Cada 57 minutos hay al menos una víctima por accidentes de tránsito en la Ciudad

Un informe sobre Siniestralidad Vial en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que publicó la Defensoría del Pueblo demostró que en la Ciudad hubo 9.242 siniestros en los que murieron 92 personas y 9.860 resultaron heridas en 2016.

En tanto, la organización no gubernamental sin fines  lucro Luchemos por la Vida  también muestra que muere casi una persona por hora, y que esto no ha cambiado en los últimos 25 años.  Aseguran que la cifra anual de víctimas fatales es de 7.000 personas.

Javier Altrudi, integrante de la Dirección de Transporte de la Defensoría afirmó a Página 12 que  “el incumplimiento de las normas de tránsito sigue siendo la principal causa de los siniestros viales. Es una mezcla de imprudencia y el tiempo de circulación en la calle”.

Por otro lado, Sergio Levin, Director del Centro de Formación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) explicó: “Hay que comprender que el uso del espacio público es de todos y el gran problema es que cada uno cree que es de él. Es necesario respetar las sendas peatonales, las bicisendas, los carriles exclusivos. Ser un poco más conscientes”.

Según el estudio los motociclistas, ciclistas y peatones son los principales grupos de riesgo: Sumados concentran el 72% de las víctimas fatales.

A éste grupo pertenece Sergio Grimaldi, de cincuenta años. El martes 14 de abril de este año a las diez de la mañana, cuando iba camino al trabajo en bicicleta, un auto chocó contra él. Su cabeza golpeó el cordón de la vereda y permaneció inconsciente en el piso hasta que la ambulancia llegó. El conductor del auto se dio a la fuga al ver que Sergio no respondía y estaba repleto de golpes, y fueron los vecinos de la zona quienes llamaron al 911.

Si bien Sergio no tenia casco, un requisito para circular con bicicletas establecido en la ley 24.449, el conductor del vehículo pasó el semáforo en luz roja. Luego de estar tres semanas en terapia intensiva debido a una fractura de cráneo, comenzó su recuperación. Fue a hacer la denuncia pero no recordaba detalles del hecho y mucho menos la patente del auto. En la zona no se registraron cámaras por lo tanto todo quedó en la nada.

Como Sergio, Camila Ramos  de 25 años también sufrió un accidente, pero esta vez, como peatón. Mientras cruzaba Av. Librtador un conductor alcoholizado dobló apresurado con su auto y chocó contra ella. Desde hace un año que se somete a operaciones de alto riesgo para poder, en un tiempo, volver a caminar. Ambas víctimas no pueden trabajar, y están en una constante lucha con la aseguradora de sus trabajos para poder cobrar algún tipo de dinero y no solo mantenerse, sino también pagar sus tratamientos.

Víctimas como Sergio o Camila son algunas de las víctimas que esperan por años  respuestas que nunca llegan. Los datos presentados por distintos organismos siguen demostrando que hay una gran cantidad de accidentes de tránsito. Teniendo conocimiento en el tema, el Gobierno, ¿impulsará nuevas políticas para disminuir estas estadísticas que afectan cada vez más a nuestra sociedad? o ¿seguirán creyendo que el cambio nacerá a partir de la prudencia y de la responsabilidad de los ciudadanos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *