El dólar en Argentina

Compartilo

Un gran porcentaje de los bienes de capital (bienes duraderos usados en la producción de bienes o servicios, es decir, maquinaria, herramientas, edificios, ordenadores) es importado a la Argentina ya que no se produce en el país. Por esto, todos los gobiernos padecieron la escasez de la divisa. La sustitución de importaciones no funcionó.

La famosa sustitución de importaciones progresó poco en la historia del país y cada tanto, se vuelve al mismo problema que arrastra a toda la economía: la falta de dólares. Los distintos gobiernos los necesitan para importar los bienes e insumos claves para que las fábricas trabajen, se mantengan los empleos, las empresas paguen impuestos y el Estado aumente su recaudación fiscal. 

Salir de este esquema de dependencia de lo importado y del dólar, no es fácil ni de un día para otro. En una economía globalizada en la que los bienes viajan y se transan por el mundo con más facilidad, será todavía más difícil sustituir importaciones. “Hay sectores en los que nunca vamos a ser competitivos. La industrialización deberá venir donde más nos destacamos, principalmente en lo que es agro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 13 =