¿El modelo de fútbol que se viene?

El fútbol es uno de los pocos deportes que no integró por completo la tecnología en su práctica a diferencia de disciplinas como el rugby, el hockey y el tenis, que hace tiempo ya les abrieron sus puertas. Solo las ligas de Inglaterra y Alemania incursionaron en el sistema de detección automático de goles. Este consiste en un software que permite, a partir de cámaras especiales instaladas en los estadios, definir si una pelota atraviesa completamente la línea del arco; con el fin de disminuir el margen de error de los árbitros al dirimir una jugada dudosa. La FIFA ya incluyó este sistema en la Copa del mundo de Brasil, la Copa América Centenario y en la Eurocopa de este año.

La FIFA, el órgano encargado del fútbol mundial, está a favor de que este se modernice e imite a deportes como el hockey, donde cada equipo tiene dos chances de pedir video ref. ante un supuesto mal fallo. ¿Qué es? Consiste en la revisión de repeticiones mediante la televisión para que un cuarto árbitro determine si el pedido es efectivo o no.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando las nuevas tecnologías son usadas, ya no para corregir fallas arbitrales, sino en pos del mejor funcionamiento de un plantel? Sin ir más lejos, la peruana es una de las selecciones pioneras en Latinoamérica a la hora del uso de tecnología en el fútbol utilizando desde sistemas de GPS a circuitos cerrados de cámaras estratégicamente colocadas en los estadios. Su entrenador, el argentino Ricardo Gareca, ex – director técnico de Vélez, Palmeiras, Independiente y Colón entre otros equipos, considera como fundamental el uso de nuevas herramientas para optimizar el rendimiento individual de cada jugador. “La tecnología en el fútbol es fundamental hoy por hoy para mostrarles a los jugadores cosas del partido que antes eran difíciles de mostrar; ahora tenés los videos en el celular para mostrarles sus defectos, sus cualidades y las cosas que uno quiere”, explica el entrenador, y asegura: “Sin dudas nos facilita el trabajo”.

Además de facilitarle a un DT el análisis de su equipo, las nuevas tecnologías funcionan para estudiar a los rivales; “de la misma manera que te ayuda a ver tus errores y virtudes, te permite analizar minuciosamente los de los rivales”, dice Gareca y agrega que los distintos software facilitaron abismalmente tareas como, por ejemplo, observar el desempeño de algún jugador particular o incluso el rendimiento colectivo del rival de turno.

Otro aspecto para tener en cuenta es el uso de la tecnología que facilita la labor de los árbitros en jugadas dudosas. Gareca se manifiesta en contra de esta tecnología: “Yo creo que el fútbol, al ser un deporte que se juega exclusivamente con los pies, está sujeto al error permanente; casi todos los deportes se juegan con las manos, por lo que se tiene una mayor precisión, en cambio con los pies los errores son más constantes. Por esa razón creo que el fútbol, como juego de errores, perdería su emoción y su esencia si se suprime el error del árbitro.

“Ya ni me acuerdo de todas las veces que me perjudicaron ni que me favorecieron; las reglas son las mismas para todos, un día se equivocan para tu lado y otro para el rival”, dice entre risas, quizá recordando el gol de Raúl Ruidíaz con la mano en la última copa América con el que Perú eliminó a Brasil.

La Selección comandada por Gareca utiliza un sistema de análisis táctico tanto colectivo como individual de su equipo y de sus rivales. Tomás Argento es jugador de hockey de la primera división de Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires y del seleccionado argentino que trabaja en la selección peruana analizando tácticamente a los rivales. Cuenta que la parte individual la trabaja gente capacitada para seleccionar distintos eventos de los partidos, que sirve para producir estadísticas y seguimientos personales de los jugadores.tec

Para calcular estos patrones, Argento explica: “Es un tema estadístico; vamos analizando partido por partido y de ahí obtenemos todas las recuperaciones de balón, las aproximaciones y todos los pases de un jugador para ir luego a la parte colectiva”. El analista cuenta que la parte colectiva es donde el entrenador visualiza las condiciones típicas del juego, desde cómo se mueve el rival en la cancha hasta si se repiten patrones de juego para tomar en cuenta a la hora de realizar el planteo táctico.

Argento, al ser jugador de hockey, afirma que estos análisis son muy comunes en el mundo de este deporte. “En general, se trabaja mucho con estos métodos en el hockey, por eso estoy muy acostumbrado a seguir a los jugadores de esa manera”, dice.

Con referencia a la tecnología para ayudar a los árbitros, el hockey, como muchos deportes en la actualidad, es uno de los que utiliza el video ref. para definir jugadas dudosas. Tomás Argento está a favor de esta ayuda brindada a los árbitros y dice que se tendría que implementar en el fútbol. “Yo soy partidario de ir aggiornando las reglas del fútbol porque podría ayudar un montón. Por un lado para la justicia en el juego pero también para evitar conflictos. Si se utiliza bien y se emplean pocos segundos para tener una respuesta certera, le haría muy bien al fútbol”, concluye.

Para él, solo debería utilizarse en situaciones límite donde la infracción que se está pidiendo no tiene que ver con el criterio del árbitro, algo muy parecido al hockey. Argento cuenta que con esta medida el jugador se siente más “cómodo y confiado” de que no depende todo del árbitro, si no que puede pedir el video ref. si discrepa con la decisión de aquel.

Adrián Vaccarini es un preparador físico especializado en fuerza y medición de patrones de los jugadores mediante la tecnología. Actualmente, trabaja como segundo preparador físico de Perú y se encarga de realizar y analizar evaluaciones físicas, controles de carga y entrenamientos de fuerza. “Yo soy el responsable de hacer el informe del análisis de las evaluaciones físicas”, comenta. Por otro lado se encarga de los sistemas de traqueo y GPS. “El sistema de traqueo consiste en dos subcámaras que digitalizan el campo; una toma una mitad del terreno y la otra, el otro lado del campo de juego. Estas dos imágenes se introducen en un software que las convierte en una sola y se procesa. Este programa calcula la aceleración y otra variable llamada potencia metabólica”.

Los datos obtenidos de estos sistemas se van archivando para crear una base de datos de cada jugador y así componer un informe específico del plantel que posteriormente llega a manos del DT. En este aparecen los datos del jugador, datos del partido, tipo de altura, tipo de superficie, hora del último partido, estadio y más variables para analizar con un contexto el rendimiento del futbolista.

La preparación física creció y se benefició de los avances de la tecnología, según Vaccarini. “Antes de tener a mano traqueo y GPS, evaluábamos cualidades físicas, asumiendo que esas modificaban el rendimiento. Hoy sabemos que no es así, ya que ahora se analiza el rendimiento de los jugadores en el campo de juego y si falta algo, es posible compensarlo en el entrenamiento”, dice.

Vaccarini es uno de los tantos que están a favor de la inclusión del video ref. para ayudar a los árbitros en jugadas determinantes. “Creo que tiene que incluirse sí o sí. Hay necesidades que se generan dentro y fuera del campo en donde hay tanto en juego que no puede ser que un error humano te deje afuera cuando es evitable. Lo que sí creo es que hay que reglamentarlo bien, pero si todos los deportes de hoy lo tienen, por algo será; no creo que haya mucha discusión”, concluye.

La mirada del juez

Más allá de todo lo investigado y consultado, la última palabra siempre la tiene el referí.
Federico García es un árbitro de las categorías de ascenso y divisiones juveniles de la AFA y se plantea una dicotomía a la hora de hablar de la implementación de nuevas tecnologías en el fútbol en sus dos roles, en el de árbitro y en el de fanático del deporte. Rápido y sin pensarlo demasiado, Federico señala por un lado que no le gustaría que se implementaran sistemas para anular el error humano a la hora de dirimir una jugada porque arruinaría el espectáculo, la emoción, pero cuando lo ve con sus ojos de árbitro, retrocede sobre sus pasos.

“Mientras sirva para ayudar bienvenido sea, porque en este juego todos quieren sacar la ventaja y los insultos siempre caen sobre nosotros, ya sea que el equipo gane, pierda, empate, nos equivoquemos o acertemos y eso para nosotros no está bueno”, dice. En su opinión, la tecnología podría servir en ciertas circunstancias del juego, no en todas, por ejemplo, a la hora de advertir si la pelota cruzó completamente la línea del arco para convertirse en gol o para certificar si una infracción fue dentro o fuera del área. Su solución para estos tipos de juicios tan frecuentes en el deporte rey sería la implementación del video ref., como en el hockey o rugby, para que un quinto árbitro pueda observar las repeticiones en un televisor y se comunique con el principal para decidir con mayor precisión.

Las opiniones y argumentos son tan variados como las voces, pero lo único seguro es que cada vez se desarrollan más sistemas tecnológicos en pos de optimizar el rendimiento deportivo y disminuir los errores tanto de los árbitros como de los jugadores. El mundo del fútbol ¿terminará cediendo ante estas innovaciones inminentes?

Por: Agustín Barbieri, Taiel Bonillo y Manuel Pérez Campanella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *