Cuánto ganan los futbolistas que no son estrellas

Compartilo

El salario mínimo de un futbolista en Argentina no cubre la Canasta Básica que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Es común pensar que los jugadores de fútbol cobran mucho dinero. Sin embargo ¿es así en Argentina? Sin contar los ingresos por publicidad, sponsors, auspiciantes, etcétera, el salario de un futbolista profesional en nuestro país no está muy por encima del necesario para no ser pobre. El informe publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) indica que la Canasta Básica en septiembre es de $34.784,75 mientras que el salario mínimo de un futbolista de Primera División es de $34.500.

Luego del acuerdo alcanzado entre Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) y la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), quedaron definidos los nuevos salarios básicos de los futbolistas de las categorías profesionales para la temporada 2019-2020.

Los montos, que fueron publicados en el boletín de la AFA, son los siguientes:

DIVISIÓN SALARIO BÁSICO
PRIMERA DIVISÓN $34.500
PRIMERA NACIONAL $28.000
B METRO/FEDERAL A $23.000
PRIMERA C $20.000
FEMENINO $20.000

FAA y AFA acordaron un aumento en torno al 35% en los contratos básicos de los futbolistas de todas las categorías profesionales del fútbol argentino que está en vigencia desde el 1 de julio de este año. Con respecto a los sueldos de la temporada pasada (18/19), éstos aumentaron considerablemente ya que los de Primera División antes cobraban, como mínimo, $25.200, los de Primera B Nacional $21.000, los de B Metropolitana y Federal A $17.400 y los de Primera C y también las jugadoras de fútbol femenino $15.000.

En marzo de este año, AFA anunció que desde esta temporada los 16 equipos de Primera del fútbol femenino deberán tener entre 8 y 11 contratos profesionales que serán solventados por la misma. Por otro lado, en la temporada 17/18 los salarios eran mucho más bajos. Como mínimo, un jugador de Primera División cobraba $16.400, uno de Primera B Nacional $13.700, B Metropolitana y Federal A $11.300 y uno de Primera C $9.800.

La variación interanual de la inflación, es decir desde junio de 2018 a junio de 2019, escaló al 55,8% de acuerdo con las cifras del INDEC. Este número es mayor al aumento salarial, que fue de un 35%. Por lo tanto, los futbolistas perdieron un 20,8% de poder adquisitivo durante este último año.

El bajo salario para los futbolistas de Argentina es una de las razones por las que los jugadores deciden irse al exterior. Si bien clubes como Boca o River pueden solventar grandes salarios, hay otros equipos que no tienen tanto dinero para hacerlo. Francisco Canepa, periodista de ESPN, señala: “En Sudamérica tenes, a nivel competitivo, un fútbol de segundo nivel con respecto a Europa y, a nivel económico, un fútbol de quinto nivel en el orden mundial. A partir de eso se hace muy difícil sostener a los jugadores”.

El balance publicado por el INDEC de septiembre muestra que un Hogar tipo 1, es decir una familia de tres integrantes, compuesto por una mujer de 35 años, su hijo de 18 y su madre de 61, deben tener $27.692,71 de ingresos para no ser pobres. Un Hogar tipo 2, es decir una familia de cuatro integrantes, compuesto por un varón de 35 años, una mujer de 31, una hija de 8 y un hijo de 6, debe contar con un ingreso de $ 34.784,75 para no caer bajo la línea de pobreza.

Fuente: INDEC

Por útlimo, un Hogar tipo 3, es decir una familia de cinco integrantes constituído por un varón y una mujer, ambos de 30 años, y cinco hijos de 5, 3 y 1, debe tener ingresos del $ 36.585,90 para no caer en la pobreza. Por lo tanto, un jugador de fútbol argentino que se encuentra dentro del Hogar tipo 2 y del Hogar tipo 3 y que recibe el salario mínimo, no puede mantener a su familia. En estos casos, necesitará el ingreso de sus parejas o buscar un trabajo adicional.

Franco Benítez, futbolista de 17 años y de la reserva de Argentinos Juniors, cuenta que decidió no firmar contrato con la institución porque “en ese momento la situación económica del club era mala, y pagaban muy atrasado. Eran muchos años y los salarios estaban tres meses atrasados”. Por aquel entonces, decidió asesorarse bien económicamente y, en base a eso, “nos dimos cuenta que era poca plata”.

El jugador nacido José C. Paz actualmente vive en La Paternal junto a su madre gracias a que Argentinos Juniors le mantiene un departamento. “Mis ingresos dependen de lo que necesite del mes con mis representantes, ellos me dan lo que quieran y un sueldo fijo por mes, que sería parte del departamento, seguro y patente del auto”, afirma. Por el lado de los sponsors, Benítez tiene un contrato por 3 años firmado con Puma en el que le dan “$21 mil para sacar por mes y me regalan los últimos botines y otras ropas”.

El factor económico es una de las razones por las que el fútbol argentino, e incluso sudamericano, está por debajo del europeo. Por motivos de dinero pero también de nivel, los futbolistas prefieren ir a jugar al primer mundo, donde también hay mejor estilo de vida y seguridad. Este es uno de los aspectos que desde la AFA y FAA deben revisar ya que cuando la inflación es del 55,8% interanual, los salarios aumentaron sólo un 35% con respecto a esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =