El regreso del fútbol y el efecto de las tribunas vacías

Compartilo

La pelota comenzó a girar en las principales ligas de fútbol europeas. Se escucha la voz de los jugadores pidiendo la pelota o reclamando una falta y la indicación del entrenador para que sus dirigidos recuperen la concentración, de pronto, se vuelve nítida cuando los comentaristas televisivos lo permiten.

Las tribunas vacías es la nueva normalidad a la que los ciudadanos del viejo continente tendrán que acostumbrarse por un tiempo mientras ven a sus equipos por televisión. Deberán observar desde sus sillones cómo el vacío ocupa las butacas que hace poco tiempo ellos mismos llenaban.

La primera división alemana fue la primera gran competencia en dar el puntapié inicial al anunciar la reanudación de la Bundesliga el 18 de mayo con un protocolo que incluyó puertas cerradas y un máximo de 300 personas en cada evento.

En suelo alemán se encuentra el Signal Iduna Park, perteneciente al Borussia Dortmund, dueño de una de las aficiones más fieles del universo futbolístico. Según datos del sitio web oficial de la Bundesliga, la casa del Dortmund contó con un promedio de asistencia de 81.154 espectadores por partido previo al parate por la pandemia. Será entonces cuestión de acostumbrarse a ver las tribunas sin el calor de un público que suele ser un protagonista principal en el espectáculo.

Datos extraídos del último informe del Observatorio de Fútbol CIES (2019)

Con lentitud pero sin pausa, y siempre ajustado sus protocolos sanitarios, las restantes grandes ligas vuelven a darle acción a sus competencias. La liga española regresó a darle ruedo a la pelota el 11 de junio con el plato fuerte de la fecha: el clásico andaluz entre Sevilla y Real Betis. La imagen del Ramón Sánchez Pizjuán vacío fue un puñal para los seguidores del equipo del sur español. El último derbi sevillano en la cancha del Sevilla fue en 2019 y había contado con la concurrencia 42.885 fanáticos.

El 17 de junio fue el turno de la Premier League de Inglaterra con el Manchester City de Pep Guardiola y el Arsenal de Londres protagonizando un partidazo. También lo hicieron sin sus seguidores acompañando en la cancha. La gradería del Camp Nou acostumbrada a sentir el calor de un público que se renueva cada fin de semana para ver una acción en vivo de Lionel Messi también se verá sorprendida por la frialdad de los partidos a puertas cerradas.

Por su parte, Paulo Dybala y Cristiano Ronaldo fueron testigos de la reanudación del futbol de primera división de Italia. El partido por Copa Italia que disputaron representando a la Juventus frente al Milan hubiese contado con tribunas colmadas pero los 41.000 seguidores que suelen acompañar a la vecchia signora en el Allianz Stadium brillaron por su ausencia.

Pablo López, entrenador Nacional de Fútbol en España y con una vasta trayectoria en distintos clubes de su país de origen y además, licenciado en Ciencias Políticas y Director Deportivo, analiza el cambio. “El público en el fútbol es un componente fundamental. La situación actual que vivimos obligará a los cuerpos técnicos a focalizar hábitos de entrenamiento en aspectos determinantes para estos partidos sin público”, reflexionó

Cifras brindadas por el sitio especializado en medio de Alemania DWDL.DE

Uno de estos aspectos es el mental: “Al jugador le tenemos que hacer ver que su rendimiento no le puede afectar por la ausencia de público. Se debe trabajar más la concentración, la comunicación entre jugadores y preparar entrenamientos con escenarios similares a los que luego enfrentaran los jugadores el día del partido”, agrega.

En esta misma línea, Marcelo Lipovetsky en su carácter de Entrenador de Futbol y MBA en Gestión Deportiva reafirma el foco sobre los aspectos mentales que los jugadores de las grandes ligas europeas deberán poner en práctica cuando enfrenten canchas vacías, escenario al que no están acostumbrados: “Hoy en día quienes tenemos una función de liderazgo dentro de un equipo en cualquier especialidad la abordamos mediante una tecnología interdisciplinaria donde exista tanto un enfoque competitivo, psicológico y, en el caso del deporte de alto rendimiento, hasta neurocientífico. La falta de afluencia de publico podría generar un relajamiento en los jugadores que podría observar desde el punto de vista mental en las dificultades para concentrarse”.

Desde España, viviendo de cerca la vuelta de la liga profesional en su país e imaginado un futuro donde se habilite la presencia de espectadores, López agrega: “El fútbol sin afición no es fútbol. Nos costará un tiempo, pero lo iremos haciendo. La presencia de espectadores será igual, poco a poco los simpatizantes volverán acudir a sus estadios”.

Los hinchas: el ansia de asistir a la cancha a ver a sus equipos

Los jugadores tendrán entonces que habituarse y buscar factores junto al personal técnico que estimulen su adrenalina y concentración. Por lo pronto la pelota no se detendrá y será su oficio como profesionales del deporte quien deberá alimentar, sin el estímulo de hinchas ensordecedores, la ambición por competir y cumplir los objetivos de los clubes que representan.

Sin embargo, quienes enfrentan un escenario más complejo son los fanáticos que alimentan el espectáculo. El interrogante surge en vistas de un potencial regreso del público a la cancha, situación que pondrá en evidencia el choque entre el temor a asistir a un evento de público masivo y el ansia de concurrir nuevamente a la cancha.

“Desde mi perspectiva, está tan lejos aún la finalización de la pandemia como también la posibilidad de la asistencia a espectáculos masivos que, cuando ello ocurra, el público deportivo estallará en júbilo. Quizás exista una muestra de esa población aún reticente a los eventuales efectos de una nueva aglomeración pero cuando se perciba que finalmente volvimos a la normalidad, la alegría será aún mayor”, afirma Lipovetsky

Y agrega: “como toda luna de miel, seguramente se verán exacerbados algunos comportamientos tales como mayores juntadas y demás reuniones para compartir el evento dentro o fuera del recinto donde se encuentren los protagonistas”.

Fútbol, inglés a cancha llena. Postal que parece lejana en la actualidad

Marcelo Androetto es psicólogo deportivo y realizó coberturas periodísticas de mundiales de fútbol, copas europeas y Juegos Panamericanos como periodista especializado. Conoce de estadios repletos y eventos deportivos masivos.: “Definitivamente mientras el virus siga circulando y no estemos vacunados creo que la imagen de las tribunas llenas es una escena que no va a suceder. Si puedo imaginar cómo sería una posible vuelta al cine o a comer a un restaurante pero el tema de la ida a la cancha lo veo difícil”, evalúa

Ese desahogo pulsional que el hincha de fútbol transporta en cualquier parte del mundo podría verse reflejada en una realidad que empero parece lejana. Androetto completa: “Creo que el hincha del fútbol va a tener mucha más abstinencia de ver a su equipo en la cancha que un fanático del teatro o el cine pero insisto para volver a ver tribunas repletas de gente como tenemos en Argentina hay que esperar que se vaya el miedo. Mientras exista el miedo y no estemos vacunados lo veo lejano”.

Fútbol argentino: ¿cuando regresa?

El nuevo presidente de la recientemente creada Liga Profesional de Fútbol de Argentina (LPF), Marcelo Tinelli, dejó en claro que la actividad futbolística en Argentina podría regresar recién fin de año. En su cuenta personal de Instagram, el mandamás de la Primera División del fútbol nacional declaró: “Es difícil ponerle una fecha en estos momentos tan difíciles y con el crecimiento de los contagios. Ojalá que podamos estar volviendo a jugar, siguiendo los protocolos, en los últimos 3 o 4 meses del año”.

Los protocolos para un posible regreso todavía no han ido delineados y el panorama en tanto la reanudación de la competencia es indefinido y dista de ser esclarecido a la brevedad como si lo han hecho las principales federaciones de fútbol en Europa. Es claro que el viejo continente ha superado la peor parte de la Pandemia mientras que en territorio argentino aún se espera el pico de contagios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 7 =