Jeni Tennison: “Lo que importan no son sólo los datos del gobierno, sino también que los datos que sirvan a la comunidad”

En el auditorio principal, Alex Howard, especialista en gobierno abierto, presentó a un panel de especialista que debatió sobre el riesgo de los datos abiertos, causado principalmente por los grandes y constantes cambios en el la política mundial. 

El grupo estuvo conformado por la británica Jeni Tennison (CEO del Open Data Institute), Paula Forteza (miembro del Parlamento francés, diputada para la segunda circunscripción de los franceses en el extranjero), Michael Jarvis (desarrollador del concepto de Open Data del World Bank y de la Alianza para el Gobierno Abierto) y Nnenna Nwakanma (activista de FOSS, consultora de desarrollo originaria de Nigeria en África y cofundadora de Free Software y Open Source Foundation for Africa).

La charla se concentró en aspectos del Open Data  que podrían ser perjudiciales para la sociedad. Howard logró una entrevista distendida con cada uno de los participantes, quienes se demostraron abiertos a un discurso más informal de lo que se acostumbra. 

“Quizás hemos estado pensando que esto tiene que ver con la Tecnología, y eso es lo que pensamos mal: los datos abiertos tienen que ver con los seres humanos y su desarrollo”, dijo Nwakanma, dando lugar al comienzo de la exposición. Tennison agregó a esta afirmación que   en los últimos 10 años de su trabajo como desarrolladora no se pudo incluir la Open Data en las operaciones del gobierno y de otras organizaciones para llevarla definitivamente a la vida cotidiana de los ciudadanos. Además, señaló que se ignoran las actividades de las empresas, a las cuales se parece ignorar cuando se exige la transparencia informacional. “Pensamos mucho en los proveedores y poco en los usuarios”, sumó Jarvis, resaltando otro de los errores que se están cometiendo hoy en día en el proceso de los datos abiertos. 

Forteza exclamó que se siente preocupada por la privatización del espacio digital y dio el ejemplo de Google Maps, que era un servicio gratuito y luego paso a ser pago. También aceptó que se tiene que llegar a un acuerdo entre la privacidad y la libertad de datos, a lo que contestó que siempre se generarán diferencias entre los que tengan acceso a la información y los que no. A su vez, Nwakanma dijo que los datos abiertos no están respondiendo a las preocupaciones de las personas: “Necesitamos una cultura de apertura. preguntémonos cual es el mayor interés para el ciudadano. Mi gran temor es llegar a este 50 y 50, de ellos y nosotros”, concluyó. 

Tennison finalizó la charla, señalando que el gobierno analiza muy bien la infraestructura de los datos para controlar a la sociedad, pero que deberían usarse para el bien común. “Lo que importan no son sólo los datos del gobierno, sino también los datos que sirvan a la comunidad”, concluyó de este modo la exposición del panel. 

Nota: Barbara Chatzky, Rocio Alessi, Lucia Castro y Felicitas Paganti

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *