La Opera conquista Internet

Compartilo
 Las obras más grandes de ópera siempre tienen su público predilecto a quienes imaginamos como personas de la alta sociedad, con vestidos largos y peinados altos. Sin embargo, el viernes pasado durante la función de la ópera “La Traviata” en el Teatro Real de España, el público fue bastante distinto. 60.000 personas pudieron verlo desde sus casas gracias a The Opera Platform, la nueva iniciativa de Europa Creativa, un proyecto de la Comisión Europea.
El proyecto es una página web a través de la cual se podrán ver las producciones de quince teatros europeos, en vivo y con máxima calidad de video. Según los organizadores, comenzaron este proyecto para difundir y la cultura y valorizar la ópera en una era tan digital. “La supervivencia de la ópera se halla, desde hace décadas, amenazada” sostiene Juan Casasbellas, director del coro de Buenos Aires Lírica. “Su apertura a públicos nuevos también puede ser una vía para evitar la decadencia del género en las preferencias del consumidor” afirma.
La página no sólo servirá para ver las obras en vivo ya que estas quedarán archivadas en la plataforma para ser vistas durante seis meses.
¿Por qué internet? Desde su aparición, Internet ha sido la herramienta que más ha evolucionado y, hoy por hoy, no estar en Internet es un sacrilegio para muchos. Hasta los diarios más tradicionales tienen páginas web, servicios online y, en algunos casos aplicaciones para dispositivos móviles. Por lo que, si bien la ópera puede parecernos algo extraño y lejano, debemos concentrarnos en el fenómeno que conlleva que algo tan tradicional y antiguo, decida volcarse a hacia la mayor modernidad, el streaming en vivo.
“Internet es una herramienta de un potencial incalculable para la difusión de toda actividad humana y, claramente, suscita un interés infinito en todas las franjas de edad, particularmente en las franjas jóvenes” dice Juan Casasbellas. “Desde que el individuo abre el navegador de su computadora, tableta o teléfono, Internet está concebido en forma de experiencia gratificante a los sentidos, con colores, sonidos y materiales interactivos”.
Se plantea en este punto la pregunta de si llevar la ópera a la Internet es la única forma de masificarla. “Estos son tiempos de hedonismo e individualismo, donde muchas personas priorizan la comodidad y libertad de su hogar por sobre la ‘incomodidad’ de salir de él y trasladarse” opina Casasbellas. “También desde ese punto de vista, el acceso a un espectáculo a través de la Internet es tentador”.
Por eso no debe extrañarnos que los más antiguos teatros de Europa se sumen a la propuesta, aceptando llevar sus producciones a la web, algo que hace muchos años hubiera sido impensado.

Actualmente, el proyecto está pensado sólo para teatros en Europa, sobre todo por el hecho de que allí se encuentra los más grandes teatros y artistas de ópera. Sin embargo, podría ser un proyecto tomado por otros lugares del mundo y otros géneros.

“Creo que el ballet –otra de las artes amenazadas por el decreciente interés de los distintos públicos- podría también beneficiarse con su difusión a través de Internet” opina el Director del Coro de Buenos Aires Lírica. “Asimismo me parece urgente que la difusión de ópera a través de la web se extienda a nuevos continentes, en los que también existe un público potencial que puede enriquecerse con ella”.

En las siguientes semanas se irán sumando nuevas producciones a la propuesta The Opera Platform.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =