Cita a Ciegas con un LIBRO, una propuesta para arriesgarse sin prejuicios y volver a enamorarse de la lectura

Cita a Ciegas con un LIBRO, una propuesta para arriesgarse, despojarse de
los prejuicios y volver a enamorarse de la lectura.

Elegir un libro envuelto en papel madera a partir de una serie de pistas como su género, el tiempo y algún hecho central, pero que no revelan ni su título, ni su autor ni tampoco dan indicios de su portada. Esa fue la propuesta de “Cita a Ciegas con un LIBRO” durante última edición de la Feria Leer y Comer. Los que se animaron corrieron el riesgo de que su elección sea gran acierto o un gran disgusto. Muchos comentaron, preguntaron y se sorprendieron ante esta curiosa invitación y unas 20 personas se arriesgaron e invirtieron $400 para vivir una nueva experiencia «a ciegas».

“Es un proyecto para incentivar y promover la lectura sin que la gente juzgue al libro por su portada”, explica Cecilia Conci, encargada – junto a Sol Rodrigo – del proyecto en Argentina durante la última edición de la Feria Leer y Comer, que se llevó a cabo el pasado fin de semana en el barrio porteño de Chacarita.

Todos los libros están forrados con el mismo papel madera, tienen una cinta a su alrededor y una serie de datos en la tapa. Son pistas sobre el contenido de cada ejemplar, pero no revelan ni su título ni su autor. Y, siguiendo el lema de no juzgar al libro por su valor, todos tienen el mismo costo de $400.

Según Conci, el proyecto genera intriga, por lo que mucha gente se aceró al stand, incluso más que en ediciones anteriores. Cita a Ciegas ha participado de varias ediciones de la Feria Leer y Comer y ésta, según sus dueñas, fue la más concurrida de todas. El promedio de ventas por edición de feria ronda entre los 15 y 20 ejemplares y según el público que más se anima a esta oferta varía entre los 20 y 30 años de edad.

“Es una propuesta distinta, elegir desconociendo al autor y la portada. Solo hay algunos datos en el papel y están todos los libros envueltos de la misma manera. Es jugado porque desconoces hasta el autor”, dice Gabriel después de comprar un ejemplar durante la Feria.

La idea de este proyecto surgió en una Biblioteca de California, cuando la bibliotecaria advirtió el poco interés por la lectura. Conci y Rodrigo lo desarrollan en Buenos Aires desde mediados de 2016. Actualmente trabajan con dos editoriales independientes: Godot y Final Abierto. Además, invitan a escritores noveles a que entreguen uno de sus libros y así poder venderlos en la página de Internet. También realizan señaladores con la técnica de Origami con el papel para envolver que sobra.

Conci y Rodrigo confesaron que el objetivo es posicionar a los libros de una manera no convencional, encontrarlos en varios bares y restaurantes. Hoy pueden encontrase en la página web: www.citaconunlibro.com.ar, durante las ferias de Leer y Comer y en algunos sitios en el barrio porteño de Palermo.

Por Irina Repeto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *