el Departamento de Genero de la Fuerza Aérea Argentina para analizar y evaluar las distintas situaciones de las mujeres en la carrera militar a orientar y recibir inquietudes relacionadas con cuestiones de género en el ámbito laboral, proponiendo acciones que puedan solucionarlas.

La presencia de las mujeres en la carrera militar, presenta algunas diferencias dependiendo de organismo al cual se incorporen. La Fuerza Aérea es la que mayor porcentaje de personal femenino tiene con un 44%; le sigue Armada y el Ejército con un un 32% y un 24%, respectivamente.

Mujeres en la Fuerza Aérea

La directora de la Dirección General de Políticas de Género del Ministerio de Defensa, Déborah Goren, argumenta que la mayor presencia de las mujeres en la Fuerza Aérea se debe a cuestiones técnicas: “Al ser una tarea menos física y tener requisitos más bien técnicos, facilita el ingreso de mujeres a diferencia del Ejército que es mas la física tiene menos mujeres”, y agregó: “Lo que si pesa a la hora de incrementar mujeres son las barreras subjetivas culturales que se disfrazan de objetivas”.

Las denuncias en la dirección son un promedio de 3 por semana, en su mayoría proveniente del área del Ejército al ser numéricamente mayor y desde el 2008 han bajado gracias a las políticas implementadas bajo 4 ejes:

  • Eliminación de la violencia
  • Equidad de genero
  • Operación de mantenimiento de la paz. Por ejemplo con el trabajo en Chipre, relaciones internacionales y cancillería en la que destacan el rol diplomático afuera gracias a la profundidad del trabajo.
  • Nuevos modelos de familia, paternidad y maternidad responsable con un programa con jardines maternales y paternales creados para que en su momento la mujer militar pueda quedarse en su trabajo y hoy en día ya se usan como nodos de promoción y pensamiento de nuevas familias, con responsabilidad.

Otra cuestión clave para la contención a las mujeres es la integración de quienes conforman la Dirección, tanto personal femenino como masculino, en su mayoría son del ámbito de las ciencias sociales, lo que permite que por ejemplo en el caso de la encargada de la parte administrativa al ser estudiante psicología social: “Al atender el teléfono la primera escucha la hace ella y no es cualquier administradora, y en esta oficina es relevante que una mujer que es victima no se sienta excluida del sistema y pueda sentirse contenida. Después los departamento suelen tener abogados, psicólogos y un trabajadores sociales”, explica Goren.

La dirección General de Políticas de Género existe hace 10 años y además existen 22 departamentos de las fuerzas armadas. No solo se capacita desde la dirección , como el  Plan Integral de Políticas de Género; un estudio comparativo del ingreso promedio de hombres y mujeres de acuerdo al nivel de sus formaciones y acceso a puestos jerárquicos, centrado en el análisis de estereotipos femeninos y masculinos, las brechas de género en el mercado laboral, sino que en los departamentos de género de las fuerzas también capacitan.

Goren concluye que desde 2011 no existen barreras formales para el ingreso de mujeres, pero sí barreras de orden cultural y subjetivo.

¿ Como lograr que no se desarrollen las barreras? Con grandes herramientas como LA LEY MICAELA que obliga a todas las personas en el Estado a estar capacitado en género y esto permite poder trabajar con prevención en todos niveles de la fuerza.

Además, para incrementar mujeres en las distintas fuerzas, la dirección realiza un control numérico que cada 6 meses piden estadísticas: “En base al registro, controlamos y destacamos si hay alguna baja muy brusca, indagamos en ver que paso y también hacemos análisis de si hay algún tipo de violencia en la escuela de formación”, señala Deborah y agrega que ” Fundamentalmente se nota el cambio cultural, en las camadas mas jóvenes es muy fácil de ver que hay eliminación de barreras, si bien el problema esta en las jerarquías” .

El interventor de El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, Pedro Mouratian, dijo que “la conquista de este nuevo escenario igualitario dentro del Ejército Argentino se debe al compromiso sostenido desde 2003 para que la equidad de género sea una política fundamental del Estado Nacional. Es importante que esa realidad sea promovida en todos los ámbitos, impulsando la integración de la mujer sin discriminación para garantizar siempre la igualdad de oportunidades. De esta manera, ningún escalafón es vedado para las mujeres en las FF.AA, ya que la Armada y la Fuerza Aérea habían efectivizado la total presencia femenina entre sus filas con anterioridad”.

La resolución  1143/11 firmada el 5 de septiembre de 2011 por el jefe del Ejército, el teniente general Luis Pozzi, hace a las políticas de equidad de género en las FF.AA que impulsa el Ministerio de Defensa, ya que estableció: “Dejar sin efecto toda disposición vigente en la Fuerza que restrinja o limite el acceso del personal femenino a los distintos escalafones que integran la estructura de personal, los que, a partir de la presente, serán cubiertos en igualdad de condiciones que el personal militar masculino”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =