Energías renovables: Un raro ejemplo de política de estado

Argentina cuenta con un territorio inmejorable para la generación de energía eólica y solar y desde hace algunos años viene marcando el rumbo en ese sentido. Por caso, en 2015 se promulgó la Ley 27.191 con el objetivo de alcanzar en 2015 un 20% de la matriz energética a en base a energías renovables. Cuando Mauricio Macri asumió la presidencia y designó al hoy exministro de Energía y Minería,  Juan José Aranguren, le encomendó no solo alcanzar las metas fijadas por ley sino también el de crear un ambiente de negocios alrededor de las energías alternativas para atraer inversores locales y extranjeros al sector. 

La amplia convocatoria de ofertas de la Ronda 2 del Programa RenovAR, lanzada por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, realizado el 17 de agosto de 2017 mostró un fuerte interés inversor para desarrollar proyectos de energías sustentables. Se presentaron 228 propuestas por un total de 9.401 MW, ocho veces más grandes de los que inicialmente había propuesto el Gobierno y en comparación a las dos convocatorias realizadas en 2016 donde el total recolectado había sido de 59 proyectos por un total de 2.423 MW.

___________________________________________________________________________________________

La caída de los mitos

Por su parte, Maurizio Bezzeccheri, Country Manager de ENEL, la distribuidora mundial más grande de energía,  argumentó que “las energías renovables habían tenido mitos negativos que venían dadas a experiencias negativas en Europa, como que eran insostenibles y que costaban mucho. Sin embargo, cuando empezaron a difundirse las renovables en América Latina se demostró que las malas experiencias en Europa no eran verdaderas” . Bezzeccheri comentó que el problema en la Argentina no eran los recursos, sino el miedo al impacto que podían tener la llegada de una nueva forma de producir energía poco convencional. No obstante, experto en el tema, asegura que el país está preparado por su alta gama de recursos naturales y por la intensidad del viento. “En Europa una planta eólica funciona 2300 horas y acá funcionaria el doble y esto está probado”, asegura.  

Maurizio Bezzeccheri, Country Manager de ENEL

La consultora PwC había realizado un estudio sobre el impacto que RenovAr 2 tendría en el contexto de los negocios y detallando que actualmente las energías renovables representan el 2% de la matriz energética argentina y para alcanzar las metas del programa (incorporar 10.000 MW) será necesaria una inversión de  15.000 millones de dólares. Para octubre se aguarda el lanzamiento de la fase 3 del programa RenovAr y, dado el éxito de las versiones anteriores, el Gobierno aguarda por un boom inversor en la materia. Pablo Pettinarolli, CEO de Wider Business Solutions agrega que “en el mundo hay pocos lugares como la Argentina en recursos eólicos y solares. En cuanto a la biomasa pasa lo mismo porque los árboles tienen un crecimiento visto en pocos lugares del mundo, desde ese punto de vista hay mucho futuro”. No obstante, menciona que las tarifas de luz complejizan el proceso y que genera muchas discusiones ya que “en el país se paga un costo promedio de 70/80 dólares el megawatt por hora y eso hace a las renovables aún más competitivas”.

_______________________________________________________________________________________________

60.000 puestos de trabajo

El subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, comentó que la energía en el país pertenecía a un sector que estaba dormido, y desestimó que las energías renovables “vengan a sacarle el lugar a otras fuentes. Eso es un mito, ya que es compatible con las demás. La matriz nunca será 100% renovable, de hecho estamos proyectando el 20% en un mercado que hasta 2025 irá creciendo año a año”, resaltó durante el Congreso Expoviento y Energía que se desarrolló en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires.  Del mismo modo, explicó que era un “sinsentido no aprovechar las renovables por su capacidad de generación y los precios”. 

De modo similar, Rodrigo Herrera Vegas, co-fundador de Sustentator, agrega que una de las características que tiene el negocio de las energías renovables es que “no hay corrupción. Justamente las renovables tienen la característica de ser muy transparentes en su economía a diferencia del gas”  lo que demuestra por qué tarda tanto en llegar al país.  Por otra parte, Herrera Vegas observa que los precios estipulados en RenovAr son ultra competitivos, inclusive a nivel internacional, y para poder realizar dicho proyecto a esos precios es clave conseguir financiación. “Los proyectos RenovAr son proyectos financieros en el cual, aquel que gana es aquel que se financia a la tasa más barata posible”, comenta el empresario que destaca el “éxito del programa”.

Rodrigo Herrera Vegas, consultor en energía renovable y co-fundador de Sustentator

Pettinarolli, por otro lado, aclara que la energía renovable no está disponible cuando uno la requiere, sino cuando el recurso está, ya sea eólico o solar, cosa que no ocurre cuando uno genera otro tipos de energías como quemar madera, residuos agropecuarios porque sería combustible como el gas natural.

A pesar de que lo licitado en RenovAr 2 no es suficiente para llegar a ese 8% de las energías renovables de la matriz energética nacional, el clima es positivo. No sólo porque las energías renovables llegaron para cambiar el paradigma energético argentino, sino por su posible impacto en el empleo (estiman 60.000 nuevos puestos de trabajo) en momentos que la tasa de desocupación trepó al 9% la economía. 

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *