La caída del Puente Pellegrini

El puente Pellegrini, es una construcción histórica de la ciudad de Gualeguay. Mandado a construir por el entonces presidente de la Nación, Carlos Pellegrini, en 1892. Durante muchos años unió a la ciudad con su vecina, Gualeguaychú, y con Buenos Aires, pero debido a su vieja estructura se construyó otro a unos 100 metros de distancia, con el objetivo de cuidar dicho patrimonio.

Ya en el año 2007, una ONG de Gualeguay llamada “Corporación Desarrollo Gualeguay”, denunció y advirtió al “Ministerio de planificación federal, Inversión pública y servicios, Secretaría de transporte, y Subsecretaría de puertos y vías navegables”, las consecuencias que estaba trayendo la extracción de arena cerca del Puente Pellegrini, sumado al mal estado y al abandono del mismo. El organismo les respondió asegurando que no estaba bajo su responsabilidad, y que correspondía a la provincia frenar las extracciones de considerarlas perjudiciales.

También, el abogado Ignacio de la Riva junto al Ingeniero Oscar Perez, en el mes de abril de 2008, habían escrito una carta al Director General de Minería (que nunca llegaron a mandar) sobre los peligros que corría el puente: “La manera indiscriminada e intensiva con que se desarrolla la actividad arenera se traduce en daños al ecosistema y en una grave afectación a las infraestructuras públicas como el Puente Pellegrini y el Puerto Ruiz”, agregaron también “en lo que se refiere al Puente Pellegrini, la persistente extracción de arena al cauce del río a esa altura importa una grave amenaza para la estructura de dicho puente, dada la falta total de control que la actividad se despliega”.

En el año 2012 el viejo patrimonio de la ciudad terminó, efectivamente, cayendo.  Las areneras no tienen ningún límite de toneladas para extraer, según cuenta Juan Carlos Vita: “Yo pago por el arrendamiento de un km y hace 50 años que saco del mismo. En esta clases de ríos con cada crecida se llena de vuelta toda la arena que sacaste asi que jamás he llegado a quedarme sin.”

Luis Erro, la misma persona que actualmente posee una draga en la ciudad, también culpó a las areneras por el resquebrajamiento del Puente Pellegrini confesó: “Hay tres areneras en Gualeguay q nos traen constantes dolores de cabeza, porque además los que saben del caso y lo estudian aseguran que el puente Pellegrini se cayó por culpa de estas”.

1 Comment

  1. Pingback: Las areneras gualeyas, fuera de control | Punto Convergente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *