GeoVin, la aplicación argentina que permite localizar vinchucas

Un grupo de científicos argentinos que dependen del Conicet y de la Universidad Nacional de La Plata, crearon GeoVin, una aplicación argentina que permite detectar vinchucas y ver si trasmiten o no el mal de Chagas.

GeoVin es una base de datos que se actualiza constantemente sobre la ubicación geográfica de vinchucas en Argentina, insecto que dependiendo de su especie -hoy se reconocen 16- puede transmitir el mal de Chagas.

Hasta mayo de 2018, cuando se lanzó la aplicación, los especialista cuenta que los únicos datos que se tenían sobre la distribución potencial de vinchucas en el país era un atlas del año 1998.

“Cuando empezamos a hacer el mapa [de la distribución de vinchucas en Argentina] notamos que hasta el 2000 hay un montón de información en Argentina, y desde ahí en adelante se volvía muy escasa en muchos lugares. Entonces, la duda fue: ¿se está eliminando el insecto en todos esos lugares o es que no se los busca o reporta su hallazgo?” comenta Gerardo Martí, uno de los investigadores del Conicet que fue parte de la creación de GeoVin.

Frente a esta situación, los investigadores decidieron desarrollar GeoVin, con la cual recibirían fotos de los usuarios de la aplicación para que los investigadores puedan corroborar si el insecto fotografiado es una vinchuca, y en caso de que lo sea, qué especie es. “La aplicación nos envía las coordenadas del lugar de donde se sacó la foto para que nosotros sepamos qué especie fue hallada y en qué lugar de Argentina”, aclara Martí.

Un app que funciona en comunidad

GeoVin funciona a partir de la participación ciudadana: los usuarios que encuentran un insecto pueden detectar si lo que vieron es una vinchuca, y en caso de serlo, de qué tipo de especie se trata, con información sobre el insecto y fotos de gran calidad.

A su vez, la gente pueden enviar las fotos del insecto que encontraron y los investigadores les responden a través de un sistema de mensajería interno de la propia aplicación.

Este ida y vuelta entre el usuario y la aplicación es lo que permite un contacto en caso de que se considere necesario, pero para que esto suceda es necesario que el usuario se registre en la aplicación con un correo electrónico y una contraseña.

GeoVin además cuenta con información detallada sobre el mal de Chagas, la problemática, los síntomas, qué hacer en caso de tenerla, qué tratamiento seguir.

“La aplicación pasó por varias versiones de prueba para asegurarnos que los usuarios tuvieran una buena experiencia utilizándola. Fue de vital importancia que usuarios externos al grupo de trabajo usaran la app; ahí encontramos la mayoría de los errores tanto en código como en utilización”, comenta Joaquín Cochero, doctor y desarrollador de la aplicación.

Cochero cuenta que al habilitar GeoVin al público para descargar, la mayoría de los errores estuvieron vinculados a las distintas resoluciones de pantalla de los móviles y con la falta de calidad en las fotos que mandan los usuarios con los insectos. Como consecuencia, se decidió incorporar un sistema básico de entrenamiento para sacar fotos en la próxima actualización de la aplicación.

“Una diferencia grande de GeoVin es que en pocos lugares las personas pueden encontrar fotos de tan buena calidad de todos los insectos que hay en Argentina. La aplicación cuenta con todos los registros históricos de cada tipo de vinchuca, y el mapa continúa actualizándose constantemente, cosa que falta en internet”, explica el especialista.

En la actualidad, GeoVin está disponible para descargar gratis en dispositivos con sistema Android. Los especialistas comentan que decidieron focalizarse en este sistema porque “en la Argentina el porcentaje mayoritario de los dispositivos móviles es Android”. Sin embargo, no descartan la posibilidad de que a futuro la aplicación se realice para el sistema iOS.

Durante la primera semana después del lanzamiento de GeoVin alcanzó las 300 descargas. Según explican los desarrolladores, la idea es promocionar la aplicación con jefes provinciales para que empiecen a probarla.

Cochero destaca ya que más allá de la descarga, “lo importante es que la gente pueda usar la aplicación” y aprovecharla para su uso primordial para evitar la proliferación del mal de Chagas.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *