¿Cuáles son los barrios más inseguros de la Ciudad de Buenos Aires?

Compartilo

El Gobierno de la Ciudad presentó los últimos índices de robos con violencia y hurto en la Capital Federal.

A lo largo del 2018, según los registros oficiales del Ministerio de Seguridad Porteño, hubo un total de 112.667 robos, de los cuales el 62,7% fueron con violencia y el 37,2% fueron calificados como hurtos.  

El Ministerio de Seguridad define a los robos como “el apoderamiento de algo a través del uso de la violencia” y a los hurtos -según establece la legislación en los artículos 162 y 164 del Código Penal- como “aquellos delitos contra la propiedad en donde se produce el apoderamiento de algo sin el uso de la violencia”. 

El Mapa del Delito es producto de las denuncias en las comisarías y de encuestas de victimización. La herramienta recopila, procesa y analiza la información sobre las actividades delictivas dentro de los límites de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Los barrios más inseguros

En el barrio porteño de Palermo se registraron el año pasado un total de 8.606 robos, 690 menos que en 2017. Si bien se ubica primero entre los cinco barrios con mayor índice de inseguridad respecto del año anterior, es el único en el que la cantidad de robos se redujo.

El segundo barrio con más robos registrados en 2018 fue Balvanera, con un total de 7.347 casos (799 más que en 2017); el tercero fue Flores con 5.837 (113 casos más); el cuarto San Nicolás con 5.693 robos (subiendo en 97 casos más) y el último barrio con la estadística más alta fue Recoleta, con 5.627 robos (553 más que el año anterior).

El Mapa del Delito se actualiza cada seis meses y está a disposición del público desde 2016. A través de esta herramienta se busca incentivar que se realicen denuncias de los hechos para contribuir al trabajo del Ministerio.

Carlos Segalis, autoridad del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, explica que el mapa del delito constituye “una herramienta para la toma de decisiones estratégicas, dirigida a la recopilación, procesamiento y análisis de la información concerniente a las actividades delictivas que se desarrollan en el territorio de la Ciudad de Buenos Aires.”

Segalis enumera los propósitos principales que persigue el Mapa del Delito:

  • Contribuye a la elaboración de estrategias de prevención y conjuración del delito.
  • Promueve un direccionamiento estratégico de los recursos humanos y logísticos de los servicios de seguridad.
  • Favorece una respuesta oportuna a los requerimientos de la población en materia de seguridad.
  • Posibilidad de acceder a la información pública para poder controlar y aumentar su conocimiento sobre las acciones del gobierno y las fuerzas de seguridad es un derecho de todos los vecinos. 

El funcionario afirma que “la seguridad es una de las principales preocupaciones de los vecinos”, por lo que la creación del Mapa “permite contar con estadísticas fiables de criminalidad para la formulación de políticas de seguridad pública más eficaces y evaluar la efectividad de las respuestas”.

A partir de los resultados obtenidos, se modificó el despliegue territorial de la Policía de la Ciudad. Pero, ¿que significa el despliegue territorial? Segalis lo define como “un sistema de paradas fijas y patrullaje distribuido en cuatro turnos basado en un software que mide la superficie de la comuna, el mapa del delito, la densidad poblacional y el tránsito de personas para un despliegue preventivo y estratégico.” Esto permite que la disposición y las características de las paradas sean flexibles y varíen según el mapa del delito de cada barrio.

Asimismo, el despliegue tiene como objetivo desarrollar un modelo científico para optimizar la distribución de los recursos policiales tales como: el capital humano, los patrulleros, las cámaras de seguridad y las comisarías en la Ciudad de Buenos Aires. 

El funcionario agrega que los beneficios para los vecinos a partir de la creación del Mapa del Delito son “la mayor presencia policial en las calles, la prevención y disuasión del delito y una protección más eficaz.”

En total, se encuentran asignados al despliegue territorial 18.665 agentes, incluyendo 13.500 oficiales que abarcan 2.774 paradas (incluyendo las bancarias), 155 móviles de patrullaje preventivo 24hs y 217 móviles asignados a prioridad 911 (también las 24hs).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − doce =