La radio como puente de inclusión social

“La radio es mágica y a través de la comunicación logro tener amistades y sabiduría”, cuenta Aníbal Pérez, uno de los integrantes de “Radio Mutante” que con 49 años siente que estudiar a su edad es una forma de superarse y salir adelante.

“Radio Mutante” es un taller de radio de la Universidad Católica Argentina (UCA) integrado por hombres en situación de calle que forman parte del programa “Familias con dignidad”, quienes  viven en el Refugio de Retiro y participan del Centro de día y aprenden desde la producción hasta la puesta en el aire de la radio.

“Familias con dignidad” es un programa que nació en el 2011 en la Facultad de Ciencias Sociales de la UCA, en el Seminario de Investigación de Ciencias Políticas.

El proyecto comenzó por iniciativa de los alumnos al ver tanta gente en situación de calle. Ricardo Patto, licenciado en Ciencias Políticas, es el coordinador del programa y explica: “La idea del proyecto era la inserción del equipo técnico a la dinámica familiar para que junto a la familia se elabore un proyecto de inserción social”.

A partir de la iniciativa por querer ayudar a la gente que más lo necesitaba se comenzó con el taller de radio para fomentar el compartir con otros, la importancia de cumplir reglas, y que aquellos interesados puedan conocer la radio y tener su propio programa como forma de inclusión social.

Juan Pablo Tramezzani, profesor de radio de la UCA y Ricardo Patto coordinan “Radio Mutante” los jueves de 14 a 15:45 hs. Los siete participantes producen, conducen y van cambiando de roles para aprender de todo un poco.

Patto cuenta que se autodenominan “Radio mutante” porque el hombre de calle está mutando permanentemente de espacio, de lugares y de situaciones.

“Es un grupo heterogéneo y muy capaz. Un día el grupo había ido al museo de River entonces el profesor Juan Pablo les propuso hacer un programa de museos y en 5 minutos armaron el programa”, afirma Ricardo, quien cuenta con orgullo el entusiasmo de cada uno de los integrantes.

Pablo Díaz tiene 48 años, es de Jujuy y estudió periodismo deportivo. Es uno de los integrantes de la radio y cuenta que por problemas personales terminó en la calle cuando vino a Buenos Aires pero que ahora tiene una segunda oportunidad y puede ayudar a sus compañeros que recién empiezan.

Un taller como medio para ayudar al prójimo y confiar en que se puede salir adelante. Un ejemplo a seguir de estos hombres que a pesar de las dificultades tienen mucho entusiasmo por aprender, por formarse y lo más importante, por compartir y disfrutar un buen momento con sus compañeros. La radio como puente que une a los que más necesitan con aquellos que están dispuestos a ayudar.

Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *